Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Editado por Diario ABC, S. L. Albert Einstein, 10. Isla de La Cartuja. 41092 Sevilla. Publicidad: 902 506 860 Centralita: 954488600. Miércoles 18 de Julio de 2007 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.453. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Servicio de atención al suscriptor: 901 400 900 atencionsuscripciones abc. es Servicio de atención al cliente: 902 530 770 atencionclientes abc. es Un negocio modelo A sus 26 años, la brasileña Gisele Bündchen es la modelo más rica del mundo, según la revista Forbes A su innegable belleza une una gran inteligencia para los negocios y, a decir de algunos, una gran avaricia POR VERÓNICA GOYZUETA ohn Casablancas, fundador de la agencia internacional de modelos Elite y descubridor de la modelo brasileña Gisele Bündchen, lanzó al mundo la idea de que su ex pupila no es sólo una de las mujeres más bonitas del mundo, sino también una de las más tacañas. Famosa por negociar punto por punto sus contratos, no extraña por eso que haya amasado una gran fortuna y encabece la lista de las modelos más ricas del mundo, con 33 millones de dólares, según la conocida publicación. Gisele Bündchen supera en más del triple a la segunda clasificada, Kate Moss, que acumula 9 millones. Y lo ha conseguido todo gracias a su buen tino para el dinero y a su costumbre de apretar las clavijas a todo aquel que se ponga a negociar al otro lado de la mesa. Recientemente, la modelo le dio un rotundo no a la prestigiosa marca de ropa interior estadounidense Victoria s Secret que quería renovar su contrato por algo menos de 5 millones de dólares al año. Aunque las malas lenguas aseguran que en este caso Gisele no quiso renovar porque la marca había contratado a la iraní Bar Rafaila, actual pareja de su ex, Leonardo Di Caprio. Pero la cancelación no afectó demasiado a su cuenta corriente. Según Forbes la modelo realiza no menos de 20 campañas anuales y cobra unos 6 millones de dólares por dar su nombre a unas sandalias de plástico de la marca brasileña Grendene. Mucho más de lo que puede soñar otras colegas, que por lo general ganan 250 dólares por hora y unos 200.000 dólares por temporada. Fue la misma Victoria s Secret la que le permitió recuperar su fama perdida, cuando abrió el último desfile del conocido diseñador John Galliano la noche DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany IBIZA Y LAS PANCARTAS J Gisele Bündchen, el pasado mes de mayo en la semana de la moda de Río en la que la casa Christian Dior celebraba su 60 aniversario. Gisele apareció en la pasarela con un bello traje de chaqueta negro, con un fondo de música flamenca. La imagen dio la vuelta al mundo. Gisele también es una de las modelos favoritas de Marc Jacobs, estilista de Louis Vuitton, quien la eligió como estrella de una de sus campañas porque quería un icono de la moda En abril, fue elegida por la revista Glamour como la tercera mujer con el cuerpo más sexy do mundo, sólo por de- REUTERS trás de las actrices norteamericanas Scarlett Johansson y Jessica Alba. A los 26 años, Gisele ha conquistado la fama internacional y es una estrella del show business donde ocupa el puesto 16 entre los más ricos, superando a nombres famosos como Nicole Kidman y Renee Zellweger. Las lista de las cinco más ricas se completa con Heidi Klum (8 millones de dólares) y las también brasileñas Adriana Lima y Alessandra Ambrosio (6 millones cada una) ste año, cuando llegue a Ibiza, quizás me encuentre, sobre el papel rizado de las olas, un garabato negro. Un reguero de plomo, un hilillo oleoso esquivando a los peces y muriendo en la playa. La fuga del Don Pedro es el nuevo crujido de una rueda oxidada capaz de alimentar, día tras día, un pueblo de motores, pero no de impedir que una estúpida roca esté donde solía, rasgue una piel de acero y vierta en los azules del mar Mediterráneo la sangre más impura, esa que sólo aquí se nos escapa. Tengo la mala suerte de tener mis cuarteles estivales justamente en la zona del naufragio. Por todo Figueretas, al borde del paseo que brilla en el ocaso como una taza rosa sobre un plato de plata, unos hombres recogen a destajo las algas resbalosas, rastrillan, lavan, filtran y arrancan las cerezas de esta nueva catástrofe. Que no es tal, por supuesto, según nuestras ministras de opereta. Comprendo que no quieran espantar el turismo, y huyan de estimaciones alarmistas, pero quizás debieran explicarnos por qué sólo en las rutas que nos cruzan juegan los capitanes a hundirse con sus barcos. Como Ibiza es mi amor en cada puerto, no pienso anular nada. Aunque se ciña al cuello el horizonte un ácido collar de perlas negras. Aunque ese Nunca Máis vuelva a vestir de oscuro la carne del verano. Allí estaré en silencio, viendo cómo se queda España hecha dos tontos. Es curiosa, esta especie de carrera que pasa por las calles del olvido y va de la indolencia a la indolencia. Mientras la isla bonita se restaña, vomita el combustible hasta ponerlo al borde de sus labios y se ventila al sol como una sábana, cerraremos los ojos. Esa espuma manchada de petróleo vale todo un despliegue de pancartas. E