Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MADRID LUNES 16 s 7 s 2007 ABC La ayuda de 2.500 euros por hijo es escasa, electoralista y demagógica Concepción Dancausa s Delegada municipal de Familia y Servicios Sociales Desde su puesto en el Ayuntamiento de Madrid, la anterior presidenta de la Asamblea tiene previsto apostar fuerte por los mayores- -en especial, los dependientes- la inmigración, los menores y las políticas de conciliación de la vida laboral y familiar POR MARÍA ISABEL SERRANO FOTO DANIEL G. LÓPEZ MADRID. Justo al inicio de la entrevista, Concepción Dancausa, delegada de Familia y Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid, se entera del desalojo, por parte de la Policía Municipal y con la posterior intervención del Samur Social, de 20 indigentes que vivían desde hace años en el pasadizo de la plaza de España -No hay problema. El Ayuntamiento de Madrid es pionero en la atención a las personas sin hogar, porque hace tres años creó el Samur Social, que no sólo está previsto para las emergencias que se produzcan, sino que son equipos que se dedican a localizar a las personas que viven en la calle. Tratan de hacer programas con ellos: primero, ganar su confianza; después, darles oportunidades para reincorporarse a la vida social. ta trayectoria que, sin duda, ha sido muy interesante, porque me ha permitido conocer la vida parlamentaria y, además, he tenido el honor de presidir el Parlamento de Madrid. Allí he conocido todos los problemas de la comunidad madrileña. Otros proyectos estrella Mayores: Garantizar la teleasistencia domiciliaria y extradomiciliaria; crear 20.000 nuevos servicios de ayuda a domicilio; abrir cinco centros de noche, con 20 plazas cada uno, para atender a las personas mayores dependientes cuyo estado mental no permita el descanso de sus cuidadores; construir 25 nuevos centros asistenciales y remodelar ocho; aulas de informática en todos los centros municipales de mayores. Familia e Infancia: Se crean las kangurotecas para cuidar a los menores de entre 2 y 8 años mientras sus padres realizan gestiones; crear la Oficina de Información para la Mediación Familiar en los Juzgados de Familia de Madrid; 30 nuevas plazas por barrio para atender a los menores en horario extraescolar; cuatro centros de atención a la infancia, para mejorar la intervención directa con los menores desprotegidos. Educación y Juventud: Ampliar la red de escuelas infantiles y las subvenciones a la iniciativa social; rehabilitar centros públicos y concertados; cuatro nuevas escuelas de danza. -Usted apuesta por dependencia y familia justo en el momento en que el Gobierno de Rodríguez Zapatero ha aprobado una ayuda de 2.500 euros por nacimiento o adopción de un hijo y que, además, ha dado luz verde a esa ley de dependencia. ¿Es casualidad o estrategia política? -Conceder 2.500 euros a las familias por el nacimiento o adopción de un hijo es insuficiente y tiene carácter electoralista y demagogo. Creo que se trata de una ayuda puntual en el momento en que el índice de natalidad está en uno de los momentos más altos desde 1991: 1,37 hijos por mujer. Sin embargo, no veo otro tipo de medida o ayuda de mayor calado para ayudar a las familias. Además, esos 2.500 euros es una cantidad inferior a los 3.000 euros que el PP prometió en su programa electoral. jaremos por los madrileños y por su bienestar y, si eso sirve para ganar las elecciones, mejor que mejor. ¿Cuáles son los objetivos prioritarios de la delegada municipal de Familia y Servicios Sociales? ¡Vaya comienzo! ¿Se actúa así por el deseo de reinsertar a los marginados y no por dar la imagen de un Madrid sin indigentes en la calle? -Lo que nos preocupa son las personas. Todas. Cuando ha habido situaciones de desempleo, los afectados son más jóvenes, pero cuando ha habido más empleo, se trata de personas con problemas de drogas, de alcoholismo o de familias desestructuradas. Estas circunstancias nos obligan a especializarnos cada día más. Esta iniciativa, la del Samur Social, es pionera en España y está dando muy buenos resultados. -Los asuntos sociales bien llevados suelen dar votos. ¿No teme que desde el PSOE les tachen