Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 40 cultura ESPECTÁCULOS y MARTES 17- -7- -2007 ABC Primer dibujo de Mingote publicado el 17 de julio de 1932 en el suplemento Gente Menuda ABC Antonio Mingote Bodas de platino de su primer dibujo en Blanco y Negro Igual podía haberme dedicado a pintor de brocha gorda... POR ANTONIO ASTORGA FOTO: SIGEFREDO MADRID. Antonio Mingote nunca caminará solo. Amanece a las 6 de la mañana con la prensa leída y estudiada, y en una libreta apunta lo que se le ocurre, si cae algo, que a veces no Mingote camina- que es una especie de obligación impuesta por la salud pública, por prescripción facultativa y porque se hace camino al andar. Pero nunca solo. A su lado está su alma, su orden, su paz, su amor: Isabel. Y desde hace 75 años camina junto a ABC. Fue un 17 de julio de 1932. Un niño de 13 años dibujó en Teruel a Roenueces y lo envió al suplemento infantil Gente Menuda de Blanco y Negro El barbilampiño artista se llama Ángel Antonio Mingote Barrachina. ¡Coño, cuánto tiempo ha pasado! Sí, fue en Gente Menuda Aquello me puso muy contento- -confía el genio- Yo era un chico que dibujaba y al que gustaba dibujar y en Gente Menuda de Blanco y Negro ¡que es una revista preciosa que añoro y lloro con lágrimas cuando pienso que ha desaparecido! se publicaban dibujos de lectores y yo mandé el mío Mingote vivía en Teruel y ABC era el diario por excelencia: En aquel tiempo ABC era el periódico de todo el mundo. El ABC era el periódico. Había otros, y además importantes como El Sol El Debate pero el ABC era el periódico con P mayúscula A sus trece años Mingote cree recordar que dibujaba mal (los mingotianos pensamos que eso es imposible) Ese dibujo es horrible, horroroso. Aclaro que era horroroso para ser de un niño, porque los niños dibujan muy bien. Pero yo era un niño que dibujaba muy mal Roenueces era un conejo creado por Francisco López Rubio, al cual Mingote conoció después: era hermano del cineasta y escritor José López Rubio, genio motrileño que encandiló a Hollywood. El padre de don Antonio Mingote, Ángel, era músico, un artista en toda la extensión de la palabra: Para él no existía nada en el mundo más que el arte de su música, literatura, poesía. Y mi madre, Carmen, era también una gran lectora, y escribía. Pero yo nunca agradeceré bastante a mis padres que me hicieran nacer en una casa con muchos libros. A los 17 años, que tenía yo cuando empezó la Guerra Civil, ya había leído no todo lo que tiene que leer un hombre culto, pero sí gran parte de lo que un español culto tenía que leer. Y sigo Hoy un niño de 17 años apenas si lee tebeos. ¿Se educa a la juventud para la ciudadanía? Mire- -repara el académico- yo soy un ignorante en general, y en este asunto más. No tengo bastante información, pero no puedo creer que la cosa sea tan grave como parece con esa oposición feroz. No puedo creer que José Antonio Mari- Hay fanatismo en la derecha y en la izquierda. La gente está muy fanatizada. Hay fanáticos del deporte, la religión, de la política, de todo. Se parten la cara por decir que es mejor veranear en Ciempozuelos que en Biarritz. ¡Por Dios! na- -que ha sido el autor de uno de los volúmenes, y al que conozco por su obra- -haya escrito algo pernicioso, perverso, que corrompa a la juventud... Es imposible. El libro tiene que ser beneficioso, útil y provechoso. O sea, que no comprendo a qué viene esa oposición tan feroz de la derecha o de la Iglesia, o de quien coño sea. Yo tengo un amigo, político ilustre, socialista, que un día me dijo: ¿Sabes lo que nos pasa? Que los partidos políticos cada vez nos parecemos más, y nos esfor-