Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo DOMINGO 15- -7- -2007 ABC RELACIÓN ENTRE GRANDES CIUDADES Y RIESGO CLIMÁTICO 1- 3 (bajo riesgo) 3- 6 6- 9 9- 13 13- 37 (alto riesgo) Ciudades de más de 5 mill. de habitantes El nivel de riesgo representa una escala acumulativa basada en el riesgo de ciclones, inundaciones, seismos y sequías Población y superficie ocupada Datos en %18 Proporción de población en zonas costeras de baja altitud Población total Población urbana 7 8 7 12 13 13 13 13 13 8 8 6 7 Asia Europa África Australia y Nueva Zelanda Pequeños estados insulares América del Norte América latina Las zonas costeras vulnerables al cambio climático albergan el 10 de la población Un informe de la ONU advierte de que un 65 de las ciudades de más de cinco millones de habitantes se ubican en la costa ARACELI ACOSTA MADRID. En algún momento del próximo año serán más los que habiten las urbes que los pueblos. Así lo advirtió en enero pasado el informe Estado del Mundo 2007: Nuestro futuro urbano elaborado por el Instituto Worldwatch. Una afirmación que no sólo esconde que cada año más de 60 millones de personas- -aproximadamente la población de Francia- -se añaden a las crecientes ciudades y sus suburbios, la gran mayoría en asentamientos urbanos de bajos ingresos en los países en desarrollo, sino también que gran parte de esas ciudades están situadas en zonas costeras, con las amenazas directas que esto conlleva como consecuencia del cambio climático. De las 33 ciudades que se prevé tengan al menos 8 millones de residentes en 2015, 21 son ciudades costeras que tendrán que luchar contra la subida del nivel del mar derivado del calentamiento global. Pero también a otros efectos derivados de este fenómeno. Así, el informe sobre el Estado de la Población Mundial 2007 elaborado por el Fondo de Naciones Unidas para la Población, pone ahora en el mapa la relación entre las zonas costeras, las grandes ciudades que allí se alzan y los riesgos climáticos. A partir de una escala de cinco niveles basada en el riesgo de ciclones, inundaciones, seísmos y sequías, los colores para los dos niveles de riesgo más alto aparecen en gran parte del globo, afectando de lleno a las ciudades costeras de más de 5 millones de habitantes. Y es que una de las perspectivas alarmantes del cambio climático es la de sus efectos sobre la elevación del nivel del mar y las posibles consecuencias para las zonas urbanas costeras. Las costas siempre han concentrado población y actividades económicas debido a sus recursos naturales y sus oportunidades comerciales. Muchas de las mayores ciudades del mundo están en la costa marítima o en la desembocadura de un gran río. Además, las zonas urbanas y rurales de ecosistemas costeros son las más densamente pobladas. Esas poblaciones, especialmente cuando están concentradas en grandes zonas urbanas rodeadas de ricas zonas ecológicas, pueden sobrecargar los ecosistemas costeros, muchos de los cuales ya están sometidos a estrés. Debido a su proximidad a la costa corren riesgos cada vez mayores, como resultado de la elevación del nivel del mar y las tormentas más intensas causadas por el cambio climático. La elevación del nivel del mar, especialmente si se combina con fenómenos climáticos extremos, inundaría grandes sectores de esas zonas. Además, el agua salada se infiltraría en las aguas dulces superficiales y los acuíferos de agua dulce, afectando el abastecimiento de agua de las ciudades y modificando ecosistemas clave que proporcionan servicios ecológicos y recursos naturales a las zonas urbanas. Los asentamientos costeros en los países de más bajos ingresos serían los más vulnerables. El informe del Fondo de Población de Naciones hace la primera evaluación sobre estas cuestiones, que revela que las zonas costeras de baja altitud constituyen actualmente sólo el 2 por ciento de la superficie terrestre del planeta, pero albergan un 13 por ciento de la población urbana. Pese a sus menores niveles de urbanización, el informe destaca que Asia y África tienen residiendo en las zonas costeras proporciones de sus poblaciones urbanas (18 en el primer caso y 12 en el segundo) mucho mayores que las de Norteamérica o Europa, ambas con un 8 Esas diferencias, dice el informe, reflejan el legado colonial de África y Asia, donde las principales ciudades crecieron como puertos y centros de exportación de materias primas Asia destaca además por albergar unas tres cuartas partes de la población mundial que vive en zonas costeras de baja altitud, y dos terceras partes de su población urbana. Esto es preocupante no sólo porque las ciudades son sumamente vulnerables a las crisis y los desastres naturales, pues crean súbitas emergencias graves, sino también porque las consecuencias de esas crisis se multiplican cuando faltan recursos, si bien el efec- Vulnerabilidad a las crisis Nivel del mar y tormentas De las 33 ciudades que se prevé tengan al menos 8 millones de residentes en 2015, 21 son ciudades costeras La elevación del nivel del mar afectará a los acuíferos y, por tanto, al abastecimiento de las urbes