Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 TOROS www. abc. es toros JUEVES 12- -7- -2007 ABC Buen toreo de El Cid, fácil corrida de Jandilla y desmadre de orejas SAN FERMÍN Plaza de toros de Pamplona. Miércoles, 11 de julio de 2007. Séptima corrida de feria. Lleno de no hay billetes Toros de Jandilla, desiguales de hechuras y caras dentro de la seriedad, noblotes y justos de casta; destacaron el buen 2 por el izquierdo, el rajadito y templado 5 y el muy buen 6 Francisco Marco, de rioja y oro. Media estocada (oreja) En el cuarto, pinchazo y estocada corta. Aviso (saludos) El Cid, de malva y oro. Estocada (oreja) En el quinto, estocada (dos orejas) Salió a hombros. Salvador Cortés, de azul turquesa y oro. Estocada desprendida (leve petición de oreja y saludos) En el sexto, estocada trasera y baja. Aviso (oreja) ZABALA DE LA SERNA PAMPLONA. A la mañana, tras el apartado, le dije a El Boni que Talavante estaba en condiciones de arrebatarles el título de la flor que ostenta El Cid. No te creas- -me contestó- que últimamente llevamos una racha... De testigo aporto a Manolo Tornay. Y de jurado que dictamine el público si El Cid ayer no volvió a sortear un lote estupendo, lo que no quita para que luego torease a la verónica como ninguno, matase con una contundencia letal por arriba y bordase lentamente el toreo con la derecha al rajadito y atemperado quinto. Porque El Cid, insisto, lleva una temporada en la que se encaja y se siente mucho más con la mano contraria a su condición natural de zurdo. Una tercera tanda fue lo de más calidad de toda la Feria del Toro. Y El Cid cortó tres orejas y salió a hombros por la puerta grande dos anteriores fueron también buenas. Y entre medias a izquierdas regular, porque no era el pitón del jandilla. El espadazo se hundió por el mismísimo hoyo de las agujas. La pañolada, creímos unos cuantos que se frenaría en la oreja; cuando siguió, pensamos que la rebajaría el palco; pero la señora presidenta siguió el ritmo quese había marcado desde el inicio de la tarde y el nivel de facilidades que ofreció la noblota corrida de Jandilla. En ese aire, pero con más casta, fue elsegundo, un castaño descarado quese empleó por el izquierdo y se acostaba un tanto por el derecho. El Cid, que principió por estatuarios y unos prometedores naturales, estuvo ligero y lineal en la zocata, como últimamente. Cerró por laserninas, el origen de la manoletina pero sin agarrar la muleta por detrás, una faena sin redondeces. Subió el primer peldaño entonces con una oreja. Si otra había cortado AFP Francisco Marco del primero, que no terminó de humillar, por su entrega y voluntad, valía la de El Cid. Y entonces también la del extraordinario sexto para un Salvador Cortés espesote. Parece mentira que un toro con ese volumen- -casi 700 kilos- -pueda embestir así de bien. Cortés mató trasero y caído. No importó para el desmadre orejero. Ni su jabonero anterior ni el segundo del lote de Marco sirvieron igual, aun sin dificultades.