Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 11 s 7 s 2007 INTERNACIONAL 35 Bush pide tiempo para Irak, acuciado por las críticas republicanas y los peores sondeos Junto a las solicitudes de retirada de los demócratas, senadores de su partido exigen un replanteamiento radical de las responsabilidades del Pentágono PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Ante los esfuerzos para imponer una fecha de caducidad a la costosa presencia militar de Estados Unidos en Irak, el presidente Bush insistió ayer en que no piensa doblegarse a las presiones políticas redobladas por las crecientes dudas entre los parlamentarios republicanos ante la costosa e impopular gestión bélica de la Casa Blanca. Según Bush, los niveles de tropas en Irak serán decididos por nuestros comandantes sobre el terreno, no por figuras políticas en Washington El presidente, ante una respetuosa audiencia en Cleveland y pese a que el último sondeo Gallup publicado ayer le asigna un nimio 29 por ciento de respaldo popular, insistió en que el Congreso debe esperar por lo menos hasta el 15 de septiembre para comprobar la efectividad de los refuerzos ordenados en enero. Argumentando que él nunca pondría en peligro la vida de soldados estadounidenses de no creer firmemente en que al final vamos a prevalecer Además de repetir que la seguridad de Estados Unidos depende de lo que ocurra en Irak. de los objetivos fijados en materia de reformas políticas o económicas a tenor del borrador del informe que circula por Washington. Esta lista de deberes está sobre todo dirigida a contener la violencia sectaria. Con la obligación de que el gobierno iraquí, entre otras cosas, comparta sus ingresos petroleros con los diferentes grupos étnicos y religiosos del país, facilite la integración política de personas asociadas con el régimen de Sadam Husein, organice elecciones locales y facilite sus propios efectivos para la ofensiva de seguridad acometida por la Administración Bush. Teóricamente, la falta de progreso de las autoridades de Irak podría ser sancionada con recortes en la ayuda facilitada por Estados Unidos. La Casa Blanca intentó ayer limitar las expectativas sobre este anticipado informe. Tony Snow, el portavoz presidencial, argumentó que los 30.000 soldados adicionales no han hecho más que ser desplegados en el teatro de operaciones iraquí, con sólo dos semanas de margen de maniobra. Insistiendo en que los parámetros establecidos para medir el progreso son una herramienta para triunfar en Irak y no una excusa para salir cuanto antes de Irak. La entrega de este pesimista informe va a coincidir con las deliberaciones en el Senado sobre un presupuesto militar por valor de 649.000 millones de dólares. Oportunidad que los demócratas quieren volver a aprovechar para introducir múltiples enmiendas rechazadas por la Casa Blanca pero que abarcan desde rescindir la autorización inicial para el uso de la fuerza en Irak hasta una obligatoria retirada de tropas en cuestión de 120 días o garantías de que los militares estadounidenses pasen tanto tiempo en casa como en zonas de combate. Varias propuestas republicanas en circulación no llegan hasta el punto de una inmediata retirada tropas pero exigen en un replanteamiento radical de las responsabilidades del Herramienta, no excusa Objetivos incumplidos Dentro del calendario de explicaciones que la Casa Blanca está obligada e ofrecer sobre la situación de Irak, durante esta semana se espera la entrega al Congreso de un informe preliminar sobre los logros obtenidos en 18 puntos concretos. De acuerdo con fuentes oficiales citadas por la agencia Associated Press, el gobierno de Irak no habría cumplido ninguno AFP Beirut, un año después El 14 de julio del año pasado, dos días después de que Hizbolá matase a varios soldados, la aviación israelí bombardeó los feudos de la milicia chií en los suburbios del sur de Beirut causando decenas de muertos. El ataque abrió además un cráter en una calle de la capital que ayer (como se ve en las imágenes) funcionaba con normalidad El gobierno de Irak no habría cumplido ninguno de los objetivos fijados en materia de reformas El último sondeo Gallup asigna a Bush un nimio 29 por ciento de respaldo popular Pentágono en Irak. Con la insistencia de que los 155.000 efectivos estadounidenses empiecen a concentrarse exclusivamente en el entrenamiento de las fuerzas de seguridad iraquíes, la lucha contra Al Qaida y la protección de las fronteras. Pulso parlamentario Para los demócratas, la mejor forma de lograr avances en Irak es empezar a sacar tropas y forzar una mayor cooperación del gobierno de Bagdad. Idea que la Administración Bush intentó contrarrestar en- viando ayer a su plana mayor al Congreso. En este pulso de persuasión parlamentaria, la Casa Blanca volvió a contar con la ayuda del senador John McCain, recién llegado de un viaje de inspección a Irak. En una primera intervención ante el pleno de la Cámara Alta, McCain afirmó que existen signos de progreso a pesar de los niveles de violencia en Bagdad, pidiendo más tiempo para que la estrategia actual pueda demostrar su efectividad. En este sentido, el general David Petraeus- -el nuevo comandante de las fuerzas de Es- tados Unidos en Irak- -manifestó a la BBC que la ofensiva en curso está ofreciendo resultados positivos pero que el esfuerzo de combatir a la insurgencia no es una meta que se pueda lograr a corto plazo. Según el oficial, no sé si será una cuestión de décadas pero la media de las campañas anti- insurgencia suele ser de nueve a diez años ABC. es Informe sobre el conflicto iraquí en abc. es internacional