Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 13 s 7 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 77 En un festival de rock no hace falta acampar Turista musical antes que fraila, aficionada antes que empresaria, la codirectora del Summercase viajó el pasado mes de abril hasta California para asistir al festival de Coachella. Tampoco solía faltar al FIB de Benicasim, su gran rival en el mercado, un certamen cuyos extras paramusicales y convivenciales forman parte del reclamo, casi mágico, de la muestra castellonense, a años luz del carácter, más contenido, del Summercase. Nuestro festival es urbano por definición, y no tiene zona acampada. Pero eso no impide que la gente disfrute del buen rollo que hay en el recinto: si el público no se lo hubiera pasado bien el año pasado, estoy convencida de que no repetiría asegura Paloma Cordón. En cambio, antes incluso de anunciar el cartel de esta edición, ya habíamos vendido muchos abonos, quiero pensar que por las ganas de repetir de los aficionados sigue la responsable del Summercase. Ese buen rollo- -concluye- -que caracteriza a los grandes y más veteranos festivales también puede darse en una sala pequeñita. No hace falta acampar durante una semana y vivir una experiencia pandillera... Lo más importante en un festival es que las cosas funcionen, que los horarios se cumplan, que las lanzaderas de transporte lleguen a su hora y, sobre todo, los conciertos... Lo más importante de un festival de rock, no tengo dudas, es el rock Los canadienses The Arcade Fire, durante una actuación de su actual gira internacional AP Summercase, doble cita con el mejor rock de la temporada El festival bicéfalo abre hoy, en Madrid y Barcelona, una programación marcada por las exclusivas más cotizadas JESÚS LILLO MADRID. Los grupos de rock ya no necesitan intermediarios: cuelgan su música en internet para que el público la juzgue y luego salen de gira con la esperanza de que la gente acuda a sus conciertos y a los festivales en los que actúan señala Paloma Cordón, codirectora del Summercase, sobre la imparable transformación de un paisaje musical hoy definido por las carpas y los escenarios que amparan a los artistas, profesionales a quienes la crisis de la industria del disco ha forzado a reciclarse y convertirse en vendedores ambulantes de rock en directo. Con uno de los carteles mejor rematados del circuito festivalero- -en el que figuran nombres como DJ Shadow, Jesus And Mary Chain, Arcade Fire, PJ Harvey, los Flaming Lips, Jarvis Cocker, OMD, Soulsavers, Air, Chemical Brothers y LCD Soundsystem- -el Summercase ha conseguido despuntar, a golpe de muy sonadas y comentadas exclusivas, en un escaparate con cada vez menos huecos. Hace un par de semanas logramos superar las ventas del año pasado, por lo que en esta segunda edición vamos a estar muy por encima de los 54.000 asistentes de 2006 añade Cordón, cuya empresa, Sinnamon Productions, ha conseguido hacer rentable en tiempo récord un festival surgido de la nada. El parque del Fórum (Barcelona) y un secarral del extrarradio de Boadilla del Norte (Madrid) vuelven esta tarde a transformarse en una cotizada pasarela doble por la que desfilarán- -este año sin pisarse los talones, asegura la organización- -algunas de las bandas con mayor poder de convocatoria del circuito internacional. Estamos muy pendientes de lo que la gente pide en los foros de internet y, sobre todo, traemos a los artistas que nos gustan. No somos el festival de las estrellas: creo que es mejor apostar por el conjunto que confiar en el pelotazo de un determinado artista como Arcade Fire. Para mí, por ejemplo, es un sueño traer a Jesus And Mary Chain, y espero que lo sea también para nuestros abonados dice la responsable del Summercase. El presupuesto del festival, que durante este fin de semana y en viajes de ida y vuelta movilizará a decenas de grupos entre los ocho escenarios repartidos entre Madrid y Barcelona, es de siete millones de euros, cifra que sus directivos no han utilizado para reventar el mercado, ni para desatar una guerra de precios al alza apunta Paloma Cordón. Cada vez se venden menos discos y, en paralelo, se incrementa el número de aficionados que van a los conciertos. La consecuencia es lógica: cada vez hay más festivales y la demanda de artistas hace que sus cachés se disparan... El mercado está creciendo, y no sólo aquí. De la misma manera que los aficionados españoles viajan a Glastonbury o Paredes de Coura, son muchos los extranjeros que vienen al Summercase Sin subvenciones oficiales- no queremos dinero público, sino un mínimo apoyo para explotar la música como un bien cultural pero patrocinado por Movistar- con ellos se trabaja muy bien el Summercase ha logrado trasplantar a la disputada temporada de verano el modelo itinerante del pionero Wintercase. Al tener dos sedes, los costes no se reducen, sino que se multiplican por dos, pero hemos aprendido a unificar esfuerzos señala Cordón, al frente de un equipo que, pese a disponer de una flota de cuatro festivales anuales, desplegados por toda la geografía nacional, sigue estando formado por gente joven que sólo quiere agitar la industria musical No quiero parecer naíf, pero creo que es así como las empresas tienen éxito: manteniendo la ilusión. Empezamos con el Wintercase, con la idea de acercar el rock a cuatro ciudades distintas, y por ahora hemos llegado hasta aquí. Es una consecuencia lógica de nuestras ganas de vivir de la músi- Peticiones del oyente No vamos a llenar España de festivales, pero hay que darle nuevas vueltas de tuerca a esto del rock ca, un oficio que considero bastante digno añade la responsable del Summercase. La incertidumbre que amenaza al mercado discográfico, en el que Sinnamon está implicada con su propio sello, obliga a sus actores a buscar nuevas líneas de negocio. La vieja lista de las canciones más vendidas ha dado paso a la de las más escuchadas en internet... Las compañías independientes somos las que mejor estamos llevando esta crisis, pero no nos queda otro remedio que pensar en la forma de explotar la música en directo. No tenemos tanta ambición como parece, ni vamos a llenar España de festivales, pero hay que darle nuevas vueltas de tuerca a esto del rock concluye Cordón. Más información sobre el festival: http: www. summercase. com