Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 OPINIÓN MIÉRCOLES 18 s 7 s 2007 ABC DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera DIRECTOR GENERAL DE DESARROLLO: EMILIO YBARRA PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro GUERRA FRÍA? O puede ser casualidad que en los últimos meses se hayan encadenado una serie de asuntos que confrontan a Rusia con Occidente. Lo que está ocurriendo no es una simple sucesión aislada, sino que representa una tendencia deliberada por parte del Kremlin para tensar las relaciones con Europa y Estados Unidos. Cualesquiera que sean sus objetivos a corto plazo- -o si es solamente la euforia por el alza continuada de los precios del petróleo lo que le ha proporcionado al presidente ruso, Vladimir Putin, la audacia necesaria para lanzarse a esta delicada aventura contra Polonia, Estados Unidos, la OTAN, y ahora el Reino Unido- está claro que se trata de un desafío tan peligroso como errático. El asunto del asesinato de Litvinenko iba a estallar en cualquier caso, teniendo en cuenta que las evidencias policiales sobre el polonio apuntaban directamente hacia Moscú. En otras circunstancias, se habría buscado una salida más razonable al incidente, antes que llegar a los gestos de expulsión de diplomáticos que recuerdan los tiempos de la Guerra Fría, pero si el Kremlin no está detrás del asesinato de este antiguo agente secreto ruso, no debería tener ninguna razón para oponerse a que Andrei Lugovoy responda de sus actos ante las autoridades británicas. Sin embargo, todo parece indicar que desde Moscú se van a seguir amplificando todas las ocasiones para acrecentar la confrontación. En el caso de que- -como parece- -los dirigentes del Kremlin vayan a continuar por esta vía, es muy probable que durante los meses que faltan hasta la elección presidencial en Rusia sigan produciéndose nuevos incidentes y agravándose los ya conocidos, desde las negociaciones sobre el futuro de Kosovo hasta la disputa sobre la instalación del sistema de radares antimisiles en Polonia y la República Checa. No es ésta la dirección adecuada si Rusia pretende anclarse definitivamente entre las democracias occidentales para romper con un doloroso pasado en el que siempre ha faltado la democracia. Puede que el entorno del presidente Putin obtenga hoy la aprobación entusiasta de muchos rusos, a los que no es difícil seducir con la peligrosa fraseología nacionalista, pero serán los mismos que, sin duda, le reprocharán más adelante, cuando las cosas ya no vayan tan bien, que no hiciera lo correcto y errase peligrosamente el cálculo a la hora de presionar a Europa y Estados Unidos. Convertir a Rusia en una especie de petrolistán que se dedica a hacer chantaje a sus vecinos en el mercado energético, puede funcionar durante un tiempo, pero a la larga significará para los rusos estar más tiempo alejados de su esperanza de vivir en un país moderno y plenamente democrático. ¿OTRA VEZ LA N DEPURAR RESPONSABILIDADES A detención del ex subdelegado del Gobierno en Cataluña Eduardo Planells, por sus presuntos vínculos con la mafia georgiana, ha destapado un caso muy grave de corrupción pública, pero también una probable negligencia por parte de su superior inmediato, Joan Rangel, todavía delegado del Gobierno en la comunidad catalana, quien mantuvo al detenido en su puesto a pesar de las primeras sospechas fundadas contra él, que datan de septiembre de 2006. Planells declaró ayer en la Audiencia Nacional como imputado por los delitos de cohecho, prevaricación y falsedad documental, con los que habría facilitado la regularización de ciudadanos georgianos integrantes de una red mafiosa contra la que las Fuerzas de Seguridad del Estado llevaron a cabo la operación Avispa Alrededor de Planells ronda también la sospecha de que pudo alertar a algunos mafiosos, quienes sabrían sus detenciones gracias a ese soplo. De ser cierto este hecho, la responsabilidad penal de Planells podría ampliarse al delito de asociación ilícita. Como es obvio, Planells- -que anoche fue puesto en libertad con cargos- -es acreedor de la presunción de su inocencia, que debe ser respetada en tanto no haya sentencia de condena, como establece la Constitución. Al mismo tiempo, esta afirmación de principios es compatible con la valoración que merecen los hechos conocidos hasta el momento, como la carta de recomendación que Planells firmó en 2001, siendo coordinador de servicios de la delegación del Gobierno en Cataluña y máximo responsable de Extranjería en Barcelona, a favor de un importante mafioso georgiano, Malchas Tetruashvili, mano derecha de Tariel Oniani, jefe de la red criminal Kutaiskaya quien pudo huir antes de ser detenido por la policía en una operación desplegada en junio de 2005. A partir de las sospechas policiales y judiciales y de la prueba documental del, como mínimo, especial interés de Planells por el mafioso Tetruashvili, es inexplicable que el delegado del Gobierno, Joan Rangel, no lo destituyera fulminantemente ni abriera una investigación propia sobre su L responsabilidad