Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 17- -7- -2007 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo 81 BIENESTAR Y USO EFICIENTE DE RECURSOS EN EUROPA Satisfacción (de 0 a 10) Islandia Suecia Noruega Suiza Chipre Dinamarca Malta Eslovenia Holanda Austria Letonia España Irlanda Italia Alemania Finlandia Bélgica Francia Polonia Rumanía Reino Unido Portugal Eslovaquia República Checa Lituania Hungría Grecia Bulgaria Luxemburgo Estonia Media europea 8,0 7,8 7,5 8,1 7,2 8,4 7,4 6,9 7,5 7,5 5,1 7,2 7,7 6,8 7,0 7,8 7,4 6,6 6,1 5,4 7,2 5,7 5,5 6,4 5,1 5,5 6,3 4,1 7,7 5,6 6,7 Esperanza de vida (años) 79,6 80,1 79,5 80,5 79,1 77,4 78,7 76,4 78,5 78,7 70,7 79,6 78,2 79,6 78,5 78,4 78,7 79,3 74,6 71,5 78,4 77,3 73,8 75,3 71,9 72,4 78,8 72,1 77,9 71,3 77,8 Huella de carbono (ha persona) 1,1 1,6 2,0 3,0 2,3 3,2 2,5 2,1 2,8 2,8 0,4 2,7 3,1 2,5 2,6 3,4 3,0 2,5 1,8 1,1 3,3 2,0 1,6 2,7 1,3 1,9 3,2 1,6 6,9 3,5 2,5 Índice Planeta Feliz (HPI) 72,3 63,3 56,0 51,6 51,3 49,8 49,4 48,5 48,4 47,9 47,5 47,4 46,5 46,4 46,3 45,7 45,5 44,8 43,9 43,7 42,3 41,8 40,8 39,7 39,0 38,3 38,3 29,7 29,6 29,3 45,1 ABC Muy alto Alto Medio Bajo Muy bajo La felicidad pasa por no contaminar En el mundo desarrollado, el Índice del Planeta Feliz relaciona el bienestar ciudadano con menores emisiones de gases de efecto invernadero. España es el país europeo número doce, de entre treinta, en un peculiar listado encabezado por los países nórdicos POR EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Salud, dinero y amor eran los tradicionales baremos para medir la felicidad. En el mundo desarrollado y en la era de la preocupación por el cambio climático hay que tener en cuenta otro elemento: la no contaminación del planeta. Así, el grado de satisfacción de los ciudadanos, su esperanza de vida y su contaminación atmosférica per cápita han sido considerados para elaborar el llamado Índice Planeta Feliz (HPI, en sus siglas en inglés) De acuerdo con este informe, elaborado por la New Economics Foundation, el lugar más feliz de la Tierra es Vanuatu, una isla del Pacífico. Así lo determinaron las conclusiones del año pasado. Las de este año se han centrado en 30 países europeos, y encabezan la clasificación Islandia, Suecia, Noruega y Suiza. Por la cola están Estonia, Luxemburgo, Bulgaria y Grecia. En la mitad, en el puesto número 12, España. Los 47,4 puntos logrados por nuestro país en el HPI se deben a una combinación del ránking logrado por España en los tres baremos utilizados: puesto 14 en cuanto a la propia satisfacción de los españoles sobre su vida (encabezan Dinamarca y Suiza, y la cola la copan naciones del antiguo bloque comunista) país número cinco en cuanto a esperanza de vida (sólo superado por Suiza, Suecia, Islandia e Italia, con los Estados del Este de nuevo al final) y lugar número 13 por lo que a emisiones contaminantes se refiere (esta clasificación ofrece extrañas ubicaciones, debido a que los antiguos países comunistas contaminan poco per cápita por el colapso de su industria) La tabla por continentes establece que Hispanoamérica y el Caribe son las zonas con mayor HPI, seguidas de Asia, Oriente Próximo y Norte de África, Europa Occidental, Oceanía, África subsahariana, Norteamérica y el antiguo bloque soviético. cia, o bien aquellos que aún están reestructurando sus economías salidas del colapso soviético, como Letonia y Rumanía. Las emisiones de CO 2 han aumentado un 70 por ciento desde 1961 en el conjunto de Europa, mientras que la esperanza de vida sólo lo ha hecho en un 8 por ciento, y la conciencia propia de felicidad de sus habitantes no ha mejorado. Las conclusiones generales del estudio indican que los ciudadanos de la Europa septentrional (Islandia, Suecia e Islandia) tienden a mostrar una mayor satisfacción vital subjetiva, como también los de Suiza. Estos países también tienen una alta esperanza de vida, algo compartido con ciertos países mediterráneos, como Italia y España. Los antiguos Estados del bloque comunista, especialmente Bulgaria, Lituania, Letonia y Rumanía, tienen el más bajo nivel de bienestar de Europa, con también menor esperanza de vida y escasa satisfacción vital. Las diferentes tablas arrojan algunas sorpresas. Es el caso de Luxemburgo, que es de lejos el país con mayores emisiones de CO 2 por persona de Europa, mientras que Letonia es el que menos contamina, debido a su relativo escaso consumo energético y a que en la transición desde los tiempos comunistas se ha adaptado a las energías renovables. El estudio propone la aplicación de tres políticas para lograr que los países europeos mejoren en el HPI. En primer lugar, la modificación del estilo de vida con el fin de reducir el consumo de energía, y el compromiso de los Estados con la meta de progresar en la eliminación de gases contaminantes. En segundo, combatir las desigualdades sociales, no sólo en cuanto a ingresos, sino también en áreas como educación, salud y reparto de oportunidades, que tienen una relación directa con el bienestar social. Y tercero, promover políticas que ayuden a la gente a encontrar un mayor sentido a sus vidas, tales como jornadas laborales que se adecúen mejor a las necesidades de cada cual. Parámetros ambientales Según el estudio, reducir las desigualdades sociales y el consumo energético son las claves para mejorar el bienestar de los ciudadanos. Países como Islandia demuestran que vivir dentro de unos buenos parámetros medioambientales no significa sacrificar el bienestar humano asegura Nic Marks, responsable de la News Economics Foundation. Los países europeos con una menor emisión de gases contaminantes por persona son aquellos que han logrado basarse en una sustancial generación de energías renovables, tales como Islandia y Sue- Acceso al informe completo: http: www. neweconomics. org