Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MADRID MARTES 17 s 7 s 2007 ABC AL DÍA Rafael Puyol La capital dispondrá de cuatro centros más de atención al inmigrante Entre otras novedades, se abrirá una oficina de información al madrileño en el extranjero BEATRIZ ROMERO MADRID. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, anunció ayer, durante una visita a la oficina de atención del Programa de Acogida Temporal y Atención a Personas de Origen Subsahariano del Ayuntamiento, que durante la legislatura que ahora comienza, será prioridad ampliar y mejorar el número de iniciativas y medios para atender a los inmigrantes residentes en la capital. Acompañado por la delegada de Familia y Servicios Sociales del Ayuntamiento, Concepción Dancausa, Gallardón avanzó que para afrontar este gran desafío que es la inmigración en los próximos cuatro años se abrirán otras cuatro oficinas de atención e información al inmigrante, se ampliará el servicio de traducción e interpretación, se aumentará la capacidad del sistema de acogida y se extenderá a todos los barrios el programa Quedamos EL BABY CHEQUE unque ha subido, gracias a los hijos de las madres extranjeras, la natalidad en España sigue rozando sus mínimos históricos. Cada mujer en edad fértil alumbra 1,37 hijos, pero serían necesarios 2,1 para poder renovar las generaciones, una cantidad que nunca volverá. No progresamos en la forma debida, pero deberíamos mejorar. Sin embargo, esa mejora no se logra a través de medidas únicas y aisladas como el recién aprobado cheque- bebé de 2.500 euros, para los hijos nacidos a partir del 3 de julio pasado. No me parece mal que se paguen, como no me parecen inconvenientes las ayudas ofrecidas por las distintas comunidades autónomas por el alumbramiento de los hijos. Los recién nacidos no suelen traer bajo el brazo ni el pan, ni los pañales, ni las leches ni los sofisticados potitos de gourmet que necesitan para su crecimiento. Las familias agradecerán esas ayudas y se sentirán arropadas por un Estado que las tiene en su consideración y sobre todo en sus presupuestos. Las aportaciones puntuales no son descalificables, pero resultan claramente insuficientes. Si queremos que la natalidad progrese lo que España necesita es una mejor política de ayuda familiar y de conciliación de la vida laboral y familiar. Para tener hijos las mujeres españolas quieren un trabajo y lo demandan en unas condiciones que hagan razonablemente compatibles su papel de madres y activas. Verdaderamente necesitamos mas madres, más hijos y más trabajadoras, pero no las vamos a tener sino les proporcionamos los medios suficientes para no sucumbir en el intento. Así pues unas correctoras y conciliadoras políticas de empleo, la oferta de viviendas en propiedad o alquiler para las parejas jóvenes en condiciones asumibles, y una red de guarderías suficiente y a buen precio, se convierten en acciones necesarias para la promoción de la mujer, el crecimiento de la nupcialidad y la mejora de la natalidad. Mientras tanto, los 2500 euros ofrecidos por el Gobierno alegran el corazón y sacan del apuro. A Gallardón visitó ayer la oficina del programa de acogida a subsaharianos al salir de clase para facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar. Indicó que también se va a desarrollar el Programa Deporte y Convivencia y se abrirá una oficina de atención a los madrileños que residen fuera de España. El alcalde aprovechó la ocasión para hacer balance de este programa que desde su puesta en marcha en noviembre de 2005, ha prestado ayuda a 4.131 inmigrantes africanos, de los cuales 306 han sido acogidos en pisos. Los servicios que se ofrecen en la oficina de atención- -situada en la calle del Buen Gobernador, en Ciudad Lineal- -comprenden desde la información sobre la situación jurídica, acceso a los servicios sociales y acciones de apoyo al empleo y la formación, hasta la atención psicológica o para la protección de la salud. Para lograr esto, además de la oficina de atención visitada ayer, el programa cuenta con DANIEL G. LÓPEZ Trescientos acogidos en pisos Según Dancausa, uno de cada cinco extranjeros que vive en España reside en Madrid ocho pisos en otros tantos distritos que suman 49 plazas- -ocho de ellas denominadas de emergencia -en las que la estancia máxima está establecida en tres meses. Por su parte, Dancausa manifestó que los inmigrantes son una oportunidad para Madrid y aseguró que uno de cada cinco extranjeros que vive en España reside en la capital. La mayor parte de los 14.500 subsaharianos que se han establecido en la capital proceden de traslados de las Islas Canarias y todos ellos representan alrededor del 2,6 por ciento de los aproximadamente 550.000 extranjeros empadronados, un número cinco veces superior al que se contabilizó en 1999. Según los datos ofrecidos por Dancausa, proceden de más de una veintena de países africanos, aunque la mayoría son de Nigeria, Mali, Senegal o Guinea Ecuatorial. Tienen edades comprendidas entre los 18 y los 44 años y las principales dificultades a las que se enfrentan son el idioma, el acceso a una vivienda digna, la incorporación al mercado de trabajo o la participación social. El Plan Madrid de Convivencia Social- Intercultural puesto en marcha hace tres años, en el que se inscribe el Programa de Acogida Temporal y Atención a Personas de Origen Subsahariano ha atendido a más de 780.000 personas.