Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA Corrupción en la Delegación del Gobierno en Cataluña MARTES 17 s 7 s 2007 ABC (viene de la página anterior) Se investiga si desde la Subdelegación salieron datos sensibles que sirvieron para que un capo escapara de la Policía en junio de 2005 El delegado del Gobierno en Cataluña descarta dimitir por el caso Planells Joan Rangel, que en 2004 nombró subdelegado al detenido, alega que no lo destituyó a pesar de las informaciones que había porque no estaba imputado JANOT GUIL BARCELONA. El delegado del Gobierno en Cataluña, Joan Rangel (PSC) que defendió ayer su actuación en el caso Planells sentenció que será implacable en depurar responsabilidades, anunció la apertura de una investigación administrativa y un expediente sancionador contra los dos funcionarios detenidos y descartó- -mediante evasivas a la pregunta del millón- -dimitir. Rangel, quien en 2004 nombró a Eduard Planells como subdelegado del Gobierno en Cataluña, alegó que cuando el pasado año trascendió la vinculación de Planells con un capo de la mafia rusa no le destituyó por que el ex subdelegado dio las explicaciones pertinentes y entonces no estaba imputado en esta causa. Cuando tuvimos indicios de irregularidades en la tramitación de permisos, pero no de él (Planells) en concreto di las instrucciones para que se investigara a fondo afirmó el delegado del Gobierno. Asimismo, añadió que antes de ese momento desconocía que se estaba investigando en concreto a Planells, quien dejó el cargo de subdelegado hace un mes, aunque sí sabían que la Fiscalía anticorrupción estaba llevando a cabo una investigación sobre el caso. Rangel se esforzó en desmarcarse del ex subdelegado- cuando lo nombré no lo conocía previamente, me lo habían recomendado; si es culpable es porque habrá hecho cosas más allá de la confianza que se le depositó -y recordó que Planells ya trabajaba para la Delegación de Gobierno en Cataluña en 2001, cuando estaba el PP al cargo de ésta, como coordinador de servicios y responsable de la oficina de extranjería de Barcelona. Precisamente, el suceso que salpicó al ex subdelegado el pasado año fue la difusión en la prensa de una carta de presentación para la embajada española en Moscú que en 2001 Planells firmó para el capo mafioso ruso- georgiano Malchas Tetruashvili- -detenido en la operación Avispa quien le fue presentado por el diputado de CiU y ex consejero Antoni Fernández Teixidó (CDC) El año pasado, en una entrevista, Planells reconoció la carta y aseguró que se reunió dos veces con Tetruashvili, pero afirmó que le había sido presentado como presidente de una ONG que pretendía traer mano de obra del sector de la restau- Subdelegación para explicar que en la Embajada española en Moscú le ponían dificultades, por lo que pidió que le dieran una carta de presentación de la ONG. El ahora detenido se la proporcionó. Planells afirma que esa fue la última vez que vio a Tetruashvili, aunque volvió a saber de él en 2002 por un proceso judicial abierto tras una inspección de trabajo por las contrataciones de emigrantes rusos. Aquello acabó con una multa importante, que el mafioso pagó. Tras aquel episodio, la Subdelegación le pidió que devolviera la carta de presentación y le ordenó que no la utilizara más, pero éste respondió en febrero de 2003 que ya no la tenía por haberla dado en nuestra Embajada en Moscú. Catorce meses en prisión Tetruashvili, israelí de 48 años, fue detenido en junio de 2005 y pasó unos meses en prisión hasta quedar en libertad bajo fianza. Dirige 14 sociedades mercantiles y es propietario de más de una veintena de restaurantes y de una cadena de comida asiática. Los expertos en la lucha contra la mafia rusa consideran a este empresario el lugarteniente del capo de la organización georgiana Kutaiskaya, el grupo mafioso ruso que tenía mayor interés en aumentar sus actividades en España. Se trata de Tariel Oniani, quien abandonó precipitadamente España con su mujer- -abandonó a su hija de 14 años, que estuvo meses bajo custodia de la Generalitat- -sólo unas horas antes de que los GEO entraran en su casa para detenerlo. El cómo tuvo la intuición de huir en el último instante es un misterio, pero las fuentes consultadas recuerdan que Planells, como superior jerárquico de las Fuerzas de Seguridad en Barcelona, disponía de información sobre el operativo. Hizo llamadas esos días- -afirman las fuentes consultadas- pero era lógico dado su cargo. Sabemos, además, que hubo fuga de datos que llegaron a algunos de los sospechosos. Lo que se investiga ahora es si ambas certezas están relacionadas Reacciones políticas Joan Rangel, durante la rueda de prensa que ofreció ayer ración desde Rusia. Por otra parte, los partidos políticos salieron ayer al paso de esta noticia. Desde el PP se pidió la comparecencia urgente del ministro del Interior, Alfredo Pérez EFE Rubalcaba, y desde UDC se negó cualquier vinculación de Fernández Teixidó (CDC) con este caso. Desde ERC, por contra, se cuestionó la honorabilidad de Teixidó. EL CAPO QUE DICTÓ UNA SENTENCIA DE MUERTE Tariel Oniani fue uno de los pocos Vor V Zakonen (capos mafiosos) que logró escapar a la Avispa Desde Georgia ordenó matar a los investigadores. POR C. M. P. M. MADRID. En septiembre de 2005, apenas tres meses después de la operación Avispa los servicios de inteligencia alertaban de que Tariel Oriani, el todopoderoso capo de la organización Kutaiskaya, había dado orden de asesinar a los encargados de la investigación. En el centro de la diana, de forma muy especial, aparecían el juez y el fiscal, cuyo trabajo había sido determinante para el buen desarrollo de la investigación. Las informaciones procedían de distintas fuentes y eran coincidentes afirman las fuentes consultadas por ABC. Nos lo tomamos muy en serio, porque además de haber tomado la decisión, estos gru- Zakhar Kalashov M. I. ABC. es Más información sobre la operación Avispa en abc. es pos tienen capacidad para llevarla a cabo. Hubo que aumentar las medidas de seguridad y no se baja la guardia Meses después, en mayo de 2006, era detenido en Dubai gracias a la Policía española el máximo jefe de la mafia rusa, Zakhar Kalashov, que además fue inmediatamente extraditado a España. Desde entonces permanece en un módulo de aislamiento de un centro penitenciario, sin explicarse aún cómo nuestros agentes habían logrado echarle el guante cuando iba a asistir a una fastuosa cena en Dubai con otros importantes jefes mafiosos. Las cosas se ponían aún peor para la organización cuando en noviembre la Policía detenía en Madrid y Málaga a nueve individuos que formaban una red creada por Kalashov con la única misión de sacarle de la cárcel, si era necesario con una fuga. Tres de ellos siguen encarcelados. Ahora, la Policía y la Guardia Civil investigan nuevos aguijones de la Avispa