Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 GENTE www. abc. es gente JUEVES 12- -7- -2007 ABC La pareja, en una imagen del pasado fin de semana en el Gran Premio de Inglaterra de Fórmula 1, es objeto de deseo de distintos medios de comunicación REUTERS AP Alfombra roja para los Beckham en EE. UU. David Beckham y su familia llegan a Estados Unidos y lo hacen con el esplendor de una estrella de Hollywood. En su estela se cuentan contratos millonarios, subida de abonos, entradas agotadas... POR JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. Aún antes de pisar Los Ángeles, el solo nombre de David Beckham había revolucionado la ciudad y, sobre todo, la vida cotidiana de Los Ángeles Galaxy, su nuevo club. Desde que en enero David dijera que se iba, que no aguantaba más a Capello y sus desvaríos, el club estadounidense experimentó un brusco incremento en la venta de abonos, tanto que hasta el día de hoy ya se había alcanzado la mitad del aforo del estadio angelino. Asimismo, la entrada de patrocinadores se ha disparado y ha puesto a los Galaxy al frente de las finanzas económicas del fútbol norteamericano. Y todo eso sin que David aún haya dado una patada a un bote. El partido con el que David va a debutar será un amistoso contra el Chelsea, y lo hará con una camiseta nueva que, por cierto, también ha proporcionado nuevos ingresos a su club. Pero por debajo del bello rostro del inglés funciona una máquina gigantesca que va más allá del balompié. Mientras David sonríe al norte, sur, este y oeste, por debajo su mujer Victoria maquina. Muy pija, pero mucho cerebro. No para de decir que no quiere saber nada del cine, que no va a actuar en Hollywood y que su carrera va a ser meramente musical porque quiero que mis hijos vean lo que su madre hacía antes de que ellos vinieran al mundo De ahí el relanzamiento de las Spice Girls dentro de una campaña propagandística de gran alcance. Pero Victoria tiene planes. Es verdad que ella Por debajo del bello rostro del inglés funciona una máquina gigantesca que va más allá del balompié no quiere cine para su rostro, pero sí para el de su marido. Con el patrocinio de Tom Cruise, íntimo amigo de la familia, detrás, Victoria podría estar planeando un futuro cinematográfico para su esposo cuando este se retire de los campos de fútbol. David, que apura sus últimos años como futbolista, dice a todo que sí, pero a veces le puede la nostalgia: El día del último partido contra el Mallorca, cuando ganamos la Liga, me arrepentí de irme del Madrid. Podía haber seguido tres años allí a un buen nivel, pero ya era tarde, no podía echar marcha atrás Daba igual, Victoria no le habría dejado: tiene en la cabeza proyectos cinematográficos con Tom, Brad Pitt y su marido en cabeza de cartel. Una chica lista.