Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Los partidos preparan ya las elecciones generales MIÉRCOLES 11 s 7 s 2007 ABC El PP retrasa hasta después del verano la entrada de caras nuevas Rajoy dice que dispone de un equipo extraordinario infinitamente mejor que el de Zapatero s El ratista Juan Costa se perfila como responsable del programa CRISTINA DE LA HOZ MADRID. Los que esperen novedades de calado e incorporaciones en el PP habrán de resistir hasta la vuelta de vacaciones, según el calendario que se ha marcado el presidente nacional del PP, Mariano Rajoy. En un almuerzo- coloquio organizado ayer por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) en el Hotel Palace de Madrid, Rajoy respondió que se incorporará gente a lo largo del mes de septiembre al ser interrogado sobre los comprometidos fichajes que ya dejó entrever durante la campaña electoral del 27- M. No habrá cambios en el organigrama ni nuevo reparto de responsabilidades, entre otras cosas porque creo que tengo un extraordinario equipo y gente con una enorme capacidad y preparación, seriedad y formalidad y cumplidor de su palabra aseveraciones que vienen a descartar, además, la celebración del XVI congreso nacional antes de las elecciones legislativas. En definitiva, subrayó, tengo gente de sobra para hacer un Gobierno infinitamente mejor que el del PSOE. Tras esta cerrada defensa de su equipo, aseguró no haber echado en falta no tener apoyos suficientes dentro de mi partido donde su liderazgo se mantiene fuerte a pesar de que el debate del estado de la Nación no les ha salido todo lo bien que ellos hubieran deseado. En este sentido, agregó que los apoyos le han venido tanto de la mano de la gente que trabaja con él en Génova, y que se dedica en exclusiva a las tareas del partido, como otros desde sus puestos de trabajo ajenos al organigrama popular. tre el equipo económico de Génova hay quien da por seguro que Costa será el coordinador de dicho programa, después de habérselo propuesto Rajoy en un par de ocasiones, aunque ha pedido tiempo para responder a su jefe de filas. Hombre de la órbita del actual director gerente del FMI, Rodrigo Rato, Costa fue secretario de Estado de Economía y Hacienda, desde la que se hicieron las primeras reformas fiscales de la era Aznar; más tarde ocupó la Secretaría de Estado de Comercio y de Turismo, para acabar siendo titular del Ministerio de Ciencia y Tecnología en sustitución de Josep Piqué. Finalmente, Rato se lo llevó de consejero al Fondo para ocuparse de asuntos relacionados con Iberoamérica. Costa forma parte, además, de la órbita valenciana de la mano del presidente de la Generalitat, Francisco Camps. Experto en cuestiones como el calentamiento global, del que ha hecho documentos para el PP, su perfil encaja con el deseo de Rajoy de dar juego a caras que, sin ser nuevas, han estado alejadas de los aledaños de Génova Ruiz- Gallardón, Zaplana y Acebes, ayer en la localidad de Ermua en los últimos años. En todo caso, el misterio sobre quién asumirá la coordinación del programa- -en las locales y autonómicas se encargó la secretaria ejecutiva del PP Soraya Sáenz de Santamaría- -se despejará, con toda probabilidad, el lunes durante la reunión del último comité ejecutivo nacional del PP antes de las vacaciones de verano, donde nadie duda de que Rajoy pondrá deberes a los suyos. Además, intentará reactivar otros frentes que tenía abandonados, como el de la agenda internacional. A finales de mes tiene previsto viajar a México para entrevistarse con Felipe Calderón, a quien EFE Comité ejecutivo El líder popular reabre su agenda internacional con un viaje a México para verse con Calderón iba a visitar tras las presidenciales hasta que su adversario, Andrés Manuel López Obrador, le organizó una campaña de protesta que estuvo a punto de deslegitimar a las instituciones de aquel país. También tendrá ocasión de mantener contactos con los militantes populares del país azteca, y es que todos y cada uno de los votos que le lleguen serán bien recibidos. Da la casualidad de que el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, también viaja a México esta semana. Jordi Sevilla se inclina por aceptar el reto de renovar el PSOE valenciano GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. El ex ministro Jordi Sevilla se inclina por aceptar el reto que le ha planteado José Luis Rodríguez Zapatero de liderar la renovación del PSOE de la Comunidad Valenciana, según ha podido saber ABC de fuentes próximas, aunque se tomará el verano para acabar de madurar la decisión y pulsar sobre el terreno los apoyos con los que puede contar. Si bien de entrada no era muy proclive a asumir esa responsabilidad, por lo que le supondrá de cambio radical en su vida- -política y familiar- las conversaciones que ha mantenido con Zapatero, con posterioridad a que el presidente del Gobierno le comunicara el jueves su cese como ministro de Administraciones Públicas alegando la necesidad de mantener la paridad en el Gabinete, y con el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, el lunes, así como con miembros de la federación valenciana, han hecho que ahora se muestre más dispuesto a asumir la nueva tarea que le quiere confiar el líder del PSOE. Esta disposición de Sevilla, si se consolida en septiembre, según las fuentes consultadas conllevaría una alteración del Comité redactor del programa Entre los que vienen echando una mano destacan el ex ministro de Ciencia y Tecnología Juan Costa, quien se incorporará con toda probabilidad al comité redactor del programa, tal y como adelantó ABC en su edición del sábado. Es más, en- La aceptación del ex ministro conllevaría un adelanto del congreso, para ir a las generales con un nuevo liderazgo calendario y de la estrategia inicialmente previstos tras el segundo fracaso electoral de Joan Ignasi Pla, que el 27- M se extendió a feudos tradicionales del PSOE. Aunque la idea inicial era esperar hasta después de las elecciones generales, si Sevilla da el paso se celebraría en el otoño un congreso extraordinario para que, siguiendo la pauta marcada por Madrid, Zapatero pueda concurrir a los comicios de 2008 con un partido renovado y nuevas expectativas, en lugar de con una crisis larvada. La apuesta por Sevilla en Valencia y por López Aguilar en Canarias apunta una nueva hornada de barones territoriales de cuño zapaterista