Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es MIÉRCOLES 11- -7- -2007 ABC El Gobierno y el PSOE eluden arropar a la familia de Miguel Ángel Blanco en Ermua Clamorosa ausencia de Carlos Totorica en una manifestación que no era un acto del PP, sino un homenaje convocado por la Fundación Miguel Ángel Blanco M. LUISA G. FRANCO ERMUA. Ni un solo dirigente socialista participó ayer en la manifestación convocada por la Fundación Miguel Ángel Blanco en el décimo aniversario del secuestro del joven concejal del PP por la banda terrorista ETA. Ni siquiera el alcalde de Ermua, Carlos Totorica, del PSE, quien se colocó hace diez años a la cabeza de la movilización ciudadana que reclamaba a ETA la libertad de Miguel Ángel Blanco, estuvo presente en la convocatoria. Si diez años atrás se respiraba indignación en Ermua, especialmente cuando ETA cumplió la amenaza de asesinar a Miguel Ángel Blanco, ayer la atmósfera estaba cargada de escepticismo y de miedo, un miedo que la sociedad vasca se sacudió tras el secuestro del concejal del PP y que ha vuelto a instalarse en las calles de esta localidad vizcaína, a pesar de que el denominado espíritu de Ermua ha traspasado sus fronteras y se mantiene vivo a través de quienes siguen luchando por la libertad en el País Vasco. No había ayer fotos de Miguel Ángel Blanco con crespones negros en las calles de Ermua, ni siquiera en la plaza del Cardenal Orbe, donde su hermana Mari Mar leyó un manifiesto en su recuerdo. En su lugar, una gran pancarta pedía la libertad de Agurtzane y la vuelta de los presos etarras al País Vasco. El entorno etarra se ha adueñado de nuevo de los balcones de la plaza donde hace diez años se clamaba contra la organización terrorista, mientras en las calles y en los comercios, un cartel más discreto, que podría provenir del PSE o del PNV proclamaba que Ermua estaba con el diálogo En medio de esas presiones, los vecinos de Ermua se mantuvieron ayer al margen de la manifestación que recordaba el décimo aniversario del secuestro de Miguel Ángel Blanco. Unos pocos miles de personas participaron, bajo la lluvia, en la manifestación que recorrió las calles del pueblo hasta el cementerio donde reposan los restos mortales del concejal. Muchos de ellos eran jóvenes de Nuevas Generaciones del PP, en las que militaba Miguel Ángel Blanco. La totalidad de los dirigentes del PP vasco, arropados por el secretario general Angel Acebes, el portavoz en el Congreso Eduardo Zaplana y el alcalde de Madrid Alberto Ruiz- Gallardón, estuvieron también en Ermua, donde la hermana de Miguel Ángel dio las gracias al partido del que su hermano era concejal por seguir estando, diez años después, con las víctimas. De hecho, la manifestación de ayer no era un acto de partido, sino de la Fundación Miguel Ángel Blanco, y el PSOE no quiso retratarse en él. Acebes, Zaplana y Gallardón transmitieron un mensaje unánime, antes de iniciarse la marcha, lamentando la ausencia de representantes del PSOE y del Gobierno y reclamando la vuelta a la unidad frente a ETA, que se vivió en Ermua hace diez años. Acebes recordó que lo que pedían entonces los ciudadanos era que no se cediera al chantaje del terrorismo, y Gallardón dijo que a su partido le hubiera gustado compartir la manifestación con otras Jóvenes compañeros Regreso del miedo La madre de Joseba Pagaza y la viuda de Múgica sí estuvieron junto a los padres y la hermana del concejal Acebes recordó que en 1997 los ciudadanos pidieron que no se cediera al chantaje Los padres y la hermana de Miguel Ángel Blanco encabezaron el acto en su memoria EFE