Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 14 s 7 s 2007 INTERNACIONAL 33 Una alianza angloamericana que comenzó con la misma marca de dentífrico E. J. BLASCO LONDRES. George Bush y Tony Blair sólo tenían en común al principio la misma marca de dentrífico. Con el tiempo su relación devendría una de las más sólidas en la política internacional, con el 11- S como momento decisivo para una entente contra la que no pudieron ni evidentes errores ni encuestas. Por generación y por orientación ideológica, Blair era mucho más próximo a Bill Clinton, a quien defendió ardientemente durante el caso Lewinsky Cuando Bush llegó a la Casa Blanca en enero de 2001, pronto se organizó el primero de los más de treinta encuentros que luego ambos mantuvieron: una media de una reunión cada dos meses, una cifra ciertamente elevada. La primera cita fue en Camp David el 23 de febrero de 2001. Preguntados por la prensa sobre qué intereses comunes habían encontrado, Bush respondió: Bueno, ambos usamos dentrífico: Colgate algo que habían descubierto al quedarse Blair sin pasta de dientes y pedir prestada a su colega. Así pues, al margen de la tradicional alianza anglosajona, se partía del Colgate, que no es mucho. Pero los ataques terroristas de pocos meses después contra Nueva York y Washington aproximaron definitivamente a los dos políticos. La inmediata preocupación de TB era que Bush sería puesto bajo una enorme presión para hacer algo irresponsable Tenemos que empezar a dar forma a una agenda internacional para llenar el vacío escribe en sus diarios Alastair Campbell, ex jefe de prensa de Blair y testigo excepcional de la relación. La Cámara Baja lanza su tercer pulso legislativo sobre Irak Nuevo proyecto para retirar las tropas pese al aviso de veto de Bush PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Por tercera vez en lo que va de año, y pese a las reiteradas amenazas de veto presidencial, la Cámara de Representantes aprobó (por 223 a 201) un proyecto legislativo para retirar la mayoría de las tropas del Pentágono en Irak antes del 1 de abril del 2008. Una iniciativa que la próxima semana será debatida por el Senado y que ilustra el pulso entre el Legislativo de mayoría demócrata y el Ejecutivo republicano por la autoridad del presidente Bush como comandante en jefe, cuestionada con una virulencia no vista desde la guerra de Vietnam. Correligionarios del presidente Bush en el Senado se enfrentan ahora al dilema de cómo expresar su preocupación por la marcha de un conflicto en el que según el último informe de la Casa Blanca no existen muchos indicios para el optimismo. Con todo, los conservadores en la Cámara Alta no parecen dispuestos a sumarse a la opción de poner en cuestión de 120 días fecha de caducidad a la masiva presencia militar de EE. UU. en Irak, dejando un limitado contingente para misiones de protección, entrenamiento y antiterrorismo. La ONU identifica a los posibles asesinos del ex primer ministro libanés JOSÉ LUIS DE HARO CORRESPONSAL NUEVA YORK. Una investigación llevada a cabo por Naciones Unidas, relacionada con la muerte del ex primer ministro libanés Rafiq Hariri, ha identificado diversas personas que podrían estar involucradas en atentado con bomba que acabó con la vida del mandatario libanés el 14 de febrero de 2005. El informe elaborado por un grupo de miembros de la ONU y liderado por el fiscal belga, Serge Brammertz, también ha advertido que la decadente situación política que se vive en el país árabe acabará por entorpecer las diversas acciones que se llevan a cabo para esclarecer quiénes son los responsables del asesinato de Hariri. Las conclusiones fueron presentadas a los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU para su evaluación. De momento, este nuevo documento, de un total de 20 páginas, ha determinado que las pruebas encontradas hasta ahora han ayudado a identificar a un número de personas que podría haber tenido algún interés en participar en alguno de los aspectos referentes a la preparación o ejecución del ataque contra Rafiq Hariri Aún así, este informe es el octavo que hace repaso de todos los factores que rodearon el atentado con bomba que mató al primer ministro libanés y a otras 22 personas en Beirut. Hasta la fecha, un total de 2.400 páginas con información detallada sobre el atentado han aportado su granito de arena para determinar qué pasó aquel 14 de febrero. Bush y Cheney, en una videoconferencia con militares