Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA ETA rompe la tregua s La lucha contraterrorista JUEVES 19 s 7 s 2007 ABC Edurne Uriarte Catedrática de Ciencia Política de la UPV ¿Etarras de más o de menos? Los datos aportados por el Gobierno al Congreso sobre el número de detenciones de etarras no coinciden con los que Interior tiene en su web. La página fue modificada ayer de forma precipitada J. L. LORENTE MADRID. El PP mantiene su estrategia de acoso contra el Gobierno a cuenta de la lucha antiterrorista. Los populares denuncian ahora que los datos aportados por el Ejecutivo socialista al Congreso sobre el número de detenciones de etarras en España y Francia de 2003 a 2007 no coinciden con las cifras que Interior tiene en su página web. Como ejemplo, el PP cita que el Gobierno comunicó al Congreso que, del 1 de enero hasta el 31 de marzo del 2007, se habían detenido en España a 42 miembros de ETA. En cambio, en la página web de Interior- -con datos actualizados a fecha de julio de 2007- -se habla de 15 arrestos. En total, 27 detenciones de diferencia. En este contexto, el PP ha elaborado un cuadro comparativo en el que se revela- -según los populares- -que los datos de detenciones en territorio español remitidos por Interior al Congreso son, a excepción del año 2005, más elevados que los que figuran en la página web, mientras que en el caso de las detenciones en territorio francés la tendencia es la contraria: a excepción del 2004, las cifras enviadas al Congreso son menores que los datos de la web. Estas cifras han servido también para que el PP constate que el Ejecutivo disminuyó la eficacia en la detención de etarras para mantener a ETA en el mal llamado proceso de paz La respuesta por escrito remitida por el Gobierno a ese parlamentario del PP señala que las Fuerzas de Seguridad del Estado detuvieron el año pasado- -durante la tregua- -a 19 terroristas, frente a 57 de 2005, 85 de 2004 o 129 de 2003, todavía bajo gobierno del PP. Cuando el Ejecutivo negoció y pactó con ETA, se redujeron de forma extraordinaria las detenciones denunció el PP. Tras esta denuncia, Interior cambió de forma precipitada a las 19: 50 de ayer su web para hacer coincidir sus datos con los aportados al Congreso. EL SUICIDIO VASCO omos bastantes los vascos crecientemente persuadidos de que nuestra tierra se dirige inexorablemente hacia el suicidio social. En forma de sustitución de nuestra prosperidad por la decadencia económica, cultural y social. Por el terrorismo. Por el fin de la esperanza de cambio político con el abandono socialista de la alternativa constitucionalista. Y por la locura identitaria de un nacionalismo que sustituyó el afán de crear, de producir y de prosperar, aquello de lo que tanto nos enorgullecíamos, por el afán de ser. El órdago de Imaz contra la radicalización de su partido y contra su creciente simbiosis con la estrategia del nacionalismo violento me suscita una pequeña esperanza. De rectificación del rumbo antes de que nos deslicemos por el precipicio. No sé si el giro de Imaz se debe a la constatación electoral de la trayectoria CIU en la que el PNV se está embarcando, es decir, su sustitución política por los radicales batasunos. Pero parece más bien, a juzgar por sus últimas reflexiones, que Imaz también ha percibido el precipicio. Que ha constatado lo que muchos de sus votantes piensan en silencio desde hace mucho tiempo. Que los peneuvistas no pueden ir de la mano de los matones mientras los empresarios, bastantes de los cuales también les votan, reciben cartas de extorsión de esos mismos matones. O mientras sus hijos imitan la estética de Txeroki, de Jon Bienzobas o de De Juana, el retrato social de la juventud vasca es demoledor, y ponen delante de los ojos de los viejos nacionalistas las figuras que reemplazarán a los curtidos aldeanos, a los valientes pescadores y a los admirados emprendedores de antaño. La noble y trabajadora Euzkadi sustituida por los revolucionarios anarco- marxistas de la camiseta raída y el pendiente. Asesinos, por más señas. El aspecto esencial del giro de Imaz es su claridad en la separación de esos asesinos. Que el presidente del PNV llame a la deslegitimacón social de los matones, no sólo a la lucha policial, es novedoso. Cuando tan entregado al radicalismo parecía, aún hay esperanza de que el PNV participe en la imprescindible regeneración vasca. S Menos detenciones en la tregua Fitti despojado de las esposas al comienzo del juicio que se celebró ayer en la Audiencia POOL Bermúdez aborta el intento de Fitti de dar un mitin en pleno juicio ABC MADRID. El presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, cortó ayer el micrófono al etarra José María Arregi Erostarbe, alias Fitti durante el juicio que se celebró contra él por el envío en abril de 1990 un paquete bomba al despacho del comisario general de la Expo 92, Manuel Olivencia. El magistrado justificó su decisión en evitar que el acusado utilizara su turno de declaración para soltar un mitin informa Ep. Fitti utilizó el euskera para explicar que no aceptaba al tribunal porque no tenía garantías de que se fuera a celebrar un juicio justo. Cuando trataba de justificar sus razones fue interrumpido por el presidente, quien le dijo que tenía derecho a no declarar si así lo deseaba, pero no a soltar un mitin Como Arregi siguió hablando, el juez ordenó cortarle el micrófono y le amenazó con expulsarle de la Sala. El testimonio más emotivo del juicio fue el de Carmen Felipe, la funcionaria que tenía asignada la apertura de cartas enviados al comisario de la Exposición. Con una mano izquierda postiza que ocupaba el lugar de la que antaño le arrebató ETA, narró que no existía ningún procedimiento de seguridad respecto a los envíos, y que ella sospechó desde el principio del paquete que llegó con el membrete de la Consejería de Cultura del País Vasco. Cada día tenía mis dudas y mis miedos, porque sabía que la Expo era objetivo- -relató- Las cartas me las traía el conserje, que ese día me dijo no tenga usted miedo Él abrió el sobre porque quería los sellos para sus hijos, pero después yo quité la pegatina para sacar el libro, y fue cuando explotó Por otras parte, la Audiencia condenó al jefe etarra José Javier Arizcuren Ruiz, Kantauri a 30 años de prisión por ordenar el asesinato del abogado socialista Fernando Múgica, cometido el 6 de febrero de 1996 en San Sebastián. Kantauri, condenado