Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA ETA rompe la tregua s Crisis en el PNV JUEVES 19 s 7 s 2007 ABC El Gobierno vasco discrepa de nuevo de Imaz y apuesta por el diálogo pese a ETA Azkarate insinúa que las presiones de los socios del lendakari alimentan la tensión EL REPARTO DE PODER EN EL PAÍS VASCO DIPUTACIONES Vizcaya Diputado General: José Luis Bilbao (PNV) Presidente Juntas Generales: Ana Madariaga Ugarte (PNV) PNV 23 PSE- EE 14 PP 8 EBAralar 4 ANV 1 EA 1 Guipúzcoa Diputado General: Markel Olano Arrese (PNV) Presidente Juntas Generales: Rafaela Romero Pozo (PSE) PSE- EE 16 PNV 16 EB- Aralar 6 PP 6 EA 7 Total: 51 Álava Diputado General: Por determinar Presidente Juntas Generales: Juan Antonio Zárate (PP) PP 15 PSE- EE 14 PNV 14 ANV 1 EBAralar 2 EA 1 Total: 47 M. LUISA G. FRANCO BILBAO. El Gobierno vasco volvió ayer a enfrentarse a la cúpula del PNV al asegurar su portavoz, Miren Azkarate, que la única vía para acabar con ETA es el diálogo entre las fuerzas políticas, tres días después de que Imaz defendiera que sólo la acción policial contra ETA es el camino hacia la paz y la libertad Mientras el presidente de la ejecutiva del PNV había considerado que la prioridad ahora tenía que ser la lucha contra la banda terrorista ETA, Azkarate dijo que, haya o no un escenario de violencia tiene que seguir el diálogo entre las fuerzas políticas. La portavoz del Gobierno vasco mantuvo el emplaza- Dignidad y Justicia pide dos años de cárcel para Ibarretxe M. L. G. F. BILBAO. La asociación Dignidad y Justicia pide dos años de cárcel para Juan José Ibarretxe y uno para el secretario general del PSE, Patxi López, y para el coordinador de los socialistas vascos, Rodolfo Ares, por las reuniones mantenidas por estos dirigentes con representantes de la ilegal Batasuna. Además, también en el escrito de acusación presentado ayer ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) esta asociación pide tres años de cárcel para Arnaldo Otegi, dos para Rufino Etxebarria y uno para Pernando Barrena, Juan José Petrikorena y Olatz Dañobeitia. Dignidad y Justicia, que ejerce la acusación popular junto al Foro Ermua en este sumario, considera a los miembros de Batasuna autores de un delito de desobediencia previsto en el artículo 556 del Código Penal. Ibarretxe, López y Ares lo habrían cometido en calidad de cooperadores necesarios. miento a septiembre, cuando el lendakari dará a conocer la iniciativa política para el último tramo de la legislatura que, según las previsiones del ejecutivo de Ibarretxe, tendría que culminar con una consulta popular. Aunque Azkarate había reconocido el día anterior que no se dan las condiciones de ausencia de violencia y acuerdo político previo en las que el pacto de coalición entre los socios del Ejecutivo de Ibarretxe contempla la celebración de un referéndum, ayer señaló que la iniciativa política es más necesaria que nunca Los mensajes cruzados de la portavoz del Gobierno vasco se deben a las presiones que los socios del tripartito ejercen sobre ella. Así, tras el artículo de Imaz, Azkarate se enfrentó a la dirección del PNV y dijo que la consulta está recogida en el acuerdo de gobierno. Al día siguiente, una vez que el lendakari asistiera a la reunión de la ejecutiva de su partido, Azkarate reconoció que Imaz tenía razón al asegurar que en estos momentos no se dan las condiciones para la consulta. Sin embargo, ayer aludió a que el Ejecutivo vasco está integrado por tres partidos y que cada partido marca con toda legitimidad sus ideas, sus proyectos y su futuro El Gobierno vasco- -añadió- -es respetuoso con cada opinión, y como tripartito tenemos un compromiso de gobierno Mientras Azkarate volvía a su primera posición de enfrentamiento con Imaz, en el PNV se intentaba transmitir ayer imagen de unidad. El portavoz de la dirección del PNV Íñigo Urkullu, dijo que las aguas bajan tranquilas en su partido y explicó que todos comparten sin discrepancias, ni dudas la voluntad y el compromiso de afrontar la segunda mitad de la legislatura con la idea de negociar y decidir si bien la consulta