Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 40 www. abc. es cuarentagrados MARTES 17- -7- -2007 ABC Penélope y Mónica Las hermanas Cruz presentan sus diseños a la orilla del chapapote BEATRIZ CORTÁZAR IBIZA. Vestidas de negro hasta los pies, con un escenario también salpicado de cortinas negras, una moqueta aún más negra y el chapapote flotando por las playas de Ibiza, la imagen que ofrecieron ayer las hermanas Cruz. Mónica y Penélope, Penélope y Mónica, que tanto monta, no fue justamente la de una fotografía refrescante de verano, sino la de dos mujeres muy delgaditas, muy maquilladas para esas horas- -primeras horas de la tarde- -y muy sudadas por el sofocón que sufrieron- -sufrimos todos- -ante el insoportable calor que reinó durante su encuentro con los medios de comunicación en el hotel Atzaro de Ibiza, el mismo que tanto frecuentan algunos miembros de la jet internacional, como el mismísimo Andrea Casiraghi, a quien algunos situaban en las cercanías. Pero como no se trata de ser ceniza sino de contar cómo es la primera colección que las Cruz han diseñado para la firma Mango, pues habrá que empezar diciendo que tanto Pe como Mo llegan a esto de la costura con toda la humildad del mundo y con todo el respeto hacia los grandes del diseño tal y como explicó la propia Mónica, que ayer tuvo que soportar una vez más cómo el noventa y nueve por ciento de las preguntas iban dirigidas a su hermana. A fin de cuentas, la admiro muchísimo por la valentía y el empuje que demostró marchándose sola con su maleta a Hollywood tal y como reconoció la pequeña de las hermanas; un sacrificio muy grande, que yo también hice cuando trabajaba como bailarina, que me llevó a estar siete años viajando por todo el mundo, una experiencia que hoy no me veo capacitada para repetir. Mis cinco perros no lo soportarían anadió. No es la primera incursión de las dos hermanas madrileñas en este mundo; ya en Japón presentaron, hace un año, una colección de bolsos y joyas con diseño suyo. Nada más llegar, las Cruz posaron de la mano y retaron a los fotógrafos a sacarlas con sus mejores poses. Penélope es la experta y sabe perfectamente conquistar los objetivos. Por delante, por detrás... La cara, y la cruz. El escote y la espalda de su vestido- -que además estaba inspirado en el mismo que lució Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes Nuestra moda es muy vintage, muy años cincuenta repetían las dos hermanas. El cine y la moda siempre han ido de la mano aclaraba Penélope, quien acabó también con algunas leyendas urbanas, como la de que se rompió la cremallera de su vestido de Galliano para los Oscar, y de ahí que luciera uno de Versace. No es verdad, el que se rompió fue el de Versace y se arregló en un momento. Lo que pasa es que iba histérica en el coche que me llevó a la gala, y al comentar la anécdota con algunos amigos como Almodóvar no debí explicarme bien También negó la actriz que padeciera un ataque de histeria antes de embarcar en un avión desde Nueva York a Barcelona. No entiendo cómo se puede cambiar la realidad tanto. Había cuatro horas de retraso en el vuelo por mal tiempo y el piloto nos brindó la posibilidad de bajarnos del avión recordó. De todos modos, aseguró, no leo nada de lo que escriben de mí aviso a navegantes. Lo que no hizo Penélope fue aclarar cómo está en el plano sentimental. Ya sabéis que de esas cosas no hablo se escudó Penélope, mientras Mónica escuchaba, quién sabe si tomando nota para repetir lo mismo cuando le preguntaran. Pero no hizo falta. Por seguir con la mayor de las Cruz, Penélope confirmó que dentro de una semana y media se pondrá a trabajar a las órdenes de Woody Allen para la película que el cineasta estadounidense rueda ya en Barcelona con Scarlett Johansson y Javier Bardem. Lo único que me han pedido es que no hable ni de la historia ni de mi personaje dijo. Lo que sí contó fue cómo Allen se puso en contacto con ella. Me llamó desde Nueva York. Acababa de ver Volver y estaba escribiendo el guión de su película. Me dijo que tenía un papel para mí. Quedamos y tuvimos una reunión muy corta y divertida. A las órdenes de Woody Allen De la mano Ambas hermanas posan con algunos de sus diseños Á. DE ANTONIO