en Irak pueblo estadounidense provoque un cambio del presidente Dentro de las posibilidades contempladas para presionar a la Casa Blanca figuran propuestas para prohibir el establecimiento de bases permanentes del Pentágono en territorio iraquí o investigaciones adicionales sobre corrupción y malgasto. Además de la opción de retractar la autorización inicial que el Legislativo contendió a la Administración Bush para el uso de la fuerza en Irak. A juicio del líder de la minoría republicana en la Cámara Baja, John Boehner, estas maniobras convierten a nuestras tropas en títeres de una batalla política partidista Los republicanos leales a la Casa Blanca asumen el argumento presidencial de que para tomar decisiones hay que esperar por lo menos hasta el in- AFP Esa fue la principal motivación de lo que los críticos a Blair en su propio partido han llamado el entreguismo del primer ministro. Blair creyó siempre, según atestigua Campbell, que más valía estar al lado de Bush para intentar dulcificar algunas posturas y asegurar un cierto consenso internacional que, en la invasión de Irak, sería finalmente muy reducido. Con una confianza mutua al parecer sincera, ayudada por la creencia de ambos de estar cumpliendo una misión, Blair ha preferido culpar de los errores al vicepresidente norteamericano, Dick Cheney. Siempre, además, con la esperanza de que la intervención en Irak serviría para resolver de una vez el problema de Oriente Medio. Entreguismo Pero demócratas y republicanos con dudas no suman los dos tercios necesarios para superar un veto presidencial. Matemática que no parece importar a los líderes demócratas en el Congreso que quieren aprovechar este verano para repetir cuantas veces sea posible su oposición a la estrategia bélica de la Casa Blanca en Irak. Según indicó la Speaker Nancy Pelosi, repetiremos ese juicio legislativamente tan a menudo como sea necesario hasta que la presión del Lo que sea necesario forme que a mediados de septiembre presentarán el general David Petraeus y el embajador Ryan Crocker, los máximos representantes de Estados Unidos en Irak. Calendario que coincidirá con la votación del presupuesto militar para el 2008, lo que presenta la oportunidad para introducir toda clase de enmiendas vinculantes. En este frente, ha trascendido que los destacados senadores republicanos John Warner y Richard Lugar están redactando una de esas enmiendas para forzar un cambio en la estrategia bélica de la Casa Blanca. En su tercer borrador, el texto de los ex presidentes de las comisiones de Defensa y Exteriores en la Cámara Alta contemplaría una reducida presencia militar en Irak a través de una serie de fechas concretas. Irán permite al fin que el OIEA inspeccione uno de sus reactores A. SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. Menos desafío y más colaboración es la nueva estartegia que Irán parece tener ahora respecto a su programa atómico. Ayer, el Organismo Interncional de Energía Atómica (OIEA) anunció que Teherán ha autorizado una inspección a un reactor en Arak, a finales de mes, tras una visita, esta semana, de la que el OIEA ha dicho que sirve para poner fin a los más de cuatro años que lleva tratando de aclarar si Irán persigue o no el arma nuclear. Su director general, Mohamed el Baradei, anunció el lunes que había detectado una ralentización en los esfuerzos iraníes para producir uranio enriquecido, susceptible de ser empleado en armas atómicas, como dice Occidente, o para producir electricidad, como defiende Irán. Desde diciembre, están en vigor varios paquetes de sanciones aprobados por la ONU ante la negativa de Teherán a detener su programa nuclear. Según las nuevas aclaraciones, se ha determinado que los involucrados utilizaron seis tarjetas SIM de teléfonos móviles para coordinar el seguimiento de todos los movimientos de Hariri durante las semanas previas al atentado Además, añaden que el detallado análisis sobre el uso de estas tarjetas el día del asesinato jugó un papel esencial en la ejecución del siniestro en sí mismo El informe aclara que también ha revisado minuciosamente los detalles relacionados con Ahmed Abu Adass, el individuo que aparecía en un vídeo en el que se reclamaba la autoría del atentado. Los investigadores han determinado que Adass no fue el terrorista suicida que llevó a cabo el ataque pero debió ser forzado a realizar la grabación para después ser presuntamente asesinado aclaran. Seguimiento por móvil