Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA ETA rompe la tregua s Crisis en el PNV MIÉRCOLES 18 s 7 s 2007 ABC EJECUTIVA DEL PNV (EBB) Partidarios de la línea Imaz Josune Aritztondo. Secretaria Iñigo Urkullu, portavoz. Presidente del PNV de Vizcaya y parlamentario vasco Partidarios de la línea Ibarretxe Iñaki Gerenabarrena. Presidente del PNV de Álava y parlamentario vasco Joseba Egibar. Presidente del PNV de Guipúzcoa y portavoz del partido en el Parlamento vasco José Mari Zalbidegoitia, responsable de Finanzas, Economía, Hacienda e Industria y Comercio Josu Jon Imaz, presidente. Parlamentario vasco Ramontxu Camblong. Presidente del PNV de Iparralde (País Vasco francés) José Ángel Aguirrebengoa. Presidente del PNV de Navarra Manu Allende, responsable de Política de juventud Gorka Aguirre, responsable de Relaciones internacionales José Antonio Rubalcaba, responsable de Vivienda, urbanismo y medio ambiente; Transportes y grandes infraestructuras y Política socio- laboral. Parlamentario vasco Joseba Aurrekoetxea, responsable de Derechos Humanos, Justicia e Interior Gema González De Txabarri, responsable de Acción social. Parlamentaria vasca Markel Olano, responsable de Tecnologías de la información y comunicación y Políticas culturales y educativas. Diputado general de Guipúzcoa Imaz somete a los radicales en su primera batalla pública contra Ibarretxe El lendakari y Egibar le dieron la razón en el EBB y centraron las críticas en sus socios de tripartito s Imaz adopta un tono conciliador y carga contra EA M. LUISA G. FRANCO BILBAO. Josu Jon Imaz puede considerarse vencedor de su primera batalla pública contra Juan José Ibarretxe, ya que ni el lendakari ni miembros del sector más radical del PNV co, mo Joseba Egibar o Iñaki Gerenabarrena, han discutido los argumentos de fondo expresados por el presidente de la ejecutiva del PNV en el artículo de opinión publicado el pasado domingo. Incluso, la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, reconoció públicamente ayer que la convocatoria de una consulta popular está condicionada por la ausencia de violencia. Fuentes del PNV manifestaron a ABC que nadie puso en duda en el seno de la ejecutiva del pasado lunes, en la que participó Ibarretxe- -lo que ocurre ocasionalmente- que las tesis defendidas por Imaz no respondieran a documentos aprobados por unanimidad en el partido. Hubo intercambio de opiniones respecto a la interpretación de cómo se pueden considerar cumplidas las condiciones previas, establecidas no sólo en esos documentos, sino también en el acuerdo de coalición PNV- EA- IU, para la celebración de un referéndum el País Vasco, pero también consenso respecto a que tenían que cumplirse los principios básicos de ausencia de violencia y acuerdo político previo. El primer choque público entre Imaz e Ibarretxe se ha saldado a favor del primero, siguiendo la tradición del PNV: siempre se ha impuesto el critero del presidente del partido frente al lendakari. Ya les ocurrió a Carlos Garaikoetxea y José Antonio Ardanza. y fuentes del partido insistieron en que tanto EA como IU quieren que se cumpla el párrafo del acuerdo de coalición en el que se habla de que el referéndum tiene que concretarse en la presente legislatura. Pero ellos no sólo firmaron lo referido a la legislatura para decidir sino todo el texto, en el que se habla de ausencia de violencia, de acuerdo entre las distintas sensibilidades de Euskadi e incluso del pacto bilateral con el Estado señalaron. Por ello, entiende el PNV que el Gobierno vasco no puede convocar una consulta sin negociar cómo hacerlo y sin contemplar su incorporación al ordenamiento jurídico. Según afirman en el PNV el con, sejero de Justicia, Joseba Azkarraga (EA) debería ser el primero en preocuparse de incorporar la iniciativa al ordenamiento jurídico Tras recibir el respaldo de su partido y ni una sola crítica, ni de Ibarretxe ni de ningún dirigente del sector radical que apoya al lendakari, Imaz se mostró ayer más conciliador, sin modificar su mensaje de fondo, que, en esencia, es dar prioridad a la lucha contra ETA y preocuparse sólo sin terrorismo del nuevo marco jurídico. El presidente de la ejecutiva del