Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL www. abc. es internacional VIERNES 13- -7- -2007 ABC Entierro de los muertos del asalto a la Mezquita Roja de Islamabad Musharraf declara la guerra al terrorismo islamista en todos los rincones de Pakistán El presidente justifica la operación militar en el templo en que las condiciones de los terroristas eran inaceptables TEXTO Y FOTO MIKEL AYESTARÁN ENVIADO ESPECIAL ISLAMABAD. Pakistán se detuvo a las nueve de la noche para seguir el discurso de su presidente por televisión. Pervez Musharraf prometió mano dura, más policía, equipos, armamento nuevo y entrenamientos de seis meses para formar a especialistas en la lucha contra el terrorismo en todos los rincones del país. Se mostró triste porque han muerto muchos hermanos pero dedicó la mayor parte de la intervención a justificar la operación militar en la que el balance oficial es de diez soldados de las unidades especiales fallecidos y setenta y cinco personas muertas en el interior de la mezquita y la madrasa El baile de cifras continúa, por tanto, ya que estos datos no concuerdan con los que ofrecen los medios locales que, citando a fuentes de la investigación, hablan de al menos doscientas ochenta personas muertas. Siempre abogué por el diálogo, pero las condiciones de los terroristas eran inaceptables. Pedían la amnistía para los paquistaníes y la salida del país para los extranjeros que se encontraban dentro argumentó Musharraf, quien aclaró que la operación contra la mezquita tenía como objetivo liberar a los civiles que estaban dentro. Podíamos haber cerrado el tema en un día, pero había demasiados inocentes El Ejército liberó a 3.300 personas en los nueve días de ofensiva. Después de aclarar que para él las madrasas son las mejores ONG del mundo el general advirtió de que lo ocurrido en la Mezquita Roja no se le va a olvidar y que a partir de ahora va a controlar más de cerca el papel de los mulás para atajar cualquier foco de extremismo religioso. Los quince minutos de intervención de Musharraf no fueron suficientes para calmar los ánimos de esa parte de la población que lleva días buscando a sus familiares y no los encuentra. Al cementerio público de Islamabad llegaron ayer setenta y tres ataúdes que fueron enterrados con un simple número de referencia a primera hora de la mañana. No se precisó si en cada caja había uno o más cuerpos. Cientos de personas venidas del norte del país rezaban a los muertos que descansaban en esas cajas sin saber si eran o no sus familiares. El clima era muy tenso y todos clamaban ¡Yihad (guerra santa) contra el tirano de Musharraf! al que calificaban de asesino Uno de los responsables enviado por el Gobierno a supervisar los enterramientos quiso tranquilizar a los presentes y aseguró que cada uno de los cuerpos está identificado porque se les ha practicado la prueba del ADN Entre los sepultados, sin embargo, hay diecinueve cadáveres carbonizados e irreconocibles, que podrían ser de cualquier sexo y edad lamentó el portavoz militar, general Waheed Arshad. A pocos kilómetros de la capital, en Basti Abdullah, miles de seguidores de Abdul Rashid Ghazi le dieron el último adiós. La ceremonia la presidió su propio hermano, Abdul Aziz, auténtico ideólogo de la Mezquita Roja y que fue detenido al intentar huir de la misma disfrazado con un burka en las primeras horas del motín. El Ministerio de Defensa puso un avión a disposición de la familia para que se llevara el cuerpo de Islamabad, y lo enterrara lejos de la capital para evitar que se convirtiera en un centro de peregrinación. Finalizada la crisis, las autoridades se disponen a derribar el edificio de la madrasa de Jaima Hafsa, construido de forma ilegal, y a reparar los daños ocasionados en la Mezquita Roja. Yihad contra el mandatario ABC. es Más información en Visiones del Mundo en abc. es mikelayestaran