Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 INTERNACIONAL La sombra de la Guerra Fría DOMINGO 15 s 7 s 2007 ABC Moscú ha amenazado con apuntar sus misiles a las ciudades europeas y con emplazar cohetes en Kaliningrado Jaap de Hoop Scheffer, afirmó que Rusia no cumple las obligaciones adquiridas en Estambul en lo que se refiere a la retirada de sus tropas de Georgia y Transdniester (Moldavia) En cualquier caso, lo que más parece haber pesado en la decisión adoptada por Putin son los planes de Washington de desplegar parte de su escudo antimisiles en Polonia y la República Checa. En la cumbre del G 8, celebrada a comienzos de junio en la localidad alemana de Heiligendamm, el máximo dirigente ruso propuso, como alternativa al escudo americano, la utilización conjunta de la base de radar de Gabalá (Azerbaiyán) Después, durante el encuentro de hace dos semanas con el presidente norteamericano, George W. Bush, en Kennebunkport (Maine) Putin ofreció además otra base que se está construyendo en la región de Krasnodar (sur de Rusia) Sin embargo, EE. UU. ha querido dejar bien claro que nada de eso ha hecho modificar sus planes iniciales y piensa continuar las negociaciones con Praga y Varsovia. El decreto promulgado por Putin establece que la suspensión efectiva del FACE se producirá 150 días después de que los países concernidos hayan recibido la correspondiente notificación. Escudo antimisiles Putin presidió ayer una reunión del Consejo de Seguridad del Estado en su residencia de verano de Ogaryovo, a las afueras de Moscú AP Putin echa un pulso a Occidente y saca a Rusia del pacto de armas convencionales El presidente ruso replica al sistema antimisiles de EE. UU. en el este europeo y aduce circunstancias extraordinarias que afectan a la seguridad nacional RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. En la víspera de un otoño que en Rusia se presenta movido desde el punto de vista electoral, el presidente Vladímir Putin ha querido lanzar un mensaje de firmeza a sus conciudadanos y de que está dispuesto a hacer frente a cualquier amenaza exterior, aunque provenga de los socios con los que comparte mesa en el G- 8, el club de los países más poderosos del planeta. Putin acaba de firmar un decreto suspendiendo la participación de Rusia en el Tratado de Fuerzas Convencionales en Europa (FACE) uno de los acuerdos de desarme más importantes del final de la Guerra Fría En las últimas semanas, Moscú ha amenazado con apuntar sus misiles nucleares a las ciudades europeas y con emplazar cohetes en Kaliningrado, la antigua Prusia Oriental, enclave ruso situado en pleno corazón de Europa. El tono de la retórica militarista del Kremlin se eleva ahora a nuevas cotas dando la espalda al FACE. Las propias autoridades rusas admiten haber dado un paso sin precedentes en la historia moderna El pretexto esgrimido es la existencia de circunstancias extraordinarias que afectan a la seguridad de Rusia y que exigen medidas inaplazables El pasado mes de abril Putin dijo por primera vez que el FACE está en peligro por la negativa a ratificarlo de los nuevos miembros de la OTAN. El presidente ruso se quejó de las limitaciones a la hora de desplazar tropas dentro del territorio ruso y de que su Ejército haya tenido que reducir los armamentos pesados Tales medidas tuvieron su impacto en la efectividad de las operaciones antiterroristas llevadas a cabo en Chechenia. El FACE, firmado en París en 1990 y actualizado en Estambul en 1999, contempla una drástica reducción del número de tanques, blindados para transporte de tropas, piezas de artillería, helicópteros y aviones de combate en todo el espacio comprendido entre el Atlántico y los Urales. Pretendía poner fin a la desconfianza mutua que una posible invasión con armas convencionales suscitaba en ambos bloques. La nota difundida ayer por el Kremlin hace también referencia al proyecto estadounidense de instalar sendas bases en Rumanía y Bulgaria. Durante la conferencia sobre el FACE celebrada en junio en Viena, el jefe de la delegación rusa, Anatoli Antónov, calificó de problema grave el estacionamiento de soldados norteamericanos en Rumanía y Bulgaria y puso en duda que tal decisión sea legítima en el marco del derecho internacional Otra cosa que también preocupa en Moscú es el posible ingreso en la Alianza de países como Ucrania y Georgia. Por la parte aliada también hay reproches a Rusia. Durante una reciente visita a Moscú, el secretario general de la Alianza, ABC. es Más información en Visiones del Mundo en abc. es rafaelmmanueco La OTAN responde que ha dado un paso en la dirección errónea ABC MADRID. La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) lamentó ayer la decisión del Gobierno ruso de suspender su participación del Tratado de Fuerzas Armadas Convencionales en Europa (FACE) ya que considera que se trata de un paso en la dirección errónea Los aliados consideran este tratado una piedra angular de la estabilidad europea y les gustaría verlo ratificado lo antes posible afirmó el portavoz de la OTAN, James Appathurai. El presidente en ejercicio de la OSCE, el ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, dijo que había tomado nota, con preocupación, de la decisión de Rusia y pidió a todos los estados firmantes del Tratado que renueven sus esfuerzos para solventar los problemas de fondo con rapidez y empeño. La suspensión de este tratado por parte de uno de sus principales estados firmantes es un asunto de gran preocupación añadió Moratinos. También el gobierno polaco lamentó la decisión de Putin. Esperamos de Rusia que retome el diálogo en esta cuestión afirmó el portavoz del ministerio polaco de Asuntos Exteriores, Robert Szaniawski. El tratado establece limitaciones de armamento, tanques, artillería, helicópteros de ataque y aviones de combate.