Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CIENCIA FUTURO y SÁBADO 14- -7- -2007 ABC w w w a b c e s c i e n c i ayFUTURO El telescopio más potente del mundo recibió anoche la primera luz Con una inversión de 130 millones, es la principal apuesta de la Ciencia española ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS ENVIADA ESPECIAL LA PALMA. Después de diez años de trabajos y de una inversión que ha rozado los 130 millones de euros, el mayor telescopio del mundo- -y la mayor apuesta de la Ciencia española- -recibió anoche la primera luz Aprovechando la Luna Nueva, el Gran Telescopio de Canarias (Grantecan) situado en el Roque de los Muchachos, en la isla de La Palma, apuntó a la Estrella Polar para captar por primera vez luz estelar y superar su prueba de fuego. Tras una impresionante puesta de sol contemplada a 2.400 metros de altura- -un auténtico paraíso astronómico Su Alteza Real el Príncipe de Asturias introdujo los códigos que pusieron en marcha el telescopio, se abrió la cúpula, se apuntó a la Estrella Polar y el Grantecan recibió su primera luz Primero se vio la estrella doce veces reflejada, tantas como espejos tiene- -de momento- -el telescopio y después, una vez ajustado el equipo, la imagen se unificó. En cuanto supere la fase de ajustes (durará un año aproximadamente) este telescopio permitirá ver con un detalle sin precedentes los objetos más distantes y los más débiles del Universo. Como la luz que envían los objetos más alejados empezó su viaje hace unos 15.000 millones de años, estas observaciones podrían dar respuesta a muchas preguntas sobre la creación del Universo. Situado en uno de los mejores enclaves del mundo para la observación, con el Grantecan se podrán distinguir otros sistemas planetarios, conocer la materia oscura, descubrir el nacimiento de estrellas, ver las galaxias más alejadas y estudiar los agujeros negros o los componentes químicos que provocaron el Big Bang No obstante, la meta emblemática del telescopio es encontrar planetas similares al nuestro en otras estrellas. Según el director del Instituto de Astrofísica de Canarias, Francisco Sánchez, se espera encontrar cosas impensables Lo que hace distinto al Grantecan del resto de los grandes telescopios del mundo es, sobre todo, el tamaño de su espejo primario, de 10,4 metros Uno de los mejores enclaves La cúpula del Grantecan sobre el mar de nubes en el atardecer de la isla de La Palma de diámetro frente a los diez metros de los demás. Obviamente, cuanto mayor es el espejo, mayor es la capacidad del telescopio de captar la luz. Como resultaba imposible técnicamente construir un espejo de ese tamaño- -el límite es de unos ocho metros por las dificultades del transporte- se ÁNGEL L. ALDAI La Estrella Polar brinda su luz al espejo primario del mayor telescopio óptico Polaris a 431 años luz de nuestro sistema, ha sido durante siglos la principal referencia de los navegantes, gracias a que su posición en el cielo boreal, casi en línea con el eje terrestre, marca el rumbo norte con un error inferior a un grado. Sin embargo, no es la más brillante; en esta lista ocupa un modesto puesto 48. Desde que se inventaron los primeros instrumentos para estudiar el firmamento, el lucero que remata la cola de la Osa Menor ha sido conocido como un par de cuerpos próximos entre sí, pero de tamaños muy dispares: una supergigante amarilla, 2.000 veces más brillante que nuestro sol, y una enana blanca que gira en torno a la primera a 360.000 millones de kilómetros. El pasado año, la finísima resolución del telescopio espacial Hubble reveló que en realidad se trata de un sistema triple. La tercera luminaria del grupo, otra enana blanca atrapada por la gravedad de su descomunal compañera, se encuentra tan próxima a ésta- sólo 2.800 millones de kilómetros- -que su presencia había permanecido oculta. La Estrella Polar, a 431 años luz de nuestro sistema ABC optó por uno segmentado, compuesto por 36 espejos de vitrocerámica, aunque anoche sólo tenía doce instalados, suficientes para recibir la primera luz Este material, similar al que se usa en las cocinas, prácticamente no se dilata ni contrae por los cambios de temperatura, con lo que se evita la deformación del espejo. El Grantecan también estará dotado de tecnología que permitirá eliminar las perturbaciones que produce la atmósfera sobre las imágenes recibidas. Y es que la luz que llega desde una lejana estrella o galaxia viaja millones de kilómetros sin sufrir perturbación alguna, pero en su último tramo, cuando atraviesa la atmósfera, se degrada. Gracias a la óptica adaptativa, se corrigen esas perturbaciones, lo que equivale a observar desde el espacio. La diferencia es similar a la de mirar un objeto en el fondo de una piscina con agua o sin agua explica José Miguel Ro-