Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 16 s 7 s 2007 Motociclismo- Gran Premio de Alemania DEPORTES 85 Alberto Puig, del desastre al júbilo en veinticuatro horas de ensueño El director de Pedrosa no veía soluciones el sábado, en los entrenamientos libres T. G. -M. El triunfo y el fracaso en la cilindrada reina están separados por un neumático bien elegido o un reglaje acertado, según la configuración de cada moto. El propio Pedrosa manifestaba hace unas semanas que la moto no va como yo quiero, pero en este Mundial son muy importantes los neumáticos. No sé... La misma declaración realizaban otros pilotos. El cambio de potencial de los 990 a los 800 centímetros cúbicos ha sido una lotería que Honda ha tardado diez sorteos en acertar. Ahora, todo son alegrías, pero el mismo sábado por la mañana, en el entrenamiento libre, Pedrosa no rodó en los tiempos de Stoner, y su director, Alberto Puig, se temía lo peor, después de los malos cronos acumulados desde el viernes. Un desastre manifestaba. En esa situación, no quería hablar del futuro contrato de su pupilo, aunque el presidente de HRC estuviese en el circuito: Ahora no pienso en eso, lo primero es encontrar soluciones para esta carrera Pareció una premonición. El equipo HRC tenía dos horas para preparar otra configuración de la moto ante la sesión oficial del sábado. Y acertó con las modificaciones. Tras día y medio de ensayos, la Honda rindió magníficamente desde pocos minutos antes de las dos de la tarde sabatinas. Todo se transformó por arte de magia. Dani empezó a rodar con mejor ritmo, pisó desde el primer momento las posiciones delanteras, las que había ocupado desde 2002, y dio el estoque a su reacción con el segundo mejor crono de la parrilla. Cuatro milésimas le separaron de Stoner. Pero lo mejor no era la segunda plaza. Lo más importante fue que los ingenieros de HRC habían encontrado la puesta a punto, los reglajes y los neumáticos apropiados. Por vez primera en 2007, el español había corrido a gusto en un entrenamiento con las ruedas de carrera. Se sintió confiado ante el gran premio. Notó las viejas sensaciones. Las de un campeón. La carrera confirmó la progresión. Salió como una bala. La escudería y el piloto han encontrado el camino cinco meses después. Más vale tarde que nunca. Dos horas y un cambio radical Gabor Talmacsi disfrutó a fondo en la vuelta de honor tras su rotunda victoria de ayer AFP Pues Aspar lo tiene crudo Talmacsi se da un paseo triunfal y quita el liderato a Faubel, mientras su director espera que el asfalto decida T. G. Maillot amarillo en el Tour de 125 y vacaciones de verano con la felicidad de los deberes bien hechos. Gabor Talmacsi avisó en el invierno que sería candidato al título de 125 y los hechos le otorgan la razón. El húngaro y Héctor Faubel se han confirmado como los aspirantes a la corona dejada por Bautista y el director de todos, Jorge Martínez Aspar, sufre el problema que tantos sueñan: poner paz en un gallinero repleto de líderes. En Assen hubo gestos desagradables- -Talmacsi quiso frenar con la mano a Héctor- -y ayer sólo hubo gestos en la pista. El magiar fue enormemente superior. Con la vieja Aprilia, la RS, esa que él decía que no corría, arrolló a la moderna RSA de su máximo rival. Y a todos. Se escapó como Lance Armstrong hacía en el Mont Ventoux. Humillando. El nuevo fichaje de Aspar dio gas nada más ponerse el semáforo verde y nunca más le vieron. Él no se enteró de cómo De Rosa tiraba a Pasini, ganador de las dos últimas pruebas. Ni de las caídas de Gadea y de Pol Espargaró. Ni de la pelea sin cuartel por los otros dos cajones. Koyama, Faubel y Corsi entraron por ese orden tras una lucha que constató la velocidad de las KTM. El español, listo para agarrar puntos, supo mantener el tercer puesto, aunque no evitó que el japonés le privara de cuatro puntos que le dejaron sin el maillot amarillo, que pasó a las manetas de su compañero. Aspar, que este fin de semana reunió a sus tres pilotos- -Gadea, Faubel y Gabor- -para evitar las malas artes entre colegas, vivió en Alemania con el duelo interno al más alto nivel. No os molestéis entre vosotros en beneficio de otros. Respetaros en la pista les dijo Jorge. El problema es que los hombres que desean el perjuicio del adversario, para ser campeón, comparten escudería. Los demás pilotos les importan menos. Y su jefe lo sabe. Pablo Nieto pide a Aprilia Nicky Hayden y Melandri también ven la luz La progresión de Honda la han notado todos los pilotos como máquina oficial. Nicky Hayden, el campeón del mundo 2006, se sentía despreciado por la escudería al construir la nueva moto de 800, un prototipo que se hizo principalmente a la medida de Pedrosa. Por fin, ante el fracaso general de la marca, HRC trabajó para crear novedades personalizadas, adaptadas a Dani y al americano. El resultado comenzó a acusarse hace tres carreras, en el Gran Premio británico, cuando el número uno peleó ya por los puestos de cabeza. Ayer, Nicky consumó esa evolución con otro podio. El estadounidense se siente a gusto con el chasis pergeñado para su envergadura y empieza a correr como antaño. Una mejoría que Marco Melandri, piloto del segundo equipo Honda, vislumbra tímidamente con la recepción de la tecnología que poseen Pedrosa y Hayden. Ha sido su queja eterna, no tener el mismo material. Valentino presencia la reacción de Honda y ha solicitado a Yamaha que trabaje más duro de lo habitual para no perder comba frente a Ducati y HRC, ahora que Michelín se ha equiparado a Bridgestone. Rossi espera contar con novedades el 22 de agosto, en Brno. Rossi pide mejoras a Yamaha El húngaro se quejó de la velocidad de su Aprilia RS y ayer arrolló a la moderna RSA de Héctor Aspar les reunió para pedirles respeto entre ellos y no beneficiar a otros, pero el título sólo es cosa de dos En Sachsenring, el magiar encontró la puesta a punto ideal desde el viernes y dominó durante los tres días mientras el resto de la parrilla sudaba por saber qué neumáticos montar. Héctor sufrió en los entrenamientos y el domingo consiguió colocar una bandera española en el mástil sin poder dar caza de su contrincante. Ajeno a esa batalla de la Copa Aspar el joven Smith alcanzó la octava posición después de acudir con muletas a esta cita, por culpa de su lesión. Y Gadea se cayó en la última curva cuando pujaba por ser quinto. Un error que ha supuesto que descienda de la tercera a la sexta posición en el Mundial. Y Nieto, noveno, pidió a Aprilia que el material llegue también a los pilotos que no son los oficiales. Talmacsi se quejó y miren donde está. De vacaciones y viendo el Tour de amarillo.