Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 15- -7- -2007 Cinco años de la recuperación de Perejil Mando de Operaciones Especiales (MOE) Integrado en el Núcleo de Apoyo a la Fuerza de Maniobra, su jefatura está ubicada en Rabasa (Alicante) Los cometidos asignados a los boinas verdes son las operaciones de acción directa: ataque a objetivos críticos, señalización para un ataque aéreo, captura y recuperación de personas, guiado de misiles inteligentes, etc. Equipamiento de un boina verde español Visor nocturno AN PVS- 7 B ESPAÑA 23 1 Helicópteros procedentes del sur de España Casco de kevlar Micrófono Localizador GPS Radio AN PRC Granadas Guantes Placa blindada pectoral Fusil de precisión Barret de 12,70 M- 95 Fusil de precisión de 7,62 Accuracy Corbeta Cazadora Corbeta Infanta Elena Fragata Numancia Puntos del asalto Botas de montaña Pistola 9 mm Cargadores de munición 2 litros de agua Helicóptero Bolkow de apoyo y vigilancia 74 m Patrullera Guardia Civil Campamento marroquí 500 m 2 6 Eurocopter AS- 552 Cougar Tipo: Transporte Armado Tripulación: 2 pilotos Longitud: 19.5 m Altura: 4.6 m Velocidad máxima: 325 km h Autonomía: 800 km Armamento: Ametralladoras MG de 7.65 mm 2 pods gemelos de cañón de 20 mm 2 pods de cohetes de 68 mm (22 cohetes por cada uno) 2 pods de cohetes de 2.75 pulgadas (19 cohetespor cada uno) 600 litros de combustible en tanques externos Messerschmitt- Bolkow- Blohm BO- 105 trasladados a Ceuta para ser repatriados a las 10.00 por el puesto fronterizo de esta ciudad 6- Los prisioneros son Viento de levante de 35 nudos Tipo: Contracarro Tripulación: 2 pilotos Longitud: 11,84 m Altura: 2,98 m Velocidad máxima: 270 km h Autonomía: 585 km F. Rubio- P. y M. Velasco- M. Chimeno el dispositivo diseñado. A los militares que van a participar se les entregan las reglas de enfrentamiento un manual de 120 páginas en inglés que sorprende a los presentes. Los mandos se dan cuenta de que será imposible conocer al detalle este manual y les dicen: Os lo voy a resumir; cuando veáis algo extraño, disparad La tarde previa al inicio de la operación, cuya orden se produce a las once de la noche del martes 16 de julio, en el centro de operaciones ubicado en la sede del Ministerio de Defensa se reúnen el ministro Federico Trillo, el secretario de Estado de Defensa, el secretario general y el director general de Política de Defensa. Estos responsables ministeriales se comunican por videoconferencia con el buque Castilla donde se encuentra el almirante que está al mando de la operación militar. Los helicópteros ya han despegado y se dirigen a una base auxiliar en Tarifa para repostar combustible. Antes de llegar a Perejil todavía había tiempo de abortar la operación reconoce uno de los protagonistas, si Marruecos hubiera dado un paso atrás. Pero los soldados ya se han despedido de sus amigos y familiares. Desayuno con huevos para celebrar el éxito militar En el puesto de mando, la operación se vivió con la misma intensidad e inquietud que sobre el terreno. Los máximos responsables del plan militar, que se concentraron en el Ministerio de Defensa, aliviaron la tensa espera con coca- colas, sándwiches y cafés. Hubo momentos de gran incertidumbre. Fueron los instantes en que las Fuerzas Especiales tomaron la isla. Son minutos que parecen horas asegura un testigo. En esos segundos desconocen si han tenido que utilizar las armas, si hay bajas o si se ha fracasado en el intento por recuperar el islote. El contacto nunca fue el mando de la unidad, sino el almirante que se encontraba en el buque Castilla Además, el ministro y sus colaboradores estuvieron en permanente contacto con el jefe del Estado Mayor de la Defensa, el Palacio de la Moncloa y el Centro Nacional de Inteligencia. Cuando finalizó la operación, la satisfación fue general: Se hizo limpia y sin bajas, que era lo que se pretendía El ministro Federico Trillo, aliviado por el éxito, ofreció a sus colaboradores un desayuno con huevos El presidente del manda huevos nos lo ofreció aquel día para desayunar recuerda entre risas un testigo de aquel día. Como nota positiva de esta acción militar, sus protagonistas admiten que nos permitió evaluar a las Fuerzas Armadas y ver su capacidad de reacción Estaba convencido de que nos darían un pepinazo y de que iba a morir ahogado dice uno de los soldados. Me despedí especialmente de un amigo mío porque mi helicóptero era el primero y sentí que me podía morir añade. A las cuatro y media de la madrugada, los helicópteros ya van camino de Perejil. Había un viento muy fuerte, con una deriva de cuarenta grados a la izquierda y llegamos al islote porque teníamos GPS, que si no hubiera sido imposible Los aparatos se ven obliga- dos e elevar su altura hasta los mil pies por los cables de líneas eléctricas. Cuando divisamos la costa bajamos a ochenta y vimos el despliegue de la Armada En los helicópteros, Sobre el peñón había una tienda de campaña porrillera, pero no veíamos a los marroquíes junto con los pilotos, iban los soldados de las Fuerzas Especiales que tomarían tierra. Unos militares extremadamente valientes que, entre otras funciones, iban con una cámara para buscar información y enviársela a las unidades de tierra. El movimiento de la aeronave y el hecho de que tuviera que fijar la vista en un único objetivo provocó náuseas en uno de los militares, que se pasó todo el vuelo vomitando Con las cámaras infrarojas intentaban divisar el lugar donde se encontraba el enemigo: Veíamos muchos puntos blancos que no paraban de moverse, primero creíamos que era el enemigo, pero después nos dimos cuenta de que eran las famosas cabras de Perejil, pero entonces no se sabía nada Cuando se situaron sobre el islote comenzó la ocupación, siguiendo las instrucciones del cuadrante que habíamos hecho sobre la isla Los soldados tocan tierra, avanzaban poco a poco por temor a que el suelo estuviera minado y vieron una tienda de campaña porrillera (sic) Pero no se veía al enemigo, entraron con mucha precaución y ya vieron dentro a los militares marroquíes. Eran entonces las seis y media de la madrugada. A los seis marroquíes se les trató con la máxima corrección siguiendo las instrucciones de los mandos, y se les traslada a Ceuta. La operación ha finalizado, los helicópteros regresan a Tarifa. Íbamos muy contentos porque pensábamos que algunos no regresaríamos. Tuvimos suerte de que no pasara nada y que todo saliera bien Más información sobre las Fuerzas Armadas en: www. mde. es