Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 MADRID www. abc. es madrid DOMINGO 15- -7- -2007 ABC Las mujeres se distribuyen por nacionalidades. Arriba, las inmigrantes subsaharianas Las prostitutas de la Casa de Campo se trasladan al polígono Marconi Muchas de ellas deambulan por Villaverde tras las restricciones y el cierre al tráfico del pulmón verde de Madrid, y tras el anuncio de las cámaras en Montera M. J. ÁLVAREZ C. HIDALGO MADRID. Las prostitutas de la Casa de Campo se están trasladando a otros enclaves poco poblados de la capital, como el polígono industrial Marconi, en la calle de la Resina (Villaverde) Es el resultado del corte al tráfico del gran pulmón verde de la ciudad, ordenado recientemente por el Gobierno local. En Marconi se hace poco o nada por acabar con esta situación, con medidas que no trascienden más allá de un titular de prensa o el puro maquillaje de una situación que dura ya mucho. Hace ahora dos años, saltaron las alarmas. Parecía que alguien iba a hacer algo. Solución: cerraron la zona a cal y canto entre las once de la noche y las seis de la mañana, para que quienes accedieran al barrio lo hicieran sólo para pernoctar en sus casas. Y seguimos igual que antes Habla Francisco Javier López, vecino desde hace siete años de este barrio aislado del distrito de Villaverde. Reconoce que la polémica medida del Ayuntamiento de restringir el tráfico nocturno ha tenido algunos efectos en esa franja horaria, pero que el mercadeo de la carne continúa a plena luz del día, cada vez más en boga, cuando, como él está haciendo ahora, los residentes pasean con sus hijos por el barrio. Durante el día hay mucha prostitución y las chicas están más cerca de los pisos; por la noche hay menos, debido a la presencia policial, por lo que aprovechan para aproximarse al polígono Añade que las zonas verdes quedan sembradas de preservativos y kleenex Es un panorama nada agradable para ti y para tus hijos. ¿Robos? Por rachas. Han abierto hasta siete coches de una tacada dice. ¡Vente conmigo, guapetón, que te voy a hacer de tó! Éste es el reclamo que lanza una chi- Las inmigrantes del Este van en grupo y se sitúan en las rotondas ca a un operario municipal de limpieza que, junto a un compañero, carga y descarga contenedores de basura en Villaverde. Son peores las africanas, que se echan encima de los coches o se abalanzan, o las rumanas, que no se cortan un pelo dice Bartolo, trabajador del Selur. En Marconi el sexo es barato. Más que en otros enclaves de la prostitución de Madrid. Y, más ahora en los últimos tiempos, en los que la zona se está convirtiendo en un foco de atracción para meretrices y clientes expulsados de otros lugares, ante las dificultades que ha puesto el Gobierno de Alberto Ruiz- Gallardón al ejercicio de la prostitución callejera. La razón de los bajos precios es la amplitud de la oferta. Como ocurría en la Casa de Campo. Como en Montera. Y como en otros tantos sitios donde acostarse con una mujer vale lo que un cartón de tabaco. Nadie viene a casa: la multa es de 90 euros por no ser residente Los controles que el Ayuntamiento de Madrid implantó en el polígono hace dos años, con el fin de alejar a las prostitutas y los clientes de la zona no funcionan, según los vecinos. Lo único que hacen es incordiarnos más a nosotros, que somos los que pagamos el pato se indigna María. Ella, como otros tantos residentes del Polígono Resina, lo cuenta y no acaba. Estamos hartos de la situación y de los controles municipales. Ahora, en verano, no sé qué pasará; pero, lejos de acabar con el problema, ha ido a más concluye Silvia, de 30 años, e indignada. No puedes hacer vida de barrio. No hay nada. Y, para colmo, no puedes invitar a nadie a tu casa. Vives aislado. El viernes pasado, a las once de la noche, a una amiga le multaron con 90 euros. ¿Motivo? No ser residente. ¿Hasta qué punto eso es legal? se pregunta Silvia. ¿A que a ellas y a los clientes no les multan? Encima, a mi novio los agentes le acompañan hasta la entrada al garaje cuando viene los fines de semana, porque no se fían de él. ¿Por qué no cortan los accesos a El Salobral de los que van a pillar droga?