Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID LUNES 16 s 7 s 2007 ABC AL DÍA Luis Prados de la Plaza VA DE TORRES poyados en el quicio de las exageraciones (y que cada penachoaguante su vela) hay cada torre y otros Torres que no pueden permitirse el lujo de pasar inadvertidos. Mientras el músculo duerme y la misión descansa se hace preciso el recuerdodelascuatrotorres, por ahora, que han tocado techo sobre terrenos intocables de la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid: el despelote urbanístico, por decirlo en lenguaje del fútbol actual, sobre aquel desempacho de Joaquín, referido a la selección española de Aragonés. No me resisto al recuerdo de aquella torre de los negocios que se quemó en acto de servicio en plena fiebre de sábado noche, cuando nos lo televisaron casi todo y se confirmaron dos noticias oficiales: la primera, que nadie tuvo la culpa de aquellos destrozos; y la segunda, que los bomberos de Madrid siguen siendo excelentes, apesardelaspésimasrelaciones que mantenían entonces con el alcalde y sus expertos... Torres más altas han caído. Por no apartarme de la pelota y los peloteos, advierto dos altos revuelos de Torres: Fernando, al que siguen llamando el niño (como aquel Billy de las pistolas) y Ángel, que parece estar convencido de ser el más listo del barrio Fernando Torres parece confirmar que se merece el diploma de mejor cliente del mes en el puente aéreo MadridLiverpool. Ángel Torres ha rematado en el fervor de la vuelta al tajo con esa irreverente metedura de pata que se merece la propaganda del Getafe. En la estrategia de fichajes y desprendimientos del patrimonio humano que se dan en el fútbol se puede obtener por un gambito de entrenadores 480.000 euros, con la ayuda de un colega que no eligió el mejor modelo de rigor jurídico para navegar en materia de contratos. Fue una suerte que Bernardo Schuster dispusiera en plenas vacaciones de esa pequeña liquidez de los ochenta millones de antiguas pesetas, que tienen la culpa. Eso sí que es un milagro alemán ¿quién dijo aquello de maldito parné Todo sea por concretar la patada en el culo a Fabio Capello. En esto del compro, vendo y cambio, por cierto, acabo de oír una insólita declaración de Enrique Cerezo, el presidente del Atlético, que consiste en hacerle al Ayuntamiento de Madrid una oferta por el estadio. Una oferta que no podrá resistir, seguramente. A Uno de los asistentes a la fiesta de la Batalla Naval de Vallecas Vallecas tuvo mar por un día Alrededor de 5.000 personas celebraron ayer la tradicional Batalla Naval de Vallecas. Seis camiones cisterna descargaron 48.000 litros de agua. La protesta contra el cierre de la parroquia de Entrevías y el fomento de la integración fueron los ejes de la fiesta POR MARÍA J. PÉREZ FOTO DANIEL G. LÓPEZ MADRID. En Vallecas, el mar lo pusieron ayer los vecinos. Y los alrededor de 5.000 asistentes que acudieron a la fiesta de la batalla naval, armados con cubos, botellas, pistolas de agua y palanganas. El agua que trajeron seis camiones cisterna que el Ayuntamiento concedió al barrio llovió de las mangueras de los operarios, llenó barreños y cayó en tromba o chispeando sobre los asistentes empapados y acabó formando ríos en la calle. Todo ello a ritmo de charanga y batukada Fueron 48.000 litros, más el caudal arrojado por los vecinos desde ventanas y balcones. Sobre él, navegaron dos carrozas- barcos montados por la Cofradía de Vallecas y por los hermanos de Villagarcía, que organizan en esta localidad de Pontevedra una fiesta similar el 16 de agosto. El pregón de Luis Farnox, cantante y presidente honorario este año de la Cofradía Marinera de Vallecas, organizadora del evento, dio, al grito de ¡Viva el puerto de Vallecas! ¡Viva la batalla naval! la señal de inicio de la fiesta. La batalla se inició antes de las cinco en Peña Gorbea. El pasacalles se puso en marcha y una riada de gente, muchos con biquini y algunos vestidos de pirata, marinero o incluso con flotadores, se dirigió hacia la zona húmeda Y acabaron en la calle del Payaso Fofó, donde las vallas anunciaban: Si pasas, te mojas Farnox puso el acento en el carácter integrador de la fiesta: Por cada litro de agua, devolvemos el doble en vecindad, el doble en solidaridad, el doble hermanamiento, en integración Jorge Martínez, de la Cofradía Marinera también puso el acento en este punto. El agua no se malgasta. No se está produciendo un bien físico, pero se produce un bien inmaterial: diversión, convivencia, solidaridad Asegura, como la mayoría de los vecinos, que el agua utilizada no llega a los 100.000 litros, que es lo que contiene una piscina comunitaria. Dice que Vallecas es uno de los barrios que menos piscinas tiene y que no hay allí campos de golf. Uno de los asistentes, Gonzalo Barroso, aseguró: Trabajo en la Moraleja y he visto vaciar piscinas de litros y litros de agua sólo para limpieza ción asegura uno de los vecinos. Entre el público hay familias, grupos de amigos y solitarios, gente de Vallecas, de otras partes de España y de muchas nacionalidades. Especialmente ilusionados se mostraban los ecuatorianos, a los que esta fiesta les recordaba el carnaval de su país. Incluso había extranjeros que como Marie, habían viajado expresamente para vivir la fiesta. Me encanta, debería hacerse en mi país aseguró. Esta edición fue la vigesimosexta de una celebración que empezó para manifestar el rechazo de los vecinos y ecologistas a la entrada de España en la OTAN. De ahí, a declarar al barrio la república utópica de Vallecas y pretender festejar una batalla naval a 300 kilómetros de la playa. La utopía es la forma más realista de pedir las cosas afirmó Farnox. El ánimo de protesta continúa y la consigna de este año es mojarse contra el cierre de la parroquia de San Carlos Borromeo. Nos parece que es injusto que les obliguen a tener que cerrar porque no se usen hostias consagradas, sino el pan que alguna mujer hace con todo su amor, o que el padre vaya con vaqueros y gracias a ello la gente no le vea como alguien extraño afirma Jorge Martínez, de la Cofradía. Martínez asegura que este año no han tenido problemas con el Ayuntamiento para la organización del evento y destaca la buena coordinación. Como el carnaval de Ecuador También hay algún descontento: Me parece una fiesta egoísta. Es una locura. Hay gente en África que se muere de sed y aquí se hace esta fiesta La mayoría de los vecinos asegura que se desperdicia mucha más agua en cosas menos importantes. Lo mejor es la integra- No al cierre de la parroquia Paellas gigantes, pregones y conciertos para una jornada reivindicativa La fiesta comenzó con paella a la una y media de la tarde. Las entradas se terminaron y algunos se bajaron a la calle la comida de casa. Algo después de las seis y media, los grifos de los camiones cisterna se quedaron secos, era hora de ir al parque, secarse y descansar, antes de acudir los conciertos del Mekánico del Swing y The Locos organizados para las fiestas de La Carmela. Cuando a Jorge Martínez, de la Cofradía Marinera de Vallecas, le preguntan qué es lo mejor de la fiesta, responde, Mira, se ha acabado el agua y el sol, y la gente no se marcha Dice que la música ayuda, que este año han traído también un grupo de batukada y que está dando resultado.