Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL LUNES 16 s 7 s 2007 ABC El alcalde de Caracas golpea a varios aficionados durante un partido de fútbol Los agredidos abucheaban al político chavista al grito de ¡Libertad, libertad! LUDMILA VINOGRADOFF CORRESPONSAL CARACAS. El alcalde metropolitano de Caracas, Juan Barreto, junto a sus guardaespaldas, protagonizó un incidente insólito cuando este sábado golpeó a los espectadores que le estaban abucheando durante la final de la Copa América por el tercer lugar entre México y Uruguay. En el intermedio del juego realizado en el estadio olímpico universitario de Caracas la hinchada futbolística comenzó a corear consignas: Y va a caer, y va a caer, este gobierno va a caer en alusión a del presidente Hugo Chávez. Y cuando se percataron en las gradas de la presencia del alcalde Barreto, empezaron a pitarle y gritarle: Libertad, libertad! Los abucheos molestaron al alcalde, quien se levantó de manera impulsiva y arremetió contra los espectadores que estaban sentados tres filas arriba. La cámara del canal informativo Globovisión captó todo el incidente, en el que se observa cómo Barreto intimida fotografiando con su móvil al espectador, el profesor de la Universidad Católica Andrés Bello, UCAB, Marcos Carrillo, y después le golpea en la cara. Los que estaban sentados al lado de Carrillo, mexicanos y uruguayos, también recibieron su tanda de agresiones por parte de los guardaespaldas del alcalde, quien ordenó que fuesen detenidos los que le estaban abucheando. La Guardia Nacional, sin embargo, no detuvo ni sacó a los fanáticos del estadio, que pudieron ver el segundo tiempo, en el que el equipo mexicano batió al uruguayo con 3 a 1 a su favor. La Copa América concluyó ayer con la final entre Argentina y Brasil pero para Venezuela, cuya selección no llegó ni a la semifinal y anfitriona del evento, pasó sin pena ni gloria. El encuentro deportivo, que por primera vez se realiza en el país, no logró unir a los venezolanos. Después de haber gastado más de 1.000 millones de dólares en acondicionar nueve estadios, el Gobierno acaparó las entradas para impedir que los adversarios lo abuchearan en las gradas. Una niña de dos meses enferma de sida en un hospital de San Salvador AP Mensajeros de esperanza Adolescentes embarazadas, menores enfermos de sida, presos, abandonados... son muchos los horrores que, a diario, viven millones de niños en Iberoamérica s Mensajeros de la Paz trata de aportar un halo de esperanza al futuro del continente POR JESÚS BASTANTE ENV. ESPECIAL EL SALVADOR SANTO DOMINGO. Raúl tiene diez años, una minusvalía psíquica y una enfermedad degenerativa que hace que los huesos se le agranden hasta llegar a romperle las manos. Raúl ha sido abandonado, y después de algún tiempo en manos de las autoridades estatales, ahora vive en el hogar que Mensajeros de la Paz gestiona en el centro de El Salvador. Raúl tendrá suerte: gracias a la visita que desde hace unos días está realizando el padre Ángel por toda Iberoamérica, se ha logrado que un benefactor español financie una operación que detendrá el crecimiento desmesurado de los huesos del pequeño, quien viajará a España en agosto. La de Raúl es una historia con final feliz, como muchas de las que hemos podido observar en estos días de visita a los distintos proyectos que Mensajeros de la Paz tiene en más de una docena de países de Centroamérica, Caribe y América del Sur. Entre El Salvador y Santo Domingo, un pequeño milagro se hizo presente: el Gobierno salvadoreño pidió al padre Ángel que se hiciera cargo de un hogar en el que malviven un centenar de niñas abandonadas, muchas de ellas madres adolescentes- -algunas con diez años de edad- así como varias decenas de pequeños con síndrome de Down. Una de las claves del éxito que, desde hace 45 años, persigue a la asociación fundada por este sacerdote, está en creer en Dios y en los hombres y en jamás pronunciar la palabra no De modo que el padre Ángel, sin pensarlo demasiado, aceptó la regencia de dicho centro, con la premisa de que había que proporcionar educación y alimentación dignas a estos chicos y chicas. En una breve escala en Costa Rica, camino de República Dominicana, las religiosas del Buen Pastor- -que ya colaboran con esta ONG en Panamá- ofrecieron al sacerdote cinco casas- -con sus respectivas religiosas- -en El Salvador. Las niñas tendrían, al fin, esperanza. En República Dominicana, donde ahora nos encontramos, la labor del padre Ángel ha llegado a oídos de la primera Dama, cuyo consejo ha suscrito un acuerdo de colaboración que permitirá que cientos de niños, muchos de ellos de barriadas insalubres y en las que jamás ha entrado un libro o una comida cocinada, puedan tener acceso a la educación y a un programa de adopciones que, al estilo de la que ya se realizara en El Salvador en 2003, permitirá un futuro mejor para los niños afirma el padre Ángel. El sacerdote constata que más que traerles cosas, lo que intentamos hacer es aportar esperanza a estos niños que han perdido su infancia, abandonados, enfermos, sin amor, solos, que es la peor enfermedad que se puede tener. Su vida parece que no vale nada, pero todo vale por una sonrisa Esa sonrisa que el sacerdote jamás borra de su rostro pese a la miseria y el horror contemplados durante este viaje. Los pequeños ojos de los bebés de esas madres adolescentes de Panamá o El Salvador, los 500 niños que, hasta la llegada de Mensajeros a Ecuador, vivían en la cárcel junto a sus progenitores y que ahora tienen la oportunidad de recobrar su infancia. La Ciudad de la Alegría que esta ONG gestiona en Bolivia... y los cientos de proyectos que, en cada visita del padre Ángel, vuelven a surgir. Ahora queremos lanzar una gran campaña de adopciones de chicos, mejorar las infraestructuras y tomar conciencia, en España e Iberoamérica, de que estos chicos no pueden conformarse con ser atendidos. Se merecen lo mejor en el presente, porque son nuestro futuro. El de todos, aquí y en España sentencia el padre Ángel. Todo vale por una sonrisa Los obispos de Los Ángeles pactan indemnizaciones por supuestos abusos sexuales EFE WASHINGTON. La archidiócesis católica de Los Ángeles llegó a un acuerdo con las víctimas de supuestos abusos sexuales infantiles por parte de sacerdotes, según el cual la citada jurisdicción en EE. UU. abonaría entre 600 y 650 millones de dólares. Se espera que el acuerdo entre los alrededor de 500 demandantes y los abogados de la archidiócesis se anuncie formalmente mañana, según informaron ayer varios medios de comunicación digitales estadounidenses. En el momento en que se formalice, la cifra acordada sería la más alta que pagará la Iglesia Católica de Estados Unidos en demandas presentadas en los últimos años por abusos sexuales cometidos por curas en varias diócesis de EE. UU. según las citadas fuentes. De más de 5.000 sacerdotes que sirvieron en la archidiócesis de Los Ángeles entre 1930 y 2003, 113 fueron acusados de abuso, según el Informe Oficial del Pueblo de Dios de la archidiócesis de Los Ángeles, publicado en febrero de 2004. Los alrededor de 500 demandantes recibirán de media entre 1,2 millones y 1,3 millones de dólares cada uno, según estipula el acuerdo. El pacto también prevé que se difundan algunos documentos privados. Estos chicos se merecen lo mejor porque son nuestro futuro. El de todos, aquí y en España