Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 17 s 7 s 2007 Corrupción en la Delegación del Gobierno en Cataluña ESPAÑA 13 Detenido el ex subdelegado del Gobierno en Barcelona por sus trabajos para la mafia rusa Eduard Planells está acusado de cohecho, prevaricación y falsedad s Medió a favor de Malchas Tetruashvili, uno de los capos detenidos en la primera fase de la Avispa CRUZ MORCILLO PABLO MUÑOZ MADRID. La operación Avispa contra la mafia rusa, el mayor golpe en Europa contra el crimen organizado, deparó ayer otra sorpresa con la detención del que hasta el 18 de junio era subdelegado del Gobierno en Barcelona, Eduard Planells. El sospechoso está acusado de prevaricación, cohecho y falsedad, supuestamente por haber facilitado permisos de trabajo y residencia a la organización mafiosa. Además, fuentes de la máxima solvencia consultadas por ABC aseguraron que también se investiga si dio datos sensibles sobre las investigaciones a alguno de los capos que huyeron in extremis si bien sobre este último asunto no hay por ahora datos concluyentes. El juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, le toma hoy declaración. El nombre de Planells ya había sido relacionado con este turbio asunto en septiembre del pasado año, cuando se supo que había hecho gestiones en favor de uno de los detenidos en la primera fase de la Avispa en concreto Malchas Tetruashvili. Este individuo está considerado lugarteniente de Tariel Oniani, un georgiano jefe de una de las organizaciones desmanteladas, conocida como Kutaiskaya, y que pudo escapar en el último momento del operativo que desplegó la Policía en junio de 2005. La investigación que ha acabado con la detención de Planells, según las fuentes, arrancan de esa primera fase de la operación Avispa cuando durante la investigación se detectó que en la Subdelegación del Gobierno en Barcelona había comportamientos sospechosos a la hora de obtener determinado tipo de documentaciones y movimientos extraños de dinero. Además, en las escuchas telefónicas se tuvo acceso a una en la que aparecía la voz de alguien a quien luego se identificó como el ahora detenido. Desde ese momento- -ya se habían producido los primeros arrestos- el entonces subdelegado del Gobierno en Barcelona pasó a ser objetivo de la investigación, que si bien en su mayor parte recayó en la Udyco Central de la Comisaría General de Policía Judicial, también ha contado, por su complejidad y amplitud, con la importante colaboración de la UCO de la Guardia Civil. Precisamente agentes del Instituto Armado fueron los que detuvieron ayer al ex subdelegado. En la operación, además de Planells, fueron arrestados dos funcionarios de la Subdelegación- -Gerardo González y Carmen Carballada- un trabajador del Consulado ruso en Barcelona identificado como Víctor Ambiela y El Amin Akhazzan, un español de origen marroquí. Este último, arrestado en Tarrasa, trabaja en una gestoría y, al parecer, gracias a los contactos que mantenía con los dos funcionaros conseguía de manera irregular permisos de residencia. Registros Escuchas Tras las detenciones, la Guardia Civil y la Policía registraron los domicilios de estas cinco personas, así como sus respectivos lugares de trabajo, en los que se intervino abundante material informático y documentación. Los agentes también obtuvieron autorización judicial para acceder al archivo de expedientes de extranjería de la Subdelegación. El círculo sobre Planells comenzó a cerrarse en septiembre de 2006, cuando los investigadores encontraron una carta de recomendación a Tetruashvili firmada por él en mayo de 2001, cuando era coordinador de servicios de la Delegación del Gobierno en Cataluña y máximo responsable de Barcelona en materia de inmigración. En una entrevista televisiva, el propio Planells admitió que se reunió dos veces ese año con el mafioso, la primera por mediación del diputado de CiU y ex consejero de la Generalitat Antoni Fernández Teixidó. En la primera reunión, según Planells, Fernández Teixidó presentó a Tetruashvili como presidente de una ONG que pretendía traer desde Rusia mano de obra cualificada para el sector de la restauración. El mafioso no tardó en volver a la (pasa a la página siguiente) Eduard Planells, ex subdelegado del Gobierno en Barcelona detenido ayer EFE E. PLANELLS EX SUBDELEGADO DEL GOBIERNO EN BARCELONA UN PROFESIONAL DE LO PÚBLICO, ENTRE SOMBRAS Hace un mes, Planells dejó el cargo de subdelegado del Gobierno para ser director de Administración de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones J. G. BARCELONA. Licenciado enDerecho y Ciencias Políticas y de la Administración, Eduard Planells (Barcelona, 1952) luce un currículum de veterano trabajador de la Administración pública. La justicia deberá dilucidar si cabe incluir en el mismo epítetos nada honrosos. Su nombre quedó manchado de tinta periodística el pasado año, cuando ya era subdelegado del Gobierno en Cataluña, al trascender una carta de recomendación para un capo de la mafia rusa- -Malchas Tetruashvili- -que él firmó en 2001, en calidad entonces de coordinador de servicios y responsable de la oficina de Extranjería de Barcelona. Pese a todo, Planells, nombrado subdelegado en 2004 por el actual delegado del Gobierno en Cataluña, Joan Rangel, siguió en su cargo. No fue hasta hace un mes, el pasado 18 de junio, que abandonó la Subdelegación del Gobierno y se fue a la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones. Fue nombrado director de Administración de este organismo y acudió a su sede de trabajo, en la Torre Mapfre de Barcelona, hasta el pa- sado viernes. Desde el Gobierno en Cataluña se aseguró que su marcha a la CMT no respondía a su posible implicación con el caso de la mafia rusa. Simplemente, se dijo, ha recibido una oferta muy buena Planells sale a la luz del escándalo tras años en un segundo plano, si bien su cargo le permitió ser delegado del Gobierno en Cataluña en funciones, cuando Rangel estaba ausente. El ahora detenido ha trabajado de funcionario desde 1976. Desde 1988 a 1990 fue el director provincial del INEM en Tarragona y entre 1996 y 1997 ostentó el cargo de secretario general del Gobierno Civil en Cataluña. Ya en 1998, arribó al cargo de coordinador de servicios y, en 2004, al de subdelegado del Gobierno. En una entrevista televisiva emitida el pasado septiembre, Planells se proclamó inocente y afirmó que todo era fruto de una maniobra política, aunque admitió contactos con el citado Tetruashvili, detenido hace dos años. Los dos podrían tener ahora más cosas en común.