Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Jueves 12 de Julio de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.447. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. La nuera de Bin Laden Es una abuela inglesa de 51 años y se ha casado con Omar bin Laden, 25 años más joven e hijo del terrorista más buscado del mundo. No usará el apellido de su marido porque no quiere problemas en los aeropuertos EMILI J. BLASCO ane Felix- Browne no usará el apellido Bin Laden porque no quiere tener problemas en los aeropuertos. En abril se casó con Omar, el cuarto de los diez hijos que Osama Bin Laden tuvo con su primera mujer (ha tenido otra decena de hijos con otras cuatro esposas) En realidad, Omar, de 26 años, ya está casado y tiene un niño, pero la ley islámica no le impide tener más mujeres. Eso a Jane, divorciada en Inglaterra en varias ocasiones, con tres hijos y cinco nietos, no le importa, porque dice estar muy enamorada del joven. Se conocieron durante un viaje que Jane hizo a Egipto para buscar allí tratamiento a su esclerosis múltiple. En un recorrido a caballo, a su grupo se sumó Omar. Jane le pidió que le hicera algunas fotos, y así empezó la rápida relación; sólo al cabo de unos días él le dijo quién es su padre. Mis sentimientos por él no cambiaron. Es la persona más bella que he conocido. Su corazón es puro y es piadoso; es un verdadero caballero dice Jane. En cuestión de semanas se casaron allí mismo en una ceremonia islámica, cuyo papeleo tuvo que ser completado después. Jane es musulmana y usa también el nombre de Zaina Mohamad Al Sabah. La historia no deja de ser extraña, pero la mujer ha presentado el documento oficial de la boda a The Sun que ayer ofrecía fotos de ambos juntos. Desde la ceremonia sólo se han visto en una ocasión, pues ella vive la mayor parte del tiempo en Inglaterra, donde es concejal en el condado de Cheshire, mientras Omar reside en Arabia Saudí. No obstante, Jane asegura que se pasan largas horas al teléfono y chateando, y eso que él se maneja bastante mal en inglés. Irene Lozano NO TODO SON MALAS NOTICIAS finales del mes pasado, los padres de Bedur Shaker, una niña egipcia de once años, decidieron someterla al ancestral rito de la ablación de clítoris. Pagaron nueve dólares por una intervención quirúrgica en una clínica para eludir la dudosa higiene de una matrona o un barbero local. Pero Bedur murió. Murió porque en Egipto, como en muchos países de África, Asia y Oriente Próximo, se considera más peligroso para una niña dejar intacto su deseo sexual que someterla a una cruel amputación. Omito los detalles sobre sus distintas modalidades: sé que la alta sensibilidad de mis lectores no requiere truculencias para indignarse. Las consecuencias, no obstante, son ineludibles: a corto plazo, infecciones graves, hemorragias, dolores y debilidad general. De adultas, problemas menstruales y urinarios, infertilidad, relaciones sexuales dolorosas, partos complicados con altos índices de mortandad neonatal. Si no hubiera fallecido, Bedur habría sido una más de las tres millones de niñas mutiladas cada año, según la OMS. Pero Bedur murió y un grito de protesta recorrió la sociedad egipcia, hasta llevar al Ministerio de Sanidad a anunciar la prohibición total de la ablación. Por sí sola, sería una gran noticia, pero además la interdicción ha sido respaldada por la autoridad religiosa del gran muftí, y aplaudida por las mujeres egipcias, entre las que el rechazo no deja de aumentar. Dado que dos tercios de las ablaciones se llevan a cabo en consultas médicas, erradicar la práctica parece hoy más factible que nunca en Egipto, lo cual tendría una gran repercusión en el resto de África. Las desgracias nunca vienen solas. A veces, como en el caso de Bedur, llegan acompañadas de grandes esperanzas. A J Jane Felix- Browne tiene tres hijos y cinco nietos Según explica, desearía que Omar pudiera ir a Inglaterra, aunque no cree que le guste el clima. Pero no se hace ilusiones, porque la sombra de Osama Bin Laden dificulta los movimientos de su vástago. Padre e hijo no se ven desde hace siete años, de acuerdo con lo que Omar le ha explicado. Se habrían separado en Afganistán, poco antes del 11- S, y el ataque a EE. UU. habría roto la relación. Jane insiste en que Omar no tiene noticias de su padre desde entonces. CORDON PRESS El trato con los Bin Laden, de creer el relato Jane, vendría en realidad de muy lejos. Ella piensa que a los 16 años coincidió con Osama en Londres en una boda de un potentado saudí, con el que el padre de Jane tenía alguna vinculación. Sería bonito si, como cualquier mujer casada- -añade- pudiera salir y decir éste es mi marido y éste se su apellido pero tengo que ser realista. Espero que la gente no me juzgue muy severamente. Me he casado con el hijo, no con el padre