Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 11 s 7 s 2007 ABC HORIZONTE Ramón Pérez- Maura Un ministro alemán plantea asesinatos en el exterior frente al terrorismo cen de ésta la carrera presidencial con menos precedentes en Estados Unidos de cuantas se recuerda. Hace ya tiempo que quedó dicho en esta columna que esta elección era la primera desde 1952 en la que ni el presidente ni el vicepresidente saliente serán candidatos. Eso abre mucho el abanico. Añadamos a ello que en el Partido Republicano es la primera vez desde 1972 en que podemos estar seguros de que en el ticket no figurará ni el apellido Dole- -candidato a vicepresidente en 1976 y a presidente en 1996- -ni el Bush- -el padre fue vicepresidente en 1980 y 1984 y presidente en 1988 y perdió la reelección en 1992; el hijo fue elegido presidente en 2000 y 2004. Pero la novedad no está tanto en lo que no hay, sino en lo que hoy sabemos que habrá. Miremos primero a los demócratas. Por primera vez hay una candidata con posibilidades de ser elegida, la senadora Clinton. Lo más lejos que han llegado las mujeres hasta la fecha ha sido a presentarse a la Vicepresidencia Geraldine Ferraro en 1984 con el demócrata Walter Mondale. Reagan se impuso en 49 de los 50 estados de la Unión. ¿Puede una mujer ganar la Presidencia? Su principal rival para la nominación es el senador Barak Obama. Lo más lejos que ha llegado hasta ahora un negro en una carrera presidencial fueron los intentos del reverendo Jesse Jackson en la década de 1980. Y era tan radical que nunca tuvo posibilidades de ser elegido. ¿Elegirían hoy los norteamericanos a un afroamericano Por no hablar del hispano- -a pesar de su nombre- -Bill Richardson, el primero de su comunidad en llegar tan lejos. En el lado republicano la novedad es similar. Rudy Giuliani es el primer italoamericano que encabeza las expectativas presidenciales de uno de los grandes partidos. ¿Sería elegido? Y Mitt Romney, el candidato que tiene uno de los perfiles ideológicos que mejor encajan con la base republicana salvo por una cosa: es mormón, una especie de herejía para los evangélicos. Sólo Fred Thompson puede decir que es el heredero del presidente más querido en el último medio siglo. Incluso es, como Reagan, actor. Schäuble pide detenciones preventivas y UNA ELECCIÓN la posibilidad de matar a terroristas fuera SIN PRECEDENTES del territorio alemán s Los socios de la coalición exigen a Merkel que se pronuncie os elementos exógenos ha- L RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. El ministro del Interior quiere negar móviles e internet a peligrosos potenciales y la posibilidad de detener preventivamente a sospechosos de terrorismo, así como la posibilidad legal de asesinatos selectivos en el extranjero, todo lo que pareció desatar ayer la tormenta interior que se viene aventurando en el seno de la gran coalición de Merkel. Ministro quiere matar a Bin Laden se mofa en portada el alternativo Tageszeitung, mientras Schäuble recusa en sus oponentes reflejos de Pavlov irresponsables ante la cuestión terrorista. Los tales asesinatos políticos supondría tan sólo dar base legal a la hipotésis de localizar el cuartel de Bin Laden y poder lanzarle un misil, dijo. Aseguró haber planteado más cuestiones que propuestas y dijo que no deberíamos hablar de terrorismo como si no nos con- cerniera En los días del reciente atentado frustrado en Londres el ministro advirtió reiteradamente las serias amenazas que se ciernen también en Alemania. La crítica más certera que recibió el ministro fue seguramente que intenta ser un super- Schily e incluso superar a su precedesor el firme ministro socialdemócrata en la coalición rojo- verde de Schröder. Cada vez se le parece más dice el experto de Interior del SPD Dieter Wiefelspütz, en referencia a la reputada mano dura de su correligionario quien ya llegó a amenazar con la muerte a los islamistas. Otto Schily decía en una reciente entrevista con ABC, apoyar en un 99 a su sucesor democristiano, excepción que concernía a la posibilidad de emplear al Ejército también en labores antiterroristas en el interior, mientras Schily aboga por elevar la capacitación de la policía. En referencia cru- Wolfgang Schäuble, ministro del Interior de Alemania zada a España tanto como a Alemania, el que fue