Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Marea negra en Ibiza DOMINGO 15 s 7 s 2007 ABC No se pueden limitar a limpiar Tumbonas vacías; playas semidesiertas y chiringuitos sin apenas clientela... Mientras, la ministra de Fomento reiteró ayer que el accidente del Don Pedro se debió a un error humano I. R. T. IBIZA. A las ocho de la mañana sopla una ligera brisa y el sol saca brillo al agua de la playa de Talamanca. Desde el hostal que regenta, Mariano suspira de alivio. No le ha fallado ningún cliente, aunque lo cierto es que durante los días previos, como sus compañeros de negocio, interrumpió las contrataciones. Era prudente esperar a ver cómo evolucionaba la cosa para evitar tener que indemnizar a los huéspedes que lo reclamaran. Hoy creo que todo se ha exagerado un poco. Aquí no ha pasado nada. Es lo que yo le digo a los clientes Unos metros más allá, Alexandro, italiano, esparce con poco entusiasmo las tumbonas por las que no hace mucho la gente se peleaba Cada día alquilaba 200; desde que pasó esto, 25. El mal está hecho y no nos vamos a recuperar A quince euros la sombrilla y las dos hamacas... Es la ruina, diga lo que diga la ministra Discrepa de Mariano. Dice que a los extranjeros es fácil engañarlos que, en una semana, olvidarán lo que ha pasado en Ibiza. Pero el caso es que Talamanca es una playa frecuentada por lugareños y españoles reincidentes, de los que vienen todos los años y que va a ser difícil recuperar su confianza. No se pueden limitar a limpiar. Tienen que tomar muestras, hacer análisis Tienen, dice, que realizar campañas para sacar a la gente el miedo del cuerpo. Si tú tuvieras un hijo, lo llevarías a una playa contaminada de petróleo? Yo no. Y eso es lo que va a pasar aquí. Lo veo todo muy negro, pero ya ves, podía haberme quedado en mi casa, y estoy aquí, trabajando... Estos días he visto a gente llorar, una pena se lamenta. A pesar del nombre, Guttemberg es brasileño. También él es hamaquero, pero en la playa de Bossa. Lleva cinco años haciendo lo mismo. Trabaja cuatro meses y con lo que gana vive el resto del año. Pero el Don Pedro ha truncado sus planes La playa de Talamanca, cerrada al baño, vive estos días entre el sol y las manchas de fuel AFP SITUACIÓN ACTUAL DEL VERTIDO Puerto IBIZA Barrera Playa de Figueretas (Cerrada) Playa de Bossa (Cerrada) Aeropuerto Isla de la Sal PARQUE NATURAL LAS SALINAS Playa Talamanca (Cerrada) Sant Jordi Lugar del hundimiento Recuperar la confianza Una mancha de fuel, con un tamaño de unos 100 metros de largo, ha llegado a 50 metros de la Isla de la Sal, límite del Parque Natural Las Salinas y era una variable económica con la que no había contado. La temporada no había ni empezado. Los grandes yates, la gente que se deja la pasta, todavía no habían llegado. Han estado en Valencia por la Copa América y ahora, con esto, pasarán de largo dice mientras echa cuentas. La temporada se va a quedar en mes y medio Da por perdidos el 40 por ciento de los ingresos estimados. Esto es depresivo afirma mientras mira las hileras de hamacas vacías. Sus cálculos coinciden con los del responsable del chiringuito Nassau. Ayer a mediodía, en pleno cambio de quincena, tenía dos tercios de las mesas vacías. ¡Qué le vamos a hacer! Es lo que hay. A estas horas esto debería estar hasta los topes Entre la clientela, muchos hombres con mono blanco: los brigadistas en un día anormalmente traquilo, reponiendo energías porque saben que lo peor está por venir. La ministra dice que en unos días estará todo limpio, pero es mentira. Seguiremos teniendo mierda durante mucho tiempo. El mar y los barcos harán que se desprenda lo que se ha pegado a las rocas y lo devolverán a la arena... Una pena musita Maxi. Y vuelve a fijar la mirada en donde supone que está la mancha, esa que se acerca peligrosamente al parque natural de Las Salinas, esa que amenaza las praderas de posidonia, perturbando el hábitat natural de las tortugas. Ibiza y el Mediterráneo las necesita para controlar otra amenaza para el turismo: las medusas. La posidonia cobija más de mil especies animales y con sus raíces, sujeta la arena durante los temporales. Absorbe CO 2, libera oxígeno y sirve de alimento y cobijo a las tortugas, que se comen una tonelada de medusas a la semana. Quien glosa las excelencias del ecosistema de Ibiza es María José Caballero, de Greenpeace. La posidonia, dice, necesita sol y agua muy cristalina porque se localiza en aguas poco profundas, entre cuatro y 30 metros; es muy sensible a la contaminación, pero si es por poco tiempo, puede sobrevivir. Juega a nuestro favor el hecho de que no esté en periodo de floración y es importante intervenir porque tiene un crecimiento muy lento, un centímetro al año Urge a proseguir con las tareas de limpieza una vez erradicadas las huellas visibles del fuel. Quien mancha, paga proclaman desde Greenpeace, que han denuncado al armador por delito ecológico ante la Fiscalía. Y la ministra Fomento, en declaraciones a Radio Nacional de España, seguí la línea de los ecologistas con un recordatorio: ha existido un error humano. Todos apuntan, pues, a la tripulación del barco. Tortugas contra medusas 45 m El barco, que se encuentra a 45 metros de profundidad, presenta tres fugas en el casco, dos de fuel en la popa y una de líquido hidraúlico en la proa A los extranjeros es fácil engañarlos: ¿Tú dejarías que tu hijo se bañara en un agua contaminada? Yo no