Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 CULTURAyESPECTÁCULOS VIERNES 13 s 7 s 2007 ABC Cambios en Cultura Director general del Inaem: José Antonio Campos cederá su puesto al actual delegado municipal de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Marset. Dirección General de Bellas Artes: Se va Julián Martínez y llega José Jiménez, actual director del Instituto Cervantes de París. Director del Instituto Cervantes: La vacante de César Antonio Molina será ocupada por la ex directora general de RTVE, Carmen Caffarel. Carmen Caffarel dirigirá el Cervantes El Consejo de Ministros anunciará hoy los primeros relevos en el Ministerio de Cultura S. G. J. G. C. MADRID. El nuevo ministro de Cultura, César Antonio Molina, no ha tardado en mover ficha. Después de tomar posesión el lunes, hoy, viernes, está previsto que el Consejo de Ministros anuncie los primeros cambios de su mandato. Aunque en el curso del encuentro que Molina mantuvo ayer en el propio Ministerio con todos los sectores del mundo de la Cultura nadie quiso confirmar nada de manera oficial, en el aire había dos nombres: el de José Antonio Campos, que cesó como director general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem) y el de su sustituto, Juan Carlos Marset, escritor, poeta y actual delegado municipal de Cultura delAyuntamiento deSevilla, al que se fueron sumando después el de José Jiménez, historiador de arte y actual director del Instituto Cervantes de París, que sustiturá a Julián Martínez en la Dirección General de Bellas Artes. Pero quizá el nombre más codiciado ayer era el de la persona que sustituirá a César Antonio Molina al frente del Cervantes, tras asumir la cartera de Cultura, y que al parecer, y según fuentes consultadas por ABC, sería el de la ex directora general de RTVE, Carmen Caffarel. Un nombramiento decidido por el propio Rodríguez Zapatero. De esta manera, Caffarel sería presentada ya oficialmente la próxima semana en la reunión anual de directores del Cervantes que se celebrará en Córdoba. El flamante ministro de Cultura, preguntado por estos y por futuros cambios, se limitó a remitir al Consejo de Ministros de hoy y afirmó a la prensa: Sólo pretendo hacer los cambios que más convengan al Ministerio y que de alguna manera interpreten el espíritu del que vengo hablando, pero lo voy a hacer con tranquilidad y con tiempo, sin ningún apresuramiento, porque tenemos margen. Algún cambio habrá, pero coincidirá con los criterios que he expuesto Con esta frase hacía referencia al discurso de presentación que minutos antes había ofrecido a los allí congregados, más de doscientas personalidades pertenecientes a todos los ámbitos de la cultura- -teatro, cine, música, artes plásticas, literatura- aunque también se apreció alguna ausencia relevante, como la de la directora de la Biblioteca Nacional, Rosa Regás. Llego a esta responsabilidad con una firme voluntad de diálogo, algo que sabeis que siempre me ha caracterizado afirmó. Y destacó como uno de sus objetivos favorecerelaccesoalacultura sin condicionantes y la convivenciaarmoniosadelomayoritario con lo minoritario Asimismo se hizo eco de las inquietudes de los diversos sectores de la Cultura, en una sociedad cada vez más compleja y competitiva, para hacer crecer vuestros proyectos, para darles una consistencia social, económica y cultural, paraproteger vuestros derechoscomo creadores y como profesionalesy, en definitiva, pararentabilizar vuestos esfuerzos como productores debienes y servicios Y concluyó haciendo la entrega simbólica de las llaves del Ministerio y de lo que representa Por otra parte, el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, anunció ayer en Moscú- -informa R. Mañueco- -el acuerdo alcanzado- -y que firmará el presidente del Gobierno en su próxima visita a Rusia en septiembre- -para abrir un Instituto Cervantes en San Petersburgo, sumándose al que ya existe en Moscú. Cervantes en San Petersburgo