Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA La crisis política catalana DOMINGO 15 s 7 s 2007 ABC El PP recuerda que el Estatuto catalán omite la remisión a la legalidad estatal S. E. MADRID. El PP salió ayer al paso de la campaña que intenta poner en entredicho su iniciativa de recurrir el Estatuto de Cataluña con el argumento de que apoyó con su voto otras reformas estatutarias que contienen los mismos artículos. El diputado Daniel Sirera aclaró ayer en TV 3 que, a diferencia de lo que ocurre en la norma catalana, en los otros estatutos siempre hay una cola final que dice: De acuerdo con la legalidad estatal A la espera de que resuelva el Tribunal Constitucional, el presidente del PP de Andalucía, Javier Arenas, anunció que si la recién creada Agencia Tributaria de Cataluña se aprueba y desarrolla tal y como está su partido planteará en el Parlamento andaluz que recurra esa norma ante el Constitucional por entender que cuestiona los principios de suficiencia y solidaridad Los andaluces no podemos depender de los catalanes si ellos recaudan el 100 por cien de los impuestos sentenció en declaraciones a Europa press. También el portavoz del PP en Murcia, Pedro Antonio Sánchez, expresó su oposición a la agencia catalana, acusó a la Generalitat de Cataluña de estar aplicando una política de hechos consumados con el pleno consentimiento de Zapatero y reclamó que el Tribunal Constitucional resuelva de forma urgente el recurso de inconstitucionalidad para evitar falsos debates Eduardo Zaplana, portavoz popular en el Congreso de los Diputados, consideró de sentido común que las instituciones recurridas no se pongan en funcionamiento hasta que el Alto Tribunal haya dirimido. Mientras, prosigue la presión sobre el PP. El consejero de Interior y Relaciones Institucionales de la Generalitat, Joan Saura, instó ayer al Constitucional a celebrar un pleno para pedir la retirada del recurso del PP en base al informe elaborado por el propio Gobierno catalán, según el cual seis comunidades tienen en sus textos artículos similares a los impugnados por el PP en el Estatuto catalán. Saura sostuvo que en concreto el presidente del PP catalán, Josep Piqué, ha votado que sí a un artículo del Estatuto andaluz en el Senado, y ha votado que no al mismo artículo en el Estatuto catalán Albert Rivera se verá forzado a aliarse con Basta ya para evitar nuevas escisiones en Ciutadans EFE Ciudadanos divididos Ciutadans celebra su primer aniversario con escisiones por doquier y una crisis de identidad que está a punto de hacer naufragar un proyecto que ha pervertido las razones de su génesis. La batalla se centra ahora en si hay fusión o no con Basta Ya POR ANGEL MARÍN BARCELONA. Ciudadanos que, en su mayoría, ya eran miembros de entidades, asociaciones y movimientos cívicos con ideologías antagónicas, desde la ultraderecha a la extremaizquierda, se afiliaron en 2006 a la nueva formación Ciutadans -Partido de la Ciudadanía (C s) para combatir el nacionalismo y defender el bilingüismo en Cataluña. Un año después de aquella conjura antinacionalista, promovida por quince intelectuales desde la plataforma Ciutadans de Catalunya el partido está completamente dividido y al borde de la ruptura. Las causas se han de buscar en los malos resultados de las municipales- -23.000 votos menos de los 90.000 que obtuvieron en las autonómicas- -y en el desenlace fatricida del segundo congreso, donde Albert Rivera fue reelegido como presidente pese a que la asamblea rechazó el informe de gestión de su ejecutiva y del consejo general. No obstante, los partidarios del núcleo duro, encabezado por Rivera, que contó con el apoyo del catedrático de Derecho Francesc de Carreras y del escritor Félix Ovejero, coparon todos los cargos de la nueva ejecutiva e impusieron su ideario de partido que, a partir de ahora, se autodefine como centro izquierda La imposición de la marca ideológica y, sobre todo, la victoria aplastante de Rivera dejaron al resto de familias de Ciutadans sin margen de maniobra dentro del partido. El colectivo Alternativa Ciudadana, integrado por militantes izquierdistas, abandonó el pasado día 6 de julio el proyecto de C s sin esperar la decisión de los liberales de Regeneración Democrática una corriente encabezada por el profesor de Ciencia Política, Luis Bouza- Brey. Suerte dispar en sus dos citas con las urnas En su primer año de vida, Ciutadans -Partido de la Ciudadanía (C s) ha afrontado dos elecciones con suerte dispar- -autonómicas (90.000 votos y tres diputados) y municipales (67.000 sufragios y un alcalde y trece concejales) -y dos congresos con el mismo caos organizativo y con la misma dirección. El partido cuenta actualmente con 4.000 afiliados y más de 15.000 simpatizantes activos en Cataluña. duramente a la nueva dirección. El sector liberal, que cuenta con el respaldo de los intelectuales fundadores Albert Boadella, Arcardi Espada, Xavier Pericay y Teresa Giménez Barbat, amagó con abandonar colectivamente el partido tras los resultados del cónclave. La derrota de Bouza- Brey, perdió por 56 votos la presidencia de C s frente a Rivera, abrió unos días de reflexión en Regeneración Democrática Tras la tormenta, los liberales han decidido ahora quedarse para combatir desde dentro del C s y defender su propuesta de fusión con el partido de ámbito nacional que promueven Fernando Savater, Rosa Díez y Carlos Martínez Gorriarán. Una misión casi imposible porque el núcleo duro del partido apuesta por una coalición con Basta Ya para que Ciutadans mantenga su marca política en Cataluña. Precisamente, la decisión de la nueva ejecutiva de anteponer la catalanidad a la españolidad del partido abre una brecha irrecuperable entre los partidarios de Rivera y los de Bouza- Brey. Ciutadans ya ha anunciado que concurrirá a las elecciones generales, pero la incógnita está si lo harán solos o bien con Basta Ya. Y, en este caso, si será una coalición o una fusión. Habrá batalla. Se quedan para combatir Saura reclama un pleno del TC La decisión de la nueva ejecutiva de anteponer la catalanidad a la españolidad de C s abre una brecha irrecuperable entre Rivera y Bouza- Brey La dimisión de Eva Climent La alicantina Eva Climent renunció la semana pasada a su cargo en la nueva ejecutiva de Rivera pese a ser la única representante del sector liberal en este órgano. Un puesto que logró tras un segundo recuento de votos al sobrar más de mil de los matemáticamente posibles en la asamblea. Es posible que muchos afiliados acabemos abandonando el partido y busquemos el proyecto nacional regenerador, que inspiró el origen de C s, en el partido que está formando Basta Ya advierte Climent en su nota de renuncia al cargo, donde critica