popular deberá hacerse en ausencia de violencia y tras un acuerdo político previo. Total: 51 Ibarretxe se fortifica a costa de Imaz y el PSE La globalización del mensaje de implacable contra ETA al que se ha visto forzado Zapatero por la ruptura de la tregua frustra a los socialistas navarros y deja sinsabor a los vascos, mientras que Imaz tampoco ha podido plantear un cambio de alianzas del PNV GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. ETA está condicionando la agenda política más aún de lo mucho que es evidente: el enfrentamiento monotemático entre oposición y Gobierno, la crisis interna del PNV o el signo del gobierno foral de Navarra, paralelas que si no llegan a converger sí se rozan provocando efectos colaterales. Así, el pulso interno que mantienen en el PNV los constitucionalistas que encabeza Josu Jon Imaz y los soberanistas que lidera Joseba Egibar, ha impedido que este partido pudiera plantear al PSE una alianza global en las instituciones afectadas por las elecciones del 27 de mayo- -Ayuntamientos, Juntas Generales, Diputaciones y, por extensión, Cajas de Ahorros- -por cuanto el presidente del partido no está en una posición de suficiente fortaleza interna para propiciar un cambio de aliados que inevitablemente se hubiera interpretado, dentro y fuera de los batzokis -sedes peneuvistas- como un ejercicio de segar la hierba bajo los pies del lendakari Ibarretxe. partito en estas alianzas municipalistas, sino incluso haberse engordado con Aralar (coligada con EB) hasta convertirse en cuatripartito En esta situación, muchos políticos vascos albergan la duda de que vaya a mantenerse la tradición de que el partido siempre se impone a el lendakari En paralelo, el PSE ha visto cómo sus mejores resultados históricos en unas elecciones municipales están arrojando como saldo- -comparativamente- -unas magras conquistas en cuotas de poder. Si Imaz no ha podido plantear a los socialistas una alianza global, la dirección del PSE tampoco lo ha propiciado al haber interpretado sus resultados del 27- M como presagio de que, esta vez sí- -como en 1986- pueden ganar al PNV en las próximas elecciones autonómicas, relegando en su análisis público a un segundo plano el rédito electoral que ha producido la política de distensión con el Gobierno vasco y el intento de un final dialogado del terrorismo que ha protagonizado José Luis Rodríguez Zapatero. Guiada por la ambición de derrotar al nacionalismo y convertirse en la viga maestra de una nueva era en la gobernación vasca, la dirección del PSE optó por una estrategia de pactos de geometría variable que, a la postre, puede saldarse con el único trofeo del Ayuntamiento de Vitoria, ya que no han logrado cuartear el tripartito ni tampoco se han entendido con el PP. En Guipúzcoa, donde fue, por primera vez, la fuerza más votada, el PSE se ha tenido que contentar con la presidencia de las Juntas Generales- -el equivalente al Parlamento- pero el cuatripartito se ha quedado con el diputado general, cargo que ostenta el peneuvista Markel Olano, que ya se ha lanzado a hacer guiños para abrir un espacio de presencia a ANV a pesar de que la marca batasuna no obtuvo representación. En San Sebastián, el socialista Odón Elorza ha ampliado su ventaja, pero este hecho está estrechamente vinculado a la personalidad del alcalde. En Vizcaya, el territorio controlado por Íñigo Urkullu, aliado con Imaz en la batalla interna del PNV, este partido mantiene su hegemonía y conserva tanto la presidencia de El PSE ambiciona Ajuria Enea La pérdida de Guipúzcoa La Diputación de Álava es la última partida en el juego de las alianzas en el País Vasco, termómetro del pulso interno en el PNV El PSE sólo ha logrado rentabilizar en el Ayuntamiento de Vitoria su mejor resultado en unas elecciones locales De tripartito a cuatripartito Más información sobre la crisis del PNV en: http: www. abc. es A pesar de su propia debilidad, el lendakari sigue siendo un tótem para los nacionalistas, y su alianza con Eusko Alkartasuna y Ezker Batua se ha visto fortalecida al haber no sólo prosperado la fórmula del tri-