Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL www. abc. es internacional MIÉRCOLES 18- -7- -2007 ABC Seif al Islam Gadafi Segundo hijo del presidente libio QUE DA VOZ A LA NUEVA LIBIA El hijo de Gadafi ofrece la imagen conciliadora que quiere dar el país al mundo. Su intervención ha sido decisiva PAULA ROSAS SERVICIO ESPECIAL ELCAIRO. Desde la Fundación Gadafi, que agrupa a distintas organizaciones benéficas que él mismo preside, ha conseguido convencer a las familias de los niños afectados de que aceptaran una compensación económica, renunciando a la pena de muerte que pendía sobre los sanitarios. Una muestra de buena voluntad del régimen libio, pero también una presentación ante la sociedad internacional del posible sucesor del Guía de la Revolución El propio Seif ha negado en repetidas ocasiones que ése sea su destino alegando que Libia es una democracia y que sólo corresponde a su pueblo decidir quién gobierna. Pero su activo papel en la diplomacia de su país y el hecho de que su padre le encargara diversas misiones diplomáticas en varios países árabes, no han hecho sino alimentar los rumores. Nacido en 1971, Seif al Islam, cuyo nombre significa Espada del Islam estudió ingeniería en el Líbano y posteriormente realizó estudios de postgrado en la prestigiosa London School of Economics. Desde la Fundación Seif ha participado en negociaciones para el rescate de rehenes occidentales secuestrados por movimientos islamistas, como en Filipinas y Argelia. También, en contribuir a la resolución del conflicto entre Israel y Palestina, para lo que presentó una propuesta de creación de un estado binacional, Israntina El impulso de reformas en la economía y en el sistema legal le han valido los halagos de antiguos enemigos como Estados Unidos y Gran Bretaña. EL MEDIADOR Zorka Anachkova, la madre de una de las enfermeras condenadas, protestó ayer ante la embajada de Libia en Sofía AP Libia conmuta la pena de muerte por cadena perpetua a las enfermeras búlgaras El Gobierno de Sofía pedirá mañana mismo la extradición de las cinco enfermeras y el médico palestino, lo que abriría la puerta a su liberación RAFAEL ALVARADO CORRESPONSAL SOFÍA. El Consejo Judicial Superior de Libia decidió ayer, según fuentes oficiales, conmutar por cadena perpetua la sentencia de pena de muerte a las cinco enfermeras búlgaras y el médico palestino, nacionalizado en este país. El fallo fue dictado el miércoles pasado por el Tribunal Supremo por el supuesto delito de haber contagiado el virus del sida a más de 400 niños en un hospital infantil de Bengasi. El Consejo libio tomó la decisión tras hacerse público que los familiares renuncian a exigir el cumplimiento de la pena de muerte, determinación que a su vez fue aceptada al ser cobrada una indemnización de un millón de dólares por cada niño contagiado. Esta noticia no es la que se esperaba, ya que se conjeturaba con la posibilidad de que dicho Consejo, órgano político que preside el ministro de Justicia, indultara a los condenados o conmutara la pena capital por un determinado número de años de prisión no superior a los ya más de ocho que llevan en la cárcel. Cristiana, Nasya, Valentina, Valya, Snezhana y el doctor Ashraf, donde sus confesiones de culpabilidad fueron arrancadas mediante largas sesiones de tortura. ción del Convenio Judicial de intercambio de presos firmado entre Bulgaria y Libia, lo que permitiría que los condenados fueran trasladados a Sofía, donde podrían ser amnistiados. Esta posibilidad puede ser tramitada por el fiscal general de Bulgaria. Aunque a lo largo del día de ayer a la capital de Bulgaria iba llegando una avalancha de buenas noticias- -los familiares habían comenzado a cobrar las indemnizaciones y renunciaron a la ejecución de la pena capital- el desenlace feliz de esta tragedia podría aún tardar ya que hay tres juicios más pendientes contra los condenados. Dos de ellos, por demandas presentadas por oficiales libios que acusan a las enfermeras y al médico palestino de haberlos calumniado al afirmar que habían sido torturados. La vista de uno de los juicios se celebrará mañana en Trípoli, y los dos restantes, a comienzos de septiembre y principios de octubre respectivamente. El Ministerio de Asuntos Exteriores búlgaro aún no ha comentado el fallo del Consejo Judicial Superior, a la espera de la confirmación oficial de la decisión de esta instancia. Algunos analistas consideran que, en resumidas cuentas, el líder libio, Muamar Gadafi, se ha salido con la suya, ya que las enfermeras búlgaras y el médico palestino han sido declarados culpables pese a que muchos prestigiosos científicos, entre ellos Luc Montaigner, descubridor del virus del sida, afirman que la epidemia se desencadenó antes de la llegada de las enfermeras y que probablemente se debió a la falta de higiene en el hospital de Bengasi. Del mismo modo, cabe señalar también que los condenados se vieron obligados a firmar una declaración mediante la cual renuncian a cualquier tipo de pretensiones por los más de ocho años en prisión y las torturas a las que fueron sometidos. Gadafi se sale con la suya Intercambio de presos La decisión del Consejo, sin embargo, abre la vía a la aplica-