PNV afirmó, en una entrevista en la radio pública vasca, que el partido y el lendakari irán de la misma mano en la cuestión de la consulta popular. Según Imaz, el documento aprobado por el PNV en octubre de 2005 y el texto del acuerdo de coalición de PNV EA e IU contemplan que para cambiar el marco político es necesario que la última palabra la tengan los ciudadanos, pero para ello son necesarias unas condiciones previas, como un acuerdo amplio e integrador en la sociedad vasca y la ausencia de violencia, algo que también ha defendido el lendakari. Imaz explicó que, como presidente del PNV había conside, rado necesario poner un punto de seriedad en este debate, porque no se puede jugar con ligereza El dirigente nacionalista aseguró que los ciudadanos tendrán sin duda la palabra pero que los partidos no pueden dejar la pelota en su tejado en referencia a EA. Imaz afirmó que no consultó previamente la opinión de ningún miembro de la dirección del PNV sobre el artículo y aseguró que todos los presentes en la reunión de la ejecutiva del lunes, incluido el lendakari, estuvieron de acuerdo con sus reflexiones, porque lo que allá se decía coincidía con los documentos del partido y era necesario debatir de forma profunda y fijar posiciones Imaz consideró que otros partidos y algunos medios de comunicación han abordado el tema de su artículo de opinión con frivolidad y ligereza cuando, según él, se había limitado a dar a conocer la posición del PNV El dirigente nacionalista lanzó también un aviso a sus socios de gobierno y dijo que EA e IU tienen toda la legitimidad para dar su opinión, pero les recordó que el PNV es el partido líder del tripartito y que cuanta con dos tercios de sus parlamentarios. Asimismo, se dirigió públicamente a Rafa Larreina, secretario de organización de EA, quien le había acusado de conceder el derecho de veto a ETA para pedirle que sea capaz de respetar lo que ha firmado ya que el acuerdo del tripartito dice que la ausencia de violencia será necesaria para llevar adelante el referéndum. Hemos firmado un acuerdo y en él se incluyen unas condiciones señaló. Se remitió en sus argumentos al documento de la ejecutiva de su partido en el que se defiende un acuerdo y un posterior consulta. Recalcó además que los nacionalistas, pese a contar con mayoría, están dispuestos a limitar sus pretensiones, con el fin de que el texto que salga sea aceptado en su plenitud en las Cortes ABC Iniciativa personal La crisis enfoca a los socios Ahora, el PNV desvía su crisis interna hacia el enfrentamiento con los socios del lendakari La portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, reconoció ayer que la convocatoria de una consulta está condicionada a la consecución de un acuerdo y a la ausencia de violencia Diez contra cuatro a favor de Imaz en el EBB El PNV es un partido asambleario, difícil de controlar incluso para un dirigente con capacidad de liderazgo, por lo que la iniciativa de Josu Jon Imaz de recordar a Juan José Ibarretxe la doctrina del partido por el que fue elegido lendakari, ante la intención del tripartito vasco de concretar la convocatoria de un referéndum esta misma legislatura, puede considerarse arriesgada, aunque en principio le haya salido bien. No hay que olvidar que Xavier Arzalluz, después de 23 años al frente del partido, no consiguió imponer a quien había señalado como su sucesor, Joseba Egibar, a pesar de su apoyo público sin reservas. De las asambleas locales de Vizcaya, controladas prácticamente en su totalidad por el presidente del partido en ese territorio, Iñigo Urkullu, salió la candidatura de Josu Jon Imaz para presidir el EBB, la dirección nacional pero en las organizaciones de Guipúzcoa y Álava es mayoritario en éstos momentos el sector más soberanista, bajo control de Egibar, declarado enemigo de Imaz y lendakari en la sombra, como dicen sectores del partido. El PNV tiene cinco organizaciones territoriales, cuyos presidentes forman parte de la dirección del partido, por lo que Joseba Egibar, por Guipúzcoa, e Iñaki Gerenabarrena, por Álava, ponen el contrapunto en el EBB, junto al diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano, y el veterano Gorka Aguirre.