Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 15 s 7 s 2007 MADRID 67 La reforma, en cifras Coste: La remodelación de las calzadas y aceras de este tramo de la céntrica calle de Alcalá cuenta con un presupuesto de 867.841,89 euros. Objetivos: favorecer la circulación peatonal y mejorar la estética del entorno de la plaza de la Independencia, donde se encuentra la Puerta de Alcalá. Plazos: Las obras se prolongarán entre julio y diciembre de 2007. Medidas: Está previsto plantar 58 ejemplares arbóreos, y crear una nueva zona verde en la mediana o espacio que queda sobre el paso inferior. Esta nueva área ajardinada sustituirá al actual elemento metálico de separación existente. Túnel. Se cambiará el recubrimiento interior por paneles de acero vitrificado, se renovará el alumbrado y se sustituirá la actual barandilla de protección por otra similar a la utilizada para el cerramiento del parque del Retiro. Las primeras zanjas ya pueden verse en la zona más cercana a la Puerta de Alcalá, aunque sin tener que cortar el tráfico JULIÁN DE DOMINGO Las obras en la calle de Alcalá causarán cortes esporádicos durante el verano La remodelación afectará a calzadas y aceras entre la Puerta de Alcalá y Núñez de Balboa s También se mejorará el túnel SARA MEDIALDEA MADRID. Las obras de acondicionamiento de la calle de Alcalá, entre la plaza de la Independencia y la calle de Núñez de Balboa, obligarán a realizar cortes esporádicos de algunos carriles durante el verano, aunque no se cerrará la calle al tráfico en su totalidad en ningún momento ni tampoco el túnel que atraviesa la zona. Así lo explicaron a ABC fuentes del área de Obras del Ayuntamiento, responsable del proyecto, que tiene planificadas tres fases para los trabajos. Las actuaciones tienen por objeto renovar los pavimentos- -aceras de los números impares y calzadas- -de este tramo de la calle de Alcalá. Según el plan previsto, los trabajos se dividirán en tres fases y las afecciones del tráfico se intentarán concentrar todas en los meses de verano, para que planteen los menores problemas circulatorios posibles. Los objetivos son tres: por un lado, el acondicionamiento estético de la zona, para lo cual se adecuará la mediana, se retirará el guardarraíl metálico y se ajardinará con criterios análogos a los de la calle entre la plaza de la Independencia y Cibeles- Gran Vía. Además. la barandilla del paso inferior se sustituirá por otra de fundición negra que se parezca a la verja de El Retiro. En segundo lugar, los trabajos persiguen mejorar el paso inferior que existe en la zona, para lo cual se va a sustituir el revestimiento de los muros por otro de acero vitrificado- -que mejora la luminosidad- -y se adecuará el alumbrado. Un tercer objetivo es la renovación de los pavimentos en la acera de los números impares de la calle y también en las calzadas. Para ello, se van a colocar jardineras de granito en las esquinas y se mejorará la accesibilidad para los peatones, con rebajas de aceras. Los técnicos del área de Obras y Espacios Públicos, que dirige la delegada Paz González, han dividido los trabajos en tres fases. Durante la primera, que transcurrirá a lo largo del presente mes de julio, se ocuparán los carriles izquierdos en ambos sentidos de la calle de Alcalá, entre la Plaza de la Independencia y la calle de Velázquez, para demoler y reconstruir la mediana. Además, están previstos cortes parciales en uno de los carriles del túnel- -el de la izquierda- -desde las 10 de la mañana para el desmontaje de la barandilla y de los paneles del revestimiento del lado izquierdo del paso inferior- -en el sentido de la marcha- -y para el montaje de los nuevos, así como para la renovación de las instalaciones de alumbrado. La segunda fase, que se desarrollará durante el mes de agosto, verá el inicio de las labores de reconstrucción de aceras en los números impares de la calle de Alcalá, entre la plaza de la Independencia y la calle de Claudio Coello. Se continuará trabajando en la mediana, por lo que se ocupará el carril izquierdo en el sentido M- 30. Y dentro del paso inferior, ahora será el carril Habrá restricciones parciales de la calzada en julio y agosto, pero no se cerrará la calle al tráfico en ningún tramo Se adecuará la mediana, se retirará el guardarraíl metálico y se ajardinará con criterios más estéticos Nuevo alumbrado derecho el que se vea afectado por los trabajos; de esta forma, se podrá desmontar el actual revestimiento y montar los nuevos paneles, y, además, se sustituirá el alumbrado. También se ocupará parcialmente la calzada en superficie, entre las calles de Lagasca y Velázquez, junto al muro de la rampa. De este modo, se aprovechará para desmontar la actual barandilla y sustituirla por otra con una estética más adecuada. En cualquier caso, informan fuentes municipales, serán ocupaciones parciales de la calzada, y nunca totales: siempre se dejará paso a la circulación de vehículos por esta calzada, aunque no se permitirá el estacionamiento, para aprovechar al máximo el espacio y poder compaginar los trabajos con el tránsito de automóviles. Los últimos días de agosto- -del 29 al 31- -se aprovecharán para asfaltar, en horario nocturno, esas calzadas. La última fase de las obras se prolongarán entre septiembre y diciembre. Se terminarán entonces los trabajos en las aceras entre las calles de Claudio Coello y Núñez de Balboa, se rematarán las jardineras graníticas de esquina y se plantarán diferentes especies en las medianas, además de realizar varios remates de obra. A lo largo de esta fase, cuando el tráfico en la ciudad ya ha vuelto a la normalidad tras el paréntesis veraniego, se espera que la afección al tráfico sea mínima: únicamente se ocuparán las zonas de aparcamiento, que se irán liberando a medida que se vayan terminando las obras.