abogado de la Fracción del Ejército Rojo en los 70 advertía contra la que considera la mayor arma en manos terroristas a saber la división entre demócratas Pero división o provocación era lo logrado ayer por las decla- AP Las declaraciones del dirigente al semanario Spiegel han provocado toda clase de reacciones políticas raciones al semanario Spiegel según lectura incluso en las propias filas de la CDU. Los Socialdemócratas, que atraviesan uno de sus momentos de mayor desorientación, recogieron en cambio la baza y el vicecanciler exigió a la canciller que tomara partido Debe expresar claramente lo que quiere dijo Müntefering de Merkel, a la que se acusa de darse al éxito exterior mientras sobrevuela la auténtica política interior como si fuera un árbitro y no la jefa de la coalición. Los analistas recuerdan que Schäuble siempre fue considerado una cabeza equilibrada, ningún temerario capataz las últimas propuestas mostrarían hasta qué punto los límites se han desplazado en tiempos de incertidumbre. La prensa apunta que nuevas leyes no dan seguridad, no habrían impedido los atentados de Nueva York, Londres y Madrid, no disuaden a los terroristas dice el Kölnische Rundschau, que sugiere mejorar las capacidades policiales como alternativa más viable En este sentido se manifestó también el secretario general del SPD acusando a Schäuble de paralizar al través de la policía planes antiterroristas de la coalición, mientras la dirigente verde Claudia Roth pidió la dimisión del ministro. Schäuble insiste en que la seguridad es condición para la libertad pero el Berliner Morgenpost recuerda que se debería concienciar también de que siempre habrá un riesgo en una sociedad abierta y libre Pólemica en Alemania Al Qaida amenaza a Brown con más atentados en el centro de Londres EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. El número dos de Al Qaida, Ayman Al Zawahiri, ha lanzado una amenaza contra el Reino Unido por elevar a caballero (uno de los títulos que concede la Reina) al escritor de origen indio Salman Rushdie, para quien en su día el régimen de los ayatolás iraníes pidió la muerte por su obra Versos satánicos En un vídeo en webs islamistas, Al Zawahiri califica de insulto al Islam esa distinción a Rushdie y advierte que se está preparando una respuesta muy precisa Dirigiéndose al premier Gordon Brown, dice que la estrategia británica en Oriente Medio ha traído tragedia y derrota sobre ti, no sólo en Afganistán e Irak, sino también en el centro de Londres. Y si no entiendes- -advierte- escucha: estamos preparados para repetírtelo El Gobierno respondió que el título dado a Rushdie fue por su contribución a la literatura y que en ningún momento pretendía ser un insulto al Islam ni al profeta Mahoma Las fuerzas de seguridad británicas han tomado nota de la amenaza, en un momento de especial presión al saberse que supieron de las actividades del líder de la conspiración del 21- J, al que llegaron a detener en una ocasión pero no le sometieron a un seguimiento. La revelación, que trascendió tras el veredicto de culpabilidad de los cuatro principales implicados en los ataques frustrados del 21 de julio de 2005, ha provocado controversia y los conservadores reclaman una comisión de investigación. Muktar Said Ibrahim, culpable de conspiración para matar junto con otros tres terroristas, cuya condena se fijará hoy, invitó a miembros de su grupo a ir en mayo de 2004 a un campo de entrenamiento de Inglaterra, donde las fuerzas antiterroristas les fotografiaron. En agosto de 2004 otras fotografías le captaron en un sermón en una radicalizada mezquita de Londres. En octubre fue detenido por distribuir literatura extremista en el centro de la capital. No sólo no se presentó ante el tribunal por ese delito, sino que en diciembre de 2004 marchó a Pakistán. Localizado en el aeropuerto de Heathrow, la Policía le dejó partir, aunque Ibrahim y dos amigos llevaban miles de libras, un equipo de socorro militar y un manual sobre balística. En Pakistán coincidió en un campo de Al Qaida con Mohamed Sidique Khan, líder del 7- J. Aunque esta información no la conocían las fuerzas de seguridad, tampoco se centraron en su seguimiento a su vuelta. Comisión investigadora ABC. es Más información en Visiones del Mundo en abc. es ramirovillapadierna