de querer hacer méritos y electoralismo de cara a las elecciones generales de 2008? -Nosotros, desde el PP, traba- -Esta área es importante porque tratamos siempre con personas. Las prioridades son tres. En primer lugar, la dependencia, porque el desarrollo de la ley aprobada este año por el Gobierno central va a exigir un esfuerzo muy grande de todas las administraciones. En segundo, la inmigración a fin de atender las necesidades de la creciente población inmigrante. En tercer lugar, y no menos importante, la familia, pues queremos poner de relieve su papel social y hacer un esfuerzo por apoyarla mejor y poner en marcha auténticas políticas de conciliación de la vida laboral y familiar. ¿No hay una gran desproporción entre lo que va a costar la ayuda de los 2.500 euros a las familias y lo que se destina a la Ley de Dependencia? Nosotros, desde el PP, trabajamos siempre por el bienestar de todos los madrileños. Si ello nos sirve para ganar las elecciones generales de 2008, mejor que mejor Alberto Ruiz- Gallardón y Esperanza Aguirre son dos líderes extraordinarios ¿Es cierto, como se ha dicho, que usted pasó del equipo de Esperanza Aguirre a las listas de Ruiz- Gallardón el 27- M porque, al llevarse bien con los dos, podría ser el puente entre ellos o ese bálsamo para suavizar las relaciones entre la presidenta regional y el alcalde de Madrid? -Para empezar, tanto Alberto Ruiz- Gallardón como Esperanza Aguirre consideraron bueno y conveniente que yo estuviera en las listas para el Ayuntamiento. Ambos me lo propusieron, y yo lo acepté. Lo único y más coherente que se me ocurre decir, porque además lo siento así, es que trabajo para un proyecto político. Eso es lo importante y lo que, de verdad, merece la pena. Por lo demás, y aunque se digan muchas cosas y haya comentarios, creo sinceramente que ambos son dos extraordinarios líderes en nuestro partido y la prueba está en los resultados que obtuvieron de las elecciones del pasado 27 de mayo. -Desde el año 1982 hasta 2003 siempre me he movido en temas sociales. Primero, con inmigrantes, en el extranjero; después, con ONG e instituciones. Creo tener experiencia y un largo recorrido en distintas administraciones. Mi paso por la Asamblea de Madrid ha sido, quizás, un paréntesis en es- ¿Cómo ha sido, personal y profesionalmente, su paso desde la Presidencia de la Asamblea de Madrid a la política municipal? ¿Qué contestaría a los que califican su área municipal como un cajón de sastre donde la sensación es que se quiere abarcar mu- -De los 604.378 mayores que viven en la capital, 67.000 son dependientes. Para que se haga una idea: esos más de seiscientos mil mayores corresponden a la suma de la población de Lérida, Lugo, Palencia, Pontevedra, Toledo, Ávila, Cuenca y Huesca. ¿Tiene Madrid muchas personas dependientes? -Claro que sí. Es curioso e incomprensible a la vez que la ayuda de los 2.500 euros vaya a tener un coste aproximado para el Estado de 1.200 millones de euros, como mínimo. Y esa cantidad es muy superior a los 400 millones que se han destinado, este año, a la ley de dependencia. Por lo tanto, esa ley sale con un escaso respaldo económico. Quiero aclarar que bienvenida sea la ley de dependencia, aunque no es el modelo que más nos gustaba. Yo ya dejé un borrador de esa ley cuando pasé por la Secretaría General de Asuntos Sociales. Lo que ha hecho el PSOE ha sido tramitarla en el Congreso de los Diputados. Lo importante ahora es que su desarrollo y el reparto de dinero se realicen por el número de personas dependientes que tiene cada comunidad autónoma y nunca por el color político de su gobierno regional. cho pero se aprieta poco? -Eso no es verdad. Hay un ley de servicios sociales de la Comunidad de Madrid que regula, valga la redundancia, los servicios que tienen que prestar los municipios de más de 20.000 habitantes. Afortunadamente, los servicios sociales son ya un derecho para los ciudadanos. No es un cajón de sastre. Lo que pasa es que la sociedad cambia a mucha velocidad, surgen nuevas demandas y hay que saber reaccionar. ¿Cómo interpreta que de cada cuatro delitos en tres estén implicados extranjeros? -Lo que me preocupa no es