Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 18 s 7 s 2007 ESPAÑA 27 El helicóptero de Rajoy y Aguirre se estrelló en Móstoles por exceso de peso El informe de Fomento achaca también el siniestro a la inexperiencia del piloto S. E. MADRID. El helicóptero que se estrelló en Móstoles con el líder del PP, Mariano Rajoy, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el 1 de diciembre de 2005, volaba con 159 kilos de sobrepeso y su piloto apenas llevaba dos días a los mandos de este aparato. Estas son algunas de las conclusiones del informe definitivo de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (Ciaiac) que considera probado que la aeronave, una Bell 206 L 4 T, volaba por encima del peso máximo autorizado y que su piloto sólo tenía una experiencia de 94 horas en estos aparatos. De hecho, el piloto al mando estaba cubriendo una suplencia del comandante titular de las Brigadas Especiales de Seguridad Ciudadana de Madrid (Bescam) y fue designado para este servicio con el objeto de realizar horas de vuelo, ya que su habilitación para este modelo de helicóptero estaba a punto de caducar. Además, el piloto implicado fue informado esa misma mañana de que tendría que realizar un vuelo de transporte de personalidades y de que el despegue se realizaría en el ruedo de la plaza de toros de Móstoles, emplazamiento considerado técnicamente inadecuado con una aeronave sobrecarga- Rajoy sufrió algunas contusiones en el aparatoso y televisado accidente en Móstoles da y en una jornada con viento moderado como esa. Pudo verse afectado en la decisión de aceptar el despegue desde la plaza de toros por la relevancia que implicaba el traslado de personalidades y el de la prensa gráfica y televisión que le acompañaba dice el informe. Según la declaración del piloto, se le propuso incluso que en el aparato viajaran hasta cinco pasajeros, a lo que se negó, aceptando un número máximo de seis personas a bordo, cuatro pasajeros además del piloto y su ayudante. Aun así, la aeronave despegó con una carga de 2.222 kilos, 159 más del peso máximo autorizado. ÁNGEL DE ANTONIO Un lugar inadecuado El informe de Aviación Civil concluye que el accidente se produjo por un exceso de peso junto a una mala elección de la zona de despegue que produjo, unido al fuerte viento, una pérdida de efectividad del rotor de cola, incidencia técnica para la que el piloto no había recibido instrucción alguna.