Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL www. abc. es internacional JUEVES 12- -7- -2007 ABC Musharraf rebaja el número de muertos en la Mezquita Roja para frenar la represalia islamista Tras tomar el edificio, la versión oficial habla de 79 víctimas; las TV privadas, de 200 MIKEL AYESTARAN ENVIADO ESPECIAL ISLAMABAD. La primera parte de la Operación silencio ha concluido. La resistencia desde el interior de la Mezquita Roja y de la madrasa Jamia Hafsa era mínima a media tarde y las fuerzas de seguridad pusieron en marcha la segunda y última parte de la operación, la demolición y limpieza. Controlamos prácticamente todas las instalaciones de la Mezquita Roja y la escuela coránica adyacente, de donde se están retirando cadáveres de los fallecidos en la operación aseguró el portavoz del Ejército, General Wahid Arshad. Tras veinticuatro horas de intensos ataques, el poderío militar y el duro bloqueo pudieron con la fe de los estudiantes radicales amotinados desde hace una semana y que, como anunciaron el primer día, lucharon hasta la muerte como auténticos shahid (mártires) Los ocho días que ha durado el motín han sido un duro desgaste para las autoridades. La información sobre bajas y heridos es mínima. Las fuentes oficiales hablan de 79 muertos. El Ejército, por su parte, ha confirmado que ha perdido doce hombres de sus unidades especiales. El acceso al recinto sigue cerrado, pero medios locales como la televisión privada GEO adelantan que, además de los terroristas, puede haber cerca de 200 cadáveres en la mezquita, y además el número de víctimas mujeres y niños podría ser alto. Otras agencias sitúan las bajas civiles en 125. Estas cifras pueden confirmarse debido al elevado número de mujeres y niños que estaban en el recinto al inicio de los ataques. Sólo el martes, mil trescientos civiles consiguieron escapar del complejo, según fuentes policiales. El Ejército, además, denunció desde el primer día el uso de civiles como escudos humanos, lo que dificultó la operación y provocó que se alargara más de una semana. El diario Pakistan Observer se muestra más alarmista y asegura que el Gobierno ha pedido que se preparen 800 ataúdes. El que ya no está entre estos cuerpos es el del líder de la revuelta, Abdul Rashid Ghazi. El cadáver está camino de su Rajanpour natal donde será entregado a su familia para que le puedan enterrar. En la operación también murió su madre. Su cuñada y una sobrina fueron capturadas. Su muerte deja un vacío en el ala más extremista del islam en Pakistán, y ya han empezado a surgir voces que prometen venganza. Tenemos que estar seguros de que no hay minas, hay que re- Entierro del líder radical Estudiantes coránicos se apean del furgón policial en el que fueron trasladados desde la Mezquita Roja tirar los cuerpos y, por último, siguiendo órdenes del Gobierno, vamos a demoler la madrasa de Jamia Hafsa. La Mezquita Roja no tendrá una escuela a su lado anunció el portavoz del Ejército, General Wahid Arshad, en una rueda de prensa que empezó nada más concluir los últimos disparos de artillería de sus hombres. La zona que rodea a la Mezquita Roja se encuentra bajo control militar. Sólo la prensa tiene acceso a unas calles fantasma por donde los últimos ocho días sólo se han visto pasar ambulancias y vehículos militares. La bajada del nivel de resistencia también invitó a que las autoridades decidieran finalmente levantar el toque de queda en los aledaños de la zona. Y aunque este levantamiento duró dos horas, de cuatro a seis de la tarde, se espera que hoy se haga definitivo. Al Qaida jura venganza y Karzai se ofrece a Musharraf Apenas unas horas después de que el Gobierno de Musharraf anunciara el desalojo de la mezquita, Al Qaida difundía un nuevo vídeo, como siempre, por internet: Este crimen sólo podrá lavarse con sangre y arrepentimiento Musulmanes de Pakistán: vuestra única salvación es la yihad aseguró el número dos de la red, Ayman al Zawahiri. Musharraf y sus perros de presa no os ayudarán, han pisoteado vuestro honor en un sucio favor a los cruzados y a los judíos Al Zawahiri acusó además a Musharraf de cómplice y pelota de Estados Unidos. En su lucha contra el terrorismo, el presiden- El diario Pakistan Observer asegura que el Gobierno ha pedido que se preparen 800 ataúdes te Musharraf- -máximo aliado de Washington en la zona- -cuenta con el apoyo, en teoría, del vecino Afganistán. Su presidente, Hamid Karzai, volvió ayer a ofrecerse. Las relaciones entre ambos países son, en la práctica, algo más tensas. Karzai lleva meses acusando a Pakistán de no hacer lo suficiente para impedir que los talibanes refugiados en el noroeste del país- -donde, por cierto, se cree que se esconde también Al Zawahiri- -crucen la frontera para atentar en Afganistán. Ayer, a pesar del ofrecimiento, insistió: Esperamos que las medidas alcancen a aquellos que vienen de Pakistán y matan a los hijos de Afganistán Esto significaría, según Karzai, el fin de una serie de malentendidos entre ambos países que, entre otras cosas, comparten más de 1.000 kilómetros de frontera. El final del toque de queda, sin embargo, viene acompañado de un incremento de las medidas de seguridad en calles, aeropuertos, estaciones de tren, autobús y edificios oficiales por el temor a ataques suicidas en las próximas horas. Hasta el momento no ha habido levantamientos contra la toma de la Mezquita Roja, sólo pequeñas acciones violentas en las fronteras con Afganistán, de donde venían la mayoría de los estudiantes. El Gobierno paquistaní, con su presidente a la cabeza, buscaba una salida pacífica a la crisis, pero ninguno de los contactos emprendidos con los terroristas evolucionaron. Minutos antes de comenzar la ofensiva definitiva, el presidente Musharraf negoció directamente con Abdul Rashid Ghazi. Según medios cercanos al di- Fin del toque de queda