Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 TOROS www. abc. es toros MIÉRCOLES 18- -7- -2007 ABC En Pamplona sentí gran satisfacción al ver que hasta las peñas callaban El Cid s Matador de toros uno mismo, para el toro y olvidarse de la charanga. Cuando lo conseguí, hasta las peñas se callaron la boca. Y esa satisfacción es enorme. César Jiménez, en un abaniqueo, cortó dos orejas y salió a hombros EDUARDO MANZANA Ha recibido el premio Maisonnave al autor de la faena más redonda de San Fermín y el trofeo del Club Taurino pamplonés a la mejor estocada POR ROSARIO PÉREZ FOTO: ABC -Se ha cantado más su toreo a derechas, mano que últimamente parece eclipsar su esplendorosa izquierda. -Mi feria estaba hecha y no tenía necesidad de enfrentarme a ese pedazo de toro que sale en los Sanfermines, pero me ilusionaba. La pena es que el ganado no colaboró. -Luego tuvo el gesto de sustituir a Manzanares con la corrida de Bañuelos y se llevó una dura voltereta. Un corridón de Jandilla ZABALA DE LA SERNA VALENCIA. A la hora feliz de la merienda, cuando en Valencia se para la corrida, ya habían ocurrido muchas cosas. César Jiménez se había reencontrado con su plaza después de su ausencia fallera. Jiménez cuenta por puertas grandes sus comparecencias aquí, y el presidente quiso que siga siendo así al entregarle las dos orejas por una faena de una. La disposición del torero de Fuenlabrada puntuó al alza. ¿Tanto? El toro, castaño, lavado, que manseó en varas, se creció en la muleta con encastadas embestidas. C. J. se clavó en los medios y lo esperó de rodillas. Sobre la derecha el jandilla se empleó más y mejor; por el izquierdo apretó e hizo rodar a Jiménez. Conectó pronto y hasta el final, que fue cuando el toro dijo. Y dijo basta. Manoletinas de cierre y una estocada de singular estilo en lo alto. Caía la enésima puerta grande para este valenciano de adopción, cintura de caña, que no junco, de la Albufera, en el corazón de la afición ché. Antes de que desefundasen bocadillos y empanadillas, Alejandro Talavante paseaba tan pimpante otra oreja después de haber recibido un severo palizón por el tercero de Borja Domecq, un hermoso toro con el hierro de Vegahermosa. Talavante le dudó, y ya se sabe que torero que duda cogida segura. SAN JAIME Plaza de toros de Valencia. Martes, 17 de julio de 2007. Primera corrida. Unos 9.000 espectadores. Toros de Jandilla, el 3 con el hierro de Vegahermosa, muy bien presentados; destacaron el extraordinario 1 el buen 4 y el noble 3 también fue encastado el 2 aunque manseó en varas. El Califa, de verde botella y oro. Pinchazo, estocada corta atravesada y desprendida y descabello (silencio) En el cuarto, estocada corta contraria (oreja) César Jiménez, de azul marino y oro. Estocada (dos orejas) En el quinto, estocada pasada (palmas) Salió a hombros. Alejandro Talavante, de grosella y oro. Pinchazo y estocada corta. Aviso (oreja) En el sexto, media en los bajos (silencio) de nombre histórico: Atrevido como el toro ensabanado de Osborne que inmortalizó el maestro Chenel. La misma velocidad que el resto de la faena tuvieron las manuelas El tiempo muerto de la zampa le debió de servir a José Pacheco para saberse en esos minutos perdedor, y en esas circunstancias El Califa se crece. Se tiró a matar como un kamikaze al voluminoso y codicioso cuarto, que completó el lote de la tarde. En el choque de trenes, el torero salió perdiendo: ¡qué pechugazo! Pero amarró la estocada- -pelín contraria de tanto atracarse de toro- -que le consoló con un trofeo. Dulce derrota. No volvió de la enfermería, y fue enviado a hacerse estudios radiológicos con una fuerte contusión torácica bilateral El quinto fue un toro brutote, de embestir con los pechos. Jiménez estaba ya conforme con su salida hombros, y Talavante debía de estarlo con su orella así que con el astifinísimo sexto, con su punto de genio, entró en sonambulismo sin ideas. Y a pesar del mal planteamiento, a base de muleta retrasada y tocazos, el toro acabó mejor que el torero. Curiosamente, los triunfadores de la jornada vinieron de sustitutos: César Jiménez por El Fandi y el encastado corridón de Jandilla por una de Barral. Distintas maneras de triunfar. -Fue preciosa. Iba mentalizado de que debía ser yo mismo en el ruedo. La corrida tuvo movilidad y algunos toros buenos, con los que me encontré a gusto y, además, maté a la primera. -Ha sido declarado triunfador de San Fermín. ¿Cómo vivió la tarde del éxito con los jandillas? -Lo que ocurre es que ahora estoy superándome en el resto de tercios. Con el capote, por ejemplo, toreo mejor que nunca. Y eso es lo que pretendo: no quedarme estancado. -En el quinto ofreció su mejor dimensión y las crónicas hablan del toreo más despacioso de la feria. -Los toreros suelen decir que cada faena es un examen. ¿Cómo logró concentrarse en medio del barullo? -La verdad es que fue un toro franco, aunque un poco mansote. Embistió despacio y me permitió hacerle cositas. Di un toque de atención. -Bilbao se me ha resistido. Necesito un zambombazo para completar mi palmarés y consolidarme como figura. Estoy muy maduro y preparado para enfrentarme a tanta responsabilidad en una plaza por la que siento mucho cariño. -La gran apuesta de la temporada es su encerrona en la Semana Grande de Bilbao con la victorinada. ¿Cómo surgió la idea? ¿No le impone el reto? -Hay que salir con la idea de que no estás en Sevilla, donde reina el silencio, sino en Pamplona. Es preciso torear para -No, qué va. Creo que vamos a hablar de un día importante. El cartel ha caído muy bien y hay un ambiente extraordinario. Se pondrá el no hay billetes Además, tengo plena confianza en Victorino. Aunque voy con la mentalidad de que saldrá alguna alimaña, me conformo con que de los seis toros apartados se dejen dos en la muleta. Astifinísimo sexto Severo palizón Le zurró de lo lindo en el suelo, de donde lo volvió a levantar después de lamerle los pitones el cuello, la nuca, la yugular. El tío se repuso enseguida y se levantó a por todas, cruzándose mucho y en el mismo tono desigual de toda la faena, con momentos en los que quiso despedir los viajes más por abajo. Sobre la izquierda el toro también embistió con buen aire. Otro que se adornó por manolas antes de hacerse con el premio. El Califa había abierto el festival de manoletinas en su primera faena. Toro importante Favorable evolución de Esplá R. P. MADRID. Luis Francisco Esplá evoluciona favorablemente de la grave y triple cogida que sufrió el pasado domingo en Céret (Francia) cuando un toro le propinó tres cornadas: en el pecho, en la bolsa escrotal y en la cara. Precisamente es esta última la que más preocupa a los médicos, pues sufre una pequeña parálisis facial, aunque en un año o año y medio podría recuperar otra vez el movimiento del ojo indicó su mujer, Mimi Tarruella. La esposa del torero alicantino, su mejor enfermera explicó también que ayer por la mañana tenía una mancha de sangre bastante grande en el pulmón, pero cuando le iban a punzar ya la había absorbido y, además, le ha remitido la fiebre Por fortuna- -concluyó- todas las noticias son buenas, pues podríamos estar hablando de algo nefasto. Creemos que mañana abandonaremos la clínicadePerpignan y nos trasladaremos a nuestro domicilio de Alicante