en los expedientes de extranjería presuntamente falseados. Más inexplicable aún es que, por el contrario, fuera promovido, hace un mes, al puesto de director de administración de la Comisión Nacional del Mercado de Telecomunicaciones. Rangel se negó ayer a dimitir, pero debería saber que las responsabilidades políticas son objetivas y no están condicionadas a que medie una resolución judicial. Haya o no cometido delito alguno el ex subdelegado del Gobierno, su superior hasta el mes de junio, Joan Rangel, tiene que asumir las consecuencias no tanto de haber designado a Planells, pues cabe aceptar la posibilidad de que en 2004 desconociera las ilegalidades que la justicia atribuye al detenido, como de haberlo mantenido en su puesto a pesar de las primeras evidencias y de haber consentido su promoción a la CMT cuando el cerco judicial se estaba estrechando. La posición de Joan Rangel es insostenible y su continuidad es una decisión que incumbe exclusivamente al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, emplazado a una pronta respuesta que demuestre firmeza y transparencia. En pocas ocasiones como ésta, un ministro ha tenido tan claros los motivos para ordenar un cese inmediato. Además, si siempre es repulsivo que un funcionario del Estado abuse de sus potestades para beneficio propio y de delincuentes, más lo es que ese ejercicio corrupto de su poder se desarrolle en un ámbito tan sensible como el de la extranjería. Resulta simplemente indignante imaginar que mientras Planells despachaba visados para mafiosos georgianos que querían extender su actividad criminal a nuestro país, se los denegara a inmigrantes que, en su inmensa mayoría, sólo querían entrar en España para trabajar honradamente y salir de la pobreza de su país de origen. En estos términos hay que plantear el repudio que merece el abuso de confianza y de poder que se perpetra cuando las funciones públicas se desvían a fines ilícitos. Más aún cuando con ellas se decide el futuro de miles de personas con rigor estricto y, al mismo tiempo, se allana el paso a una red de mafiosos. EURIBOR Y GASOLINA, POR LAS NUBES L precio medio de las gasolinas de automoción ha subido en lo que va de año un 13 por ciento, una tendencia alcista que continuará a la vista del precio del petróleo, que ayer marcó un máximo histórico en el barril de la OPEP a 72,38 dólares, y el de Brent por encima de 75. Lo que supone un nuevo mordisco al dinero disponible por las familias para el consumo y el ahorro, incluidos los gastos en vacaciones y turismo, mayoritariosen estasfechas. Unos gastos queayervieron también cómo el euribor rozaba su máximo histórico al cerrar en junio en el 4,505, lo que se traduce en un nuevo incremento de la cuota hipotecaria, al ser este índice el mayoritariamente utilizado como referencia en los créditos hipotecarios y que lleva 21 meses seguidos de subidas hasta situarse a sólo 0,7 puntos de su máximo, registrado en agosto delaño 2000. Con esteincremento dejunio, la hipotecamedia sube 96 euros almes- -1.152 anuales- -para quienes compraron su vivienda hace un año con un préstamo de 150.000 euros a 25 años. Ambas subidas suponen un importante recorte en el presupuesto de muchas familias, que se ven asimismo afectadas por la repercusiónqueen otros muchos productos y servicios provoca el continuado incrementodelprecio delpetróleo, con incidencia muy directa en los carburantes. A la subida de las gasolinas hay que añadir el alza, en un 6 por ciento de media, de los gasóleos de automoción. Un incremento que tiene que ver, en gran E medida, con el precio del petróleo, cuyo ascenso viene motivado principalmente por la creciente demanda originada por las dinámicas economías de países como China o India y por los permanentes conflictos y tensiones en áreas sensibles estratégicamente. El consumo continuará creciendo a pesar de los intentos, a veces poco eficientes, de ahorro energético o de aumentar el uso de energías alternativas. Según la OPEP la demanda de petróleo crecerá en torno al 1,5 por ciento tanto este año como el próximo, cifra quesubehasta el 2,5 segúnlaAgenciaInternacional de la Energía. Una de las consecuencias directas de este recorte del presupuesto familiar por las subidas del euribor y de los carburantes se aprecia ya en el consumo, motor principal de la actual buena marcha de la economía española. Los últimos datos registran un suave pero continuado deterioro del gasto de las familias, incluido el destinado a turismo, tanto en destinos internos como en el exterior. Un sector clave en la economía española para el que, no obstante, se esperan cifras de crecimiento en torno al 2 ó el 3 por ciento, aunque con significativas variaciones, influenciadas por las subidas de los carburantes y la hipoteca, pero especialmente provocadas por la fuerte revalorización del euro frente al dólar y a otras monedas, como la libra esterlina. En definitiva, que más allá de las grandes cifras macroeconómicas, los españoles empiezan a sentir, con especial crudeza, los efectos de la verdadera economía real