Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA JUEVES 12 s 7 s 2007 ABC Un conductor ebrio y drogado mata a un guardia civil en León tras saltarse un control El homicida, con antecedentes psicólogicos y recién despedido, y su acompañante estuvieron tres días de fiesta CRUZ MORCILLO MADRID. Un control antiterrorista rutinario, quizá algo más tenso tras los movimientos de etarras detectados en los últimos días, un día tranquilo, casi de vacaciones y casi víspera de una celebración familiar importante para el agente Miguel López. Un conductor, fuera de sí, drogado, borracho, sin la medicación que necesitaba, sin horas de sueño, despedido recientemente. Y unas vidas cruzadas, con la del funcionario segada al borde de la carretera. Era la una de la tarde cuando un Opel Astra de color rojo se saltó el control que había montado el Instituto Armado en el kilómetro 21 de la autovía de León a Burgos. No hubo tiempo de reacción. En ese momento varios agentes comienzan a perseguir al vehículo sospechoso conducido por un varón joven. El Astra enfiló la A- 66 en dirección a la localidad de Benavente (Zamora) a toda velocidad hasta llegar al kilómetro 198, más o menos a la altura del término leonés de Villaquejida. En ese punto el motorista de la Agrupación de Tráfico Miguel López le dio alcance; se colocó en paralelo al vehículo y le dio el alto indicándole que se detuviera. Pero el conductor, varón joven, con tres días de fiesta a sus espaldas, con alcohol, y seguramente cocaína aún reciente corriéndole por las venas, hizo todo lo contrario; pegó un volantazo y empotró la moto contra el guardarraíl de la carretera. El agente murió en el acto. El Astra siguió su camino, a más velocidad aún, esta vez por la carretera A- 52 (la de las Rías Bajas) sentido Orense, perseguido por la mitad de la Agrupación de Tráfico de Léon y los agentes disponibles de Zamora. La huida enloquecida acabó en esa carretera, en el kilómetro 78, cerca de Puebla de Sanabria (Zamora) con la autovía cerrada a cal y canto para que no escaparan, según informó la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil. Antes de eso, los funcionarios tuvieron que disparar al menos cuatro veces a las ruedas del turismo y el individuo embistió a varios coches parados por el corte de la carretera. El conductor homicida, Pablo A. F. de 25 años, estaba fuera de sí según han contado los MUERE UN MOTORISTA DE TRÁFICO 3 Bembibre Ponferrada Astorga Un Opel Astra se salta un control antiterrorista en el kilómetro 21 de la autovía León- Burgos Evasión del control 1 Fallece un hombre arrollado por una motocicleta Un hombre de unos 70 años murió tras ser atropellado el domingo por un motorista cuando cruzaba un paso de peatones en Liria (Valencia) Los hechos ocurrieron a las diez y media de la noche en la calle Pla de L Arc, cuando la víctima y su mujer habían salido a pasear. El hombre pereció en el acto y la mujer permaneció ingresada en la Unidad de Reanimación del Hospital La Fe, donde aún permanece. El conductor, en libertad con cargos, tiene 23 años y es vecino de esa población. Sólo el último mes había acumulado unos 5.000 euros en multas por exceso de velocidad. León Armunia Km 21 El Burgo A- 231 Detención Los agentes que les persiguen tienen que disparar al coche para que pare. El Opel embiste a varios vehículos antes de que el conductor y su acompañante sean detenidos A- 6 Santas Martas A- 66 La Bañeza Km 198 A- 52 2 Puebla de Sanabria Km 78 Mombuey Villaquejida Benavente A- 6 PORTUGAL Un motorista de Tráfico se coloca en paralelo y le ordena detenerse. El conductor da un volantazo, empotra al guardia contra el guardarraíl y se da a la fuga Atropello mortal Despliegue por León y Zamora agentes que lo detuvieron. Le acompañaba una mujer, de la misma edad, Eloísa G. G. Él no llevaba documentación, tampoco del coche; ella mostró una fotocopia del DNI. La secuencia de los hechos y la ausencia de identificaciones iniciales dieron pie a todo tipo de especulaciones- -se barajó desde que los detenidos pudieran ser etarras hasta peligrosos delincuentes- Pero ni lo uno ni lo otro. Los funcionarios los trasladaron al cuartel de Puebla de Sanabria y ahí se deshizo el entuerto después de tomarles las huellas. Él es natural de Palen- El motorista se colocó en paralelo para que el coche se detuviera; el conductor dio un volantazo y lo empotró contra el guardarraíl antes de darse a la fuga Los funcionarios tuvieron que efectuar disparos intimidatorios para que el individuo, fuera de sí, parara cia y ella de Baracaldo (Vizcaya) Ninguno tiene antecedentes, pero no resultó sencilla la comprobación. Según ha trascendido, ambos habrían consumido cocaína y algún otro estupefaciente, además de alcohol. El conductor tiene antecedentes psicológicos o psiquiátricos y había dejado de tomar la medicación prescrita. De hecho, lo primero que tuvieron que hacer los agentes tras detenerlo fue avisar a un médico por la alteración del individuo. El delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, también se pronunció en el mismo sentido y dijo que las prime- ras declaraciones del detenido evidencian un notable estado de nerviosismo cuyas causas habrá que analizar Fuentes de la investigación han señalado que el arrestado había sido despedido recientemente de su trabajo. Con estos mimbres, la pareja se habría pasado los tres últimos días de fiesta sin tregua. El Juzgado de Instrucción de Puebla de Sanabria se ha hecho cargo de las diligencias, mientras que el cadáver de la víctima fue trasladada al Hospital Virgen de la Concha de Zamora y desde ahí al tanatorio de León. El agente tenía dos hijas, la menor de cinco meses, a la que iban a bautizar el próximo sabado BELÉN MOLLEDA LEÓN. Era bastante mejor de lo que debía comentaba ayer por la tarde uno de los primos del guardia civil a las puertas del tanatorio de Serfunle de León, adonde estaba prevista la llegada del cádaver a partir de las diez de la noche, tras practicarle la autopsia. En el interior del tanatorio, permanecía su madre, Josefa López, sin consuelo posible, igual que el resto de sus familiares. El agente Miguel López López, de 37 años, estaba casado con Susana C. y tenía dos hijas, de cinco años y cuatro meses. La pequeña iba a ser bautizada este sabado. López ingresó en el Instituto Armado en noviembre de 1990; primero estuvo destinado en Barcelona, posteriormente en Astorga, y desde noviembre pasado en la Agrupación de Tráfico de León. Ayer por la noche, el delegado del Gobierno de Castilla y León, Miguel Alejo, acudió al tanatorio leonés, a dar el pésame a los familiares y se prevé que hoy el director de la Guardia Civil, Joan Mesquida, asista al funeral. Se celebrará a las siete de la tarde en la iglesia de la Anunciación en el término municipal de San Andrés, al que pertenece Trobajo del Camino, localidad natal del agente fallecido. Hasta el tanatorio, a modo de goteo, se fueron acercando amigos y allegados del fallecido, además de compañeros. Uno de ellos, comentó a ABC, con lágrimas en los ojos, lo excelente persona que era el agente y la mala muerte que le ha dado un conductor borracho y drogado mientras cumplía con su trabajo. Quedó destrozado