Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 7 07 SALUD LA DUDA ¿Las isoflavonas mejoran los síntomas postmenopáusicos? Las isoflavonas son sustancias vegetales con estructura similar a los estrógenos. Algunos alimentos la incorporan para aliviar los síntomas de la menopausia. Sin embargo los expertos, como Montserrat Manubens, responsable del Área de Menopausia del Instituto Dexeus, señalan que los estudios existentes son contradictorios: La gran heterogeneidad de los preparados disponibles, las distintas dosificaciones empleadas y la escasa calidad epidemiológica de los ensayos clínicos realizados no justifica, por el momento, la generalización de su uso en la menopausia No hay evidencias de que protejan contra el cáncer de mamá, aunque no suponen un riesgo, pero no hay datos de seguridad en mujeres con antecedentes de esta patología. Disminuyen ligeramente el colesterol malo y mejoran moderadamente las sofocaciones, especialmente en las mujeres que tiene más. Para ello hacen falta dosis de 40 a 80 mg día, con un mínimo de 15 mg de genisteina, una isoflavona de fácil absorción. Otras isoflavonas sólo actúan en el 50 de las mujeres, señala desde la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia su presidente, el doctor Ferrer, que advierte que no debe rebasarse la dosis de seguridad establecida en 150 mg dia. Alergias TEXTO: PILAR QUIJADA FOTO: AVELINO GÓMEZ El enemigo en casa Ocho millones de españoles sufren alguna alergia. El responsable es un sistema inmunitario sobreprotegido que reacciona de forma exagerada ante sustancias inocuas de los alimentos o el entorno enemos un sistema inmunológico que ya no lucha contra los enemigos habituales y sí frente a sustancias inocuas, como una proteína de la leche, del huevo o las heces de un ácaro del edredón del niño. La alergia no es más que esa respuesta exagerada del organismo ante una sustancia inofensiva. Y esa respuesta es la que puede producir enfermedad y, en los casos más graves, la muerte Son palabras del doctor Tomás Chivato, presiente de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (www. seaic. org) Entre las teorías que se barajan para explicar esta salida de tono del sistema inmune, el doctor Chivato aludió al exceso de higiene, el uso de productos de aseo personal y detergentes, el control de las enfermedades infecciosas con antibióticos o su prevención con vacunas. El resultado es un sistema inmunológico sobreprotegido y con poco trabajo, que se entrena con lo primero que se pone a tiro. Como los alimentos, que en las dos últimas décadas han contribuido de forma decisiva al aumento de los casos de alergias, que se sitúan en el 20 por ciento de la población mundial. Un porcentaje que las incluye en el ranking de las seis patologías más frecuentes. Y las previsiones indican que el porcentaje subirá al T 30 ó 40 por ciento, puntualiza el doctor Ignacio Dávila, del servicio de Inmunoalergia del Hospital Universitario de Salamanca. Además de las causas apuntadas anteriormente, este especialista añude a la contaminación por distintos agentes, que actuarían como favorecedores de los procesos alérgicos: ozono, óxido nítrico o partículas derivadas de la combustión de los motores diésel. Especial mención merece el látex: Cuando aparece la epidemia de sida en los años ochenta, se introducen medidas de precaución universal como uso de guantes de látex y empieza a notarse un incremento notable de la incidencia de esta alergia. El uso masivo ya está cambiando y se utilizan otros materiales distintos, sin polvo, que era el alérgeno fundamental explica Dávila. El doctor Chivato se refirió a la aparición de las alergias de forma encadenada desde la infan- La rinitis es una de las formas de alergia más extendida