Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 17 s 7 s 2007 INTERNACIONAL 35 Bush anuncia una conferencia sobre Palestina para aprovechar el consenso Ehud Olmert se reunió ayer con Mahmud Abbás aunque no se discutió sobre la retirada israelí de Cisjordania HUGO MEDINA SERVICIO ESPECIAL JERUSALÉN. El presidente Bush anunció ayer la celebración en otoño de una conferencia regional sobre el conflicto israelo- palestino en la que participarán las partes implicadas y varios países de la región que no mencionó, pero que apoyan la idea de dos estados, bajo la presidencia de la secretaria de Estado Condoleezza Rice. Bush señaló que nunca ha existido un consenso internacional como el que hay ahora acerca de la necesidad de crear un estado palestino, y elogió al presidente Mahmud Abbás para anunciar a continuación que Washington ha decidido reanudar la ayuda económica a los palestinos con una donación de 190 millones de dólares. El presidente de Estados Unidos manifestó que la expansión de las colonias judías en los territorios ocupados debe acabar Sin embargo, no parece que Israel vaya a poner coto a una expansión que ha crecido sin descanso desde la celebración de la Conferencia de Madrid en 1991. Israel pretende mantener su política de gestos limitados a favor de Abbás pero no discutirá la retirada de sus tropas y sus colonos de la Cisjordania ocupada como desea el presidente palestino. Ésta es la conclusión principal del encuentro que ayer celebraron en Jerusalén el primer ministro Ehud Olmert y el propio Abbás, quienes acordaron volver a reunirse dentro de dos semanas en la ciudad cisjordana de Jericó. Como hace en cada oportunidad que se le presenta, Abbás aprovechó el cara a cara para insistir en la necesidad de negociar cuanto antes una retirada israelí de Cisjordania, pero una vez más Olmert se opuso a abordar la cuestión. La prioridad de Israel es precisamente la de consolidar sus principales bloques de colonias en Cisjordania y trabaja sin descanso en la construcción de viviendas en los principales asentamientos. Mención especial merece el caso de Jerusalén, donde la condición árabe de algunos de sus principales barrios se va borrando poco a poco debido a las inversiones que los judíos realizan en el sector ocupado de la ciudad santa y que con frecuencia cuentan con el apoyo económico de las grandes fortunas judías de Estados Unidos. Olmert confirmó además a Abbás que 250 prisioneros palestinos serán liberados este viernes. La inmensa mayoría de ellos proceden de Fatah aunque hay un puñado de afiliados a otros partidos minoritarios. Ninguno es de Hamás. Con esta medida Olmert pretende reforzar la posición de Abbás en la escena palestina, si bien el primer ministro se niega a abordar las cuestiones sustantivas que Abbás quiere tratar. Hamás ha criticado la actitud de Abbás de asentir a todo lo que le proponen Israel y Estados Unidos, aunque no está claro si estas medidas prácticamente cosméticas mejoran la posición de Abbás entre los palestinos. Un sondeo publicado el domingo por una organización de Cisjordania indica que la popularidad de Fatah va en aumento y la de Hamás está bajando, pero varios expertos han señalado que este tipo de encuestas no son muy fiables. El diario The Washington Post reveló la existencia de un documento de la CIA que cuestiona la capacidad de Abbás para controlar la situación, e incluso para controlar a las milicias de Fatah. Aunque este análisis, donde se le califica de débil y de no controlar nada es una pura obviedad, el periódico asegura que el presidente Bush ha decidido ignorarlo. En este sentido, los servicios de inteligencia israelíes, así como el Ejército, están enfurecidos con Olmert porque consideran que no procede hacer concesiones de ningún tipo a un político tan débil como Abbás, sin carisma entre los palestinos. Moratinos apoya la iniciativa de paz de Washington El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se mostró ayer favorable a la conferencia que el presidente estadounidense está promoviendo para sentar en la misma mesa a Israel, a la Autoridad Nacional Palestina y a varios Estados árabes, prevista para este otoño. Creo que puede contribuir al desbloqueo de un conflicto que arrastramos desde hace demasiado tiempo afirmó en conversación telefónica desde México, donde acompaña en viaje oficial al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, informa Efe. Un cadáver yace en el suelo mientras un grupo de policías busca supervivientes entre escombros y coches quemados en Kirkuk AFP Al menos 85 muertos en Kirkuk en pleno debate sobre el futuro de la provincia ABC BAGDAD. Hora punta. Un camión bomba se empotra contra un mercado en el centro de Kirkuk. A 700 metros y en medio del caos, explota un coche bomba. Hay al menos 85 muertos y 180 heridos. Poco después, al sur de la ciudad, otro coche salta por los aires. Muere un policía. Ha sido el ataque más sangriento en Kirkuk desde el fin de la guerra. Casi todos murieron calcinados. Unos 50 coches y un autobús se incendiaron en los alrededores del mercado. La onda expansiva destruyó además la sede de la Unión Patriótica del Kurdistán, el partido del presidente iraquí Yalal Talabani. Estaba en la oficina y de repente el techo cayó sobre mí dijo a Reuters un empleado. La matanza se produce apenas una semana después de que el debate sobre la retirada de las tropas estadounidenses llegara al clímax. El presidente Bush, acorralado por congresistas y senadores, tuvo que reconocer el jueves que en lo político el país estaba estancado, pero aseguró que se estaba avanzando en seguridad. El atentado de ayer, sin embargo, deja al Pentágono otra vez en evidencia. Por si fuera poco, Kirkuk y su provincia, rica en petróleo, están a la espera de un referendum para decidir su integración en el ya autónomo Kurdistán iraquí. Presionado por los kurdos, que se frotan las manos, el Gobierno parece ya decidido. Chiíes y turcomanos, en cambio, prefieren esperar ante las advertencias de que la consulta convierta la ciudad en el epicentro de un conflicto étnico entre kurdos, suníes y turcomanos.