Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Martes 17 de Julio de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.452. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. COSAS MíAS Edurne Uriarte BIKINI PRIVADO ace un año, el bikini de Ségolène Royal era público. Lo lució feliz para los medios de comunicación de todo el planeta. Ahora, después de las elecciones, es privado. Va a demandar a Paris Match por enseñar nuevamente el bikini a todo el planeta. Es la Operación Bikini del Cinismo Político. Que nada tiene que ver con la privacidad de Royal sino con su estrategia electoral. Sobre todo, con la que le ha salido mal y le ha llevado a estos accesos de furia, sea con los medios de comunicación, o con sus compañeros del PS a los que persiste en descalificar. Hace un año, su belleza exhibida en bikini era útil para la campaña electoral. Jugó con ella porque sabía que su impacto físico era una de las claves de su éxito político. Un político francés contaba cuán asombrado estaba por la cantidad de gente que resumía su apoyo a Royal con los siguientes conceptos: Es una mujer, es joven y es bella Y admírenla en bikini. O con su poderosa pareja. Ésa fue su campaña. Luego supimos que la pareja realmente tampoco era tal, que Hollande y ella llevaban tiempo separados. Pero Royal jugó con la imagen de la familia feliz como lo hizo con la del bikini. Esperó hasta justamente 24 horas después de las elecciones legislativas para anunciar la separación. Más cinismo. Tony Blair arremetió en sus días de despedida contra las bestias salvajes de la prensa, contra el amarillismo, contra la destrucción de las personas en aras al aumento de audiencia. Es una parte de la verdad. La otra es la de esos políticos que juegan con las mismas reglas que las bestias salvajes de la prensa. Hasta con el bikini. H Lewis Gordon Pugh, medio sumergido en aguas glaciares que se mantienen a una temperatura de 1,8 grados bajo cero REUTERS Hazaña contra el calentamiento Un abogado de la City de Londres se convierte en la primera persona en cubrir a nado una larga distancia en el Polo Norte. La hazaña ha sido posible por su excepcional resistencia y gracias al cambio climático POR EMILI J. BLASCO urante los 18 minutos y 50 segundos que tardó en nadar un kilómetro en las aguas del Polo Norte, el abogado Lewis Gordon Pugh estuvo varias veces tentado en dejar el reto, en medio del extremo dolor que le producía el helador frío que le abrasaba el cuerpo. Sin traje protector, únicamente armado frente a temperaturas de 1,8 grados bajo cero con gorro, gafas y un mínimo bañador, este abogado de la City londinense perseguía dos objetivos: batir un récord y llamar la atención sobre el cambio climático. Pugh definió su hazaña como un triunfo y una tragedia Lo primero porque se convertía en la primera persona en aguantar tanto tiempo en agua glaciar, y además la única en haber nadado en los cinco océanos. Lo segundo porque la prueba ha podido desarrollarse en el Ártico, a 90 grados norte, debido a que el calentamiento de la tierra está derritiendo lo que antes eran consistentes capas de hielo. Algunos científicos predicen que hacia 2040 no habrá más hielo en el oceano Ártico durante el verano. El logro de Pugh, de 37 años y embajador de la organización conservacionista WWF, tiene que ver sus peculiares condiciones físicas, en un caso que los médicos difícilmente pueden explicar. Es capaz de elevar su temperatura corporal hasta 1,4 grados, lo que le permite que el enfriamiento progresivo en aguas heladas afecte algo más tarde a sus órganos vitales. Es un fenómeno que, por lo que sé, no se ha detectado hasta ahora en ningún otro ser humano explica. La prueba tuvo lugar el domingo a las 2 de la madrugada, en esta época del año en que en esas latitudes no se hace de noche. A pesar de haber luz, debido a las inmensas profundidades el agua estaba absolutamente negra. Fue como tirarse a un agujero negro. Era espantoso. El dolor llegó de inmediato y sentí como si mi cuerpo estuviera prendido en fuego. Fue un dolor insoportable de principio a fin y a punto estuve de dejarlo en varias ocasiones. Fue el ejercicio de natación más duro de mi vida En la hazaña también entraba en juego un cierto orgullo nacional. Pugh cuenta que se había preparado en el lago de un glaciar noruego con Jorgen Amundsen, un familiar del primer hombre en alcanzar el Polo Sur, que también asistió al récord sobrevolando al nadador. Según éste, me limitaba a mirar hacia Jorgen. Nunca me rajo enfrente de un noruego, y menos si es un familiar de Roald Amundsen. Hay demasiado rivalidad entre nuestras dos naciones D Unas condiciones físicas excepcionales