Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 INTERNACIONAL DOMINGO 15 s 7 s 2007 ABC Hay que desmontar el régimen vendido, autoritario y corrupto de Putin Gari Kaspárov s Líder del Frente Cívico Unido La leyenda del ajedrez se conforma con coordinar la formación de un gran partido de oposición y dice no aspirar a la Presidencia. Advierte sobre el otoño caliente que se avecina por la sucesión en Rusia POR RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. Gari Kaspárov, nacido en Bakú (Azerbaiyán) hace 44 años pero nacionalizado ruso, fue el deportista que más tiempo logró mantener el liderazgo mundial en su especialidad. Dejó el ajedrez profesional hace dos años. El anuncio lo hizo precisamente en Linares. Desde entonces, intenta aprovechar el enorme prestigio obtenido en el mundo deportivo para emplearlo en la política. Es líder del Frente Cívico Unido y está aliado, dentro de la coalición La Otra Rusia, con el antiguo asesor económico del Kremlin Andréi Ilariónov y con el ilegalizado Partido Nacional Bolchevique, que encabeza el escritor Eduard Limónov. -Porque siento la responsabilidad de hacer algo por el país bajo cuya bandera he competido. El régimen de Vladímir Putin es un régimen vendido, autoritario y corrupto. Se cimenta en la mentira. Si no lo desmantelamos por la vía pacífica lo antes posible, nos llevará a la catástrofe. temen una revolución naranja a la ucraniana. ¿Creen haber causado pánico a Putin con protestas de unos cuantos miles de personas y bajo el acoso de los antidisturbios? -Sí, porque somos cada vez más y porque seguir hostigándonos y disolviendo nuestras concentraciones tiene un precio para Putin en pérdida de imagen internacional. Mire, no hay más que ver la dureza con la que reprimieron nuestras acciones en abril y cómo en las últimas de junio fueron más comedidos. No se atreven a seguir despertando indignación en el mundo y ahí podemos obtener ventaja. ¿Por qué dejó el ajedrez para dedicarse a la política? -Ahora, en la víspera de las elecciones (en diciembre las legislativas y en marzo de 2008 las presidenciales) tenemos que buscar otras formas de acción. Los días 7 y 8 de octubre celebraremos un congreso. A partir de ese momento, las acciones callejeras tienen que estar vinculadas con el objetivo de crear un bloque de candidatos de La Otra Rusia al Parlamento y elegir un candidato único de toda la oposición a las presidenciales. Necesitamos aumentar nuestra actividad movilizadora. Por ejemplo, un pretexto para sacar a la gente a la calle será obligar a la Comisión Electoral a registrar a nuestros candidatos. Aunque no lo consiguiéramos, terminaríamos creando una dinámica de movilización entre la gente. ¿Qué decisiones han adoptado en la última conferencia de la coalición? Gari Kaspárov, durante una reciente visita al Parlamento Europeo en Estrasburgo Al poder hay que crearle problemas, debemos salir de los límites que nos quiere imponer. Porque sin presión, el Kremlin no cederá ni un ápice. una democracia normal, y Putin es un obstáculo en su consecución. Al poder hay que crearle problemas, debemos salir de los límites que nos quiere imponer. Porque sin presión, el Kremlin no cederá ni un ápice Nuestra coalición es el acontecimiento político más importante de la Rusia actual. Es evidente que el Kremlin nos percibe a nosotros como el principal adversario ¿Se consideran la auténtica oposición? ¿Es que no lo es el partido de Yavlinski, los comunistas o la Unión de Fuerzas de Derecha? -En el grupo que encabeza hay desde liberales hasta bolcheviques. ¿No es una mezcla explosiva? El ex primer ministro Mijaíl Kasiánov ha decidido abandonarles. -No, porque colaboran de una u otra forma con el poder. Son cómplices de la actual política. Nuestra coalición es, sin ningún tipo de dudas, el acontecimiento político más importante de la Rusia actual. Es evidente que el Kremlin nos percibe a nosotros, y no a ellos, como el principal adversario. Pero nuestras puertas están también abiertas a todos los que consideren que Rusia necesita -Nuestra coalición está compuesta por fuerzas políticas muy dispares con un único objetivo común: hacer de Rusia un país auténticamente democrático. Una vez conseguido, cada cual defenderá su propio programa. Quiero dejar aquí claro que en un Parlamento elegido libremente nuestros diputados y los de Limónov estarían sentados en sitios diferentes. Por supuesto, lamentamos el abandono de Kasiánov, pero creo que aún no se ha dicho la Problema 2008 la sucesión de Putin ¿Creen tener alguna posibilidad con vistas a las próximas elecciones? -Nuestras posibilidades ante los comicios suelen ser valoradas con escepticismo. Al mes de julio, el Kremlin se muestra fuerte y parece conseguir todo lo que se propone. Pero, según nuestro punto de vista, se avecina una crisis inevitable para otoño causada por el llamado problema 2008 (la sucesión de Putin) que aumente la tensión social. Hay 20 millones de rusos que viven muy bien mientras 120 millones viven muy mal. Por cierto, en Occidente sólo miran a esos 20 millones que han tenido la suerte de beneficiarse de las riquezas energéticas. El sistema funciona solamente para extraer recursos, pero no crea nada más. -La coyuntura interior y exterior es ahora favorable. La posibilidad de que surja una crisis política a gran escala en la víspera electoral es más que probable. -No, no lo es, pero en algún momento hay que empezar. Este año ha sido para La Otra Rusia, así se llama nuestra coalición, especialmente activo. La estrategia de organizar las llamadas marchas de los disidentes ha dado resultado. Nuestras manifestaciones han causado irritación e incluso pánico dentro del Kremlin, donde ¿Cómo piensan desmantelar el régimen de Putin? No parece que sea una tarea fácil. ¿Habrá un otoño caliente en Rusia? -Salvo en momentos claves, la calle nunca ha sido muy activa en Rusia. -Pese a los indicadores económicos positivos, la brecha entre ricos y pobres en Rusia se agranda cada día y eso hace No vemos que el poder esté en condiciones de ofrecer una variante aceptable y comprensible para resolver el problema de la sucesión de Putin. El proceso de formación de listas electorales dentro de los partidos patrocinados por el Kremlin dejará a mucha gente en la cuneta. Si La Otra Rusia logra consolidarse como principal núcleo opositor, si somos capaces de ofrecer una alternativa nítida y un sistema de designación de candidatos democrático, podemos llegar a ser atractivos para los que se queden en el camino en la lucha por el poder que acaba de desatarse y que será más y más cruel a medida que se acerquen los comicios.