Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 15 s 7 s 2007 ETA rompe la tregua s Los secretos de la negociación ESPAÑA 21 Francia tiene la documentación de las negociaciones entre el Gobierno y ETA No detuvo a Iurrebaso hasta comprobar que tenía valiosa y abundante información D. MARTÍNEZ J. PAGOLA MADRID. Las autoridades francesas esperaron para detener a Jon Iurrebaso y Kepa Suárez a comprobar que estaban en posesión de abundante información sobre las negociaciones entre el Ejecutivo de Zapatero y ETA. De hecho, se les incautó material informático que, según fuentes antiterroristas, albergaría los documentos de las reuniones, aunque este extremo está pendiente de su confirmación, ya que hasta el momento sólo se ha tenido un acceso parcial al ordenador intervenido a los negociadores etarras. No obstante, las autoridades francesas sí tienen conocimiento de los intermediarios internacionales en estas conversaciones, ya que Iurrebaso y Suárez no lograron destruir documentos en los que figuraban sus nombres, la mayoría noruegos y suizos. Los medios consultados por ABC señalan que a principios del proceso de paz emisarios españoles facilitaron a París un listado de etarras que iban a hacer labores de correo entre el Gobierno y la banda, y les pidieron para ellos un salvoconducto a fin de que pudieran desplazarse por territorio galo sin dificultades. Las autoridades francesas dieron una respuesta positiva, de tal forma que la Policía francesa no puso ningún tipo de impedimento para que estos terroristas se movieran por el vecino país, aunque les sometieron a un estrecho seguimiento. Los agentes encargados del caso pudieron comprobar los cometidos realizados por estos dos etarras y no se descarta que fueran vigilados otros, también recomendados por España. Estas mismas fuentes interpretan que la decisión de Francia de detener a uno de los negociadores de ETA, una vez que disponía de abundante información sobre los contactos, responde a varios motivos. Por una parte, las autoridades de París siempre han acogido con recelos las negociaciones políticas entre el Gobierno y la banda, entre otros motivos porque una de las pretensiones de los terroristas es poner sobre la mesa la parte francesa que reclaman: Iparralde. Quieren, por tanto, tener información de primera mano sobre lo que dialogan el Ejecutivo de Zapatero y los terroristas. Por otro lado, disponer de información sobre un tema de tanta trascendencia y calado político como es la negociación con ETA le da a Francia un poder de envergadura con respecto al vecino del sur Así pues, cuando todas las informaciones apuntaban a que el proceso entraba en barrena, Francia decidió detener a ambos etarras. Fue el pasado 29 de marzo, en la localidad de Perigueux, cuando se dirigían a una de las últimas reuniones, convocada para desbloquear in extremis un proceso que ya todos daban como agónico. Los etarras viajaban en un Peugeot 307 que fue interceptado en un control de aduana. Iurrebaso no tardó en identificarse como miembro del aparato negociador y como prueba de ello exhibió un documento con cuatro números de teléfono: dos correspondientes a operadoras de Francia y otros dos a españolas. Uno de los teléfonos pertenecía a Christian Lambert, un hombre de confianza de Nicolas Sarkozy, y que ha sido nombrado por el Consejo de Ministros francés director general de gabinete del prefecto de Policía de París. Su anterior cometido fue el de jefe de la Policía antidisturbios, los GRS. En la comisión rogatoria remitida a la Audiencia Nacional, la juez Laurence Le Vert pide a la Justicia española que le facilite la identidad de los propietarios de los números espa- Los cuatro números El entonces ex preso Iurrebaso, en el homenaje celebrado hace diez años a un etarra muerto ñoles que llevaba Iurrebaso. Son dos tarjetas prepago. Por lo tanto, cuando fueron adquiridas no fue necesario que se aportara nombre alguno. Este sistema de recurrir a una tarjeta sin identidad se empleó en el chivatazo policial para alertar al cabecilla de la red del cobro del impuesto revolucionario Joseba Elosúa, de que iba a ser detenido. Al tratarse de tarjetas que no dejan huellas sobre su titular, ETA también las suele usar para reivindicar sus atentados. ABC Los hombres del PSE Las tarjetas prepago españolas revelarán los contactos de Iurrebaso en España Pese a todo, la Policía puede obtener valiosa información de las dos tarjetas españolas de Iurrebaso. De hecho, se podrá conocer a quién llamó y quién le llamó, lo que permitirá saber cuáles fueron sus contactos dentro de su labor en el aparato de negociación Cabe señalar que, durante todo el proceso el PSE ha tenido un protagonismo relevante. Así, su presidente, Jesús Eguiguren, se ha reunido en diversas ocasiones con Arnaldo Otegi y Josu Ternera y otros destacados dirigentes, como Ramón Jáuregi, han hecho trabajos más de cocina. Cuando a finales de marzo Gobierno y ETA se reunieron para salvar in extremis el proceso una de las primeras cosas que puso sobre la mesa la representación de la banda es que tenían una baja porque el día anterior la Policía francesa había detenido a uno de los miembros de su delegación: Iurrebaso. A este hecho, Gara hizo referencia en una de sus filtraciones sobre los contactos. ABC. es Más información sobre el proceso de paz en abc. es españa Garzón dicta prisión para el etarra detenido en Santander y ordena la captura de Txeroki ABC MADRID. El presunto etarra Aritz Arginzoniz- -que fue detenido el martes en Santander cuando portaba una mochila con una pistola, un temporizador y diversa documentación- -ingresó ayer en prisión después de que el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón dictara un auto en el que se le imputan delitos de integración en banda terrorista y tenencia de armas y explosivos. Garzón confirmó las sospechas de la Policía de que Arginzoniz era miembro del comando que logró huir del zulo encontrado por la Ertzaintza el 23 de diciembre de 2006 en Amorebieta (Vizcaya) Las investigaciones apuntaron que Arginzoniz pretendía hacer estallar un coche bomba cerca de algún edificio público de la capital cántabra al día siguiente de que se produjera la detención en la estación de autobuses de la ciudad. El presunto etarra había competido hasta 2005, tanto en montaña como en carretera, con la Federación de Euskadi de Ciclismo. En el mismo auto, Garzón dicta una orden de busca y captura contra Garikoitz Aspiazu, alias Txeroki presunto jefe del aparato militar de ETA desde finales de 2003. Precisamente la mitad de los cerca de treinta miembros que supuestamente forman el citado aparato han sido detenidos en los últimos seis meses, entre ellos el jefe de las operaciones especiales, José Antonio Araníbar; el encargado del abastecimiento de explosivos y armas, Íker Mendizábal, y uno de los responsables del aparato de falsificación, Íker Beristáin. Txeroki llegó a la cúpula del aparato militar a finales de 2003, tras la detención de Gorka Palacios, y después de que la policía francesa incautara parte de los conocidos como papeles de Susper que facilitaron a las autoridades los nombres de cientos de pistoleros.