Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL www. abc. es internacional MARTES 17- -7- -2007 ABC La expulsión de diplomáticos rusos por el caso Litvinenko dispara la tensión Londres- Moscú Brown suspende también la negociación sobre visados por la negativa de Rusia a extraditar al presunto asesino del espía EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. En medio de la creciente disputa entre Rusia y Occidente después del anuncio de Putin de sacar a su país del tratado de armas convencionales en Europa, la particular tensión entre Londres y Moscú a resultas del caso Litvinenko pasó ayer a un estadio de imprevisibles consecuencias. El Reino Unido anunció la expulsión de cuatro diplomáticos que trabajan en la Embajada rusa en la capital británica ante la negativa de Moscú de extraditar al empresario Andrei Lugovoi, a quien la Fiscalía acusa de asesinar al ex espía Alexander Litvinenko, refugiado en Londres y nacionalizado británico. Además de la expulsión de esas cuatro personas, cuya identidad no se ha facilitado todavía pero que extraoficialmente se les relaciona con actividades de inteligencia, el Foreign Office anunció que procederá a una revisión de la cooperación con Rusia en diversas materias. Entre ellas, como paso inicial la suspensión de las negociaciones para agilizar la tramitación de visados para la entrada en el Reino Unido. El primer ministro británico, Gordon Brown, de visita en la capital alemana, advirtió que no se disculpaba en absoluto de las decisiones adoptadas. Mantuvo su deseo de unas buenas relaciones con Rusia en campos que van de la proliferación nuclear a Oriente Medio e Irán, pero advirtió de que el Reino Unido no se podía quedar con los brazos cruzados ante la negativa de Moscú de proceder a la extradición de Lugovoi. Lugovoi, antiguo miembro del KGB al igual que Litvinenko, es acusado por la Fiscalía británica de haber envenenado deliberadamente a éste con el radiactivo polonio- 210 durante un encuentro celebrado en Londres el 1 de noviembre del año pasado. Lugovoi lo niega y alega que la muerte de Litvinenko no pudo llevarse a cabo sin la participación del MI 6, los servicios secretos británicos, a quienes atribuye ha- REUTERS Brown no se disculpa Brown se estrena en Belfast con los nuevos gobernantes del Ulster El primer ministro británico, Gordon Brown, asistió ayer por primera vez a la reunión del Consejo Anglo- Irlandés, celebrado en Stormont (Belfast) En la imagen- -de derecha a izquierda- Brown posa antes del encuentro con el primer ministro de Irlanda del Norte, Ian Paisley; el viceprimer ministro, Martin McGuinness, y el jefe de Gobierno irlandés, Bertie Ahern. El asunto central de la reunión fue la lucha antiterrorista. Rusia avisa: La provocación tendrá serias consecuencias MOSCÚ. El Ministerio de Exteriores ruso calificó ayer de provocación la decisión de Londres de expulsar a cuatro de sus diplomáticos destacados en el Reino Unido y de limitar la concesión de visados a funcionarios rusos. El portavoz del Ministerio, Mijaíl Kaminin, anunció que las medidas británicas no quedarán sin la adecuada respuesta y tendrán serias consecuencias para las relaciones entre Rusia y el Reino Unido Kaminin afirmó que el paso dado por las autoridades británicas constituye una acción bien orquestada dirigida a politizar el caso Litvinenko Da la sensación de que Londres intenta así justificar ante la comunidad internacional su negativa a colaborar con la Justicia rusa en relación con la petición de RAFAEL M. MAÑUECO extradición de Berezovski y Zakáyev, contra quienes han sido presentadas pruebas irrefutables de su implicación en acciones terroristas subrayó el portavoz diplomático ruso. En este sentido, añadió Kaminin, la postura de Londres nos parece amoral La extradición del magnate ruso, Borís Berezovski, acusado de estafa, malversación de fondos y de hacer llamamientos a derrocar el poder en Rusia, y de Ahmed Zakáyev, emisario de los separatistas chechenos, ha sido solicitada repetidamente a Londres por la Fiscalía General rusa. Moscú, a su vez, se negó a entregar a la Justicia británica al ex agente secreto Andréi Lugovói, a quien se le considera el autor material de la muerte de antiguo miembro de los servicios secretos rusos Alexánder Litvinenko. Tal rechazo se hizo bajo el pretexto de que el artículo 61 de la Constitución impide que un ciudadano ruso pueda ser extraditado para ser juzgado en otro país. ber querido captarle a él mismo para actuar en contra del presidente de Rusia, Vladimir Putin. El Gobierno ruso se ha acogido a su derecho de no extraditarle y ha invitado a las autoridades británicas a que traspasen toda la documentación que poseen para que Lugovoi sea juzgado en Rusia, una posibilidad que Londres rechaza tajantemente. Según David Miliband, que se estrena con esta crisis al frente del Foreign Office, se trata de una situación que el Reino Unido ni ha buscado ni acoge con agrado Añadió que la expulsión de los diplomáticos es una señal clara y proporciona- Señal proporcionada