Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA MIÉRCOLES 18 s 7 s 2007 ABC Zapatero pide conciencia social a los inversores españoles en el exterior El jefe del Ejecutivo visitó el canal de Panamá tras su estancia en México LUIS AYLLÓN, ENVIADO ESPECIAL PANAMÁ. La última jornada de la gira del presidente del Gobierno por México y Panamá tuvo un marcado carácter económico, de apoyo a las empresas españolas que invierten o aspiran a hacerlo en esos dos países. José Luis Rodríguez Zapatero asistió por la mañana a un encuentro empresarial hispano- mexicano en la capital azteca, y luego se trasladó a Panamá, donde visitó el Canal y conoció las posibilidades de actuación de las empresas españolas en la ampliación de las infraestructuras de esta importante vía marítima. Las compañías españolas ya tienen una gran presencia en México, hasta el punto de haberse convertido en el segundo inversor en el país, con una cifra acumulada en los últimos años por encima de los 17.000 millones de dólares, y un destacado papel en ámbitos como el financiero, las telecomunicaciones, los transportes, el turismo y los sectores eléctricos y de distribución de gas. Así lo puso de relieve Zapatero en el encuentro con los empresarios, en el que estuvieron presentes representantes de grandes empresas españolas de los citados sectores y los presidentes de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Javier Gómez Navarro. Los empresarios españoles con intereses en México confían en que la visita del jefe del Ejecutivo haya contribuido a convencer a las autoridades mexicanas de la necesidad de realizar algunas reformas que den más seguridad jurídica a las inversiones y agilicen la llegada del capital español. En este sentido, Gómez Navarro indicó que el presidente de México, Felipe Calderón, se ha mostrado muy receptivo a esas peticiones. Por su parte, Díaz Ferrán expuso el compromiso de las compañías españolas para colaborar en el plan de mejora de infraestructuras que quiere desarrollar Calderón y para facilitar que México aumente sus capacidad de gestión en puertos y aeropuertos y transportes por carretera y ferrocarril. El presidente del Gobierno, Necesidad de reformas Rodríguez Zapatero recibe la felicitación del seleccionador mexicano, Hugo Sánchez, y de su mujer además de animar a los empresarios mexicanos a que, a su vez, inviertan en España, hizo especial hincapié en pedir a las empresas, y especialmente a las españolas, que no se preocupen solamente de aumentar sus beneficios, sino que sean conscientes de que tienen una relevante función social que cumplir Por ello, les reclamó que apliquen prácticas de buen gobierno e incorporen las preocupaciones socioeconómicas y medioambientales en su estrategia empresarial. Antes de abandonar México, Zapatero acudió al Senado de ese país, donde reiteró la necesidad de reforzar la cooperación internacional en la lucha contra el terrorismo y volvió a agradecer el apoyo de México a España para combatir a los terroristas, tal y como había hecho el día anterior en su encuentro con Felipe Calderón. El jefe del Ejecutivo se refirió también al problema de la inmigración, subrayando que sólo la legalidad asegura los derechos y la dignidad de las personas que deciden emigrar La noche anterior, en la cena oficial con Calderón, en clara alusión al muro construido por Estados Unidos en la frontera con México, había dicho que no hay muro, por alto, ancho o largo que sea, y cualquiera que sea el material que lo confor- EFE Inmigración me, que pueda imponerse al sueño de una vida mejor En Panamá, donde únicamente pasó siete horas, Zapatero se entrevistó con el presidente, Martín Torrijos, visitó las esclusas de Miraflores, en la zona del Canal, y le fueron explicados los proyectos de ampliación de esta vía de comunicación entre el Atlántico y el Pacífico, que abren buenas posibilidades de inversión. El jefe del Ejecutivo se reunió con representantes de una decena de las grandes empresas españolas que piden que se firme un acuerdo para evitar la doble imposición, sin el cual se reducen sus expectativas de negocio en el país centroamericano.