Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo MARTES 10- -7- -2007 ABC Un metal pesado El plomo (Pb) es un metal pesado, el elemento de número atómico 82 en la tabla periódica de los elementos. Es un metal de color azulado, que se empaña al contacto con la humedad hasta adquirir un color gris mate. Funde con facilidad, a 327,4 grados centígrados, y hierve a 1.725 grados. Sus compuestos más importantes utilizados en la industria son tóxicos y capaces de producir envenenamiento por exposiciones excesivas. El mayor riesgo proviene de la inhalación de vapor o polvo, aunque en el caso de los compuestos organoplúmbicos, la absorción a través de la piel puede ser significativa. Los síntomas inmediatos más perceptibles del envenenamiento por plomo son dolores de cabeza, vértigos e insomnio. En los casos agudos, se presenta estupor, que puede progresar hasta el coma y la muerte. Se usa en pinturas, gasolinas, acumuladores, soldadura y municiones. La contaminación ambiental derivada del tráfico neoyorquino contiene actualmente unos bajos índices de plomo AFP Establecen un vínculo entre niveles de plomo en la infancia y delincuencia Muchos especialistas creen que esa relación explica la mejora de los últimos años en seguridad registrada en las grandes ciudades de Estados Unidos PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. En los delicados momentos electorales a los políticos de casi todo el mundo les gusta presumir de logros en materia de seguridad ciudadana y efectividad en la lucha contra el crimen. Estados Unidos no es una excepción. Pero un creciente número de investigaciones coinciden en plantear la posibilidad de que el descenso en delincuencia logrado en grandes ciudades como Nueva York no depende tanto de las autoridades como de los esfuerzos por controlar la exposición infantil a dañinos niveles de plomo. Rick Nevin, economista de Virginia, se ha convertido en un abanderado de estas teorías al establecer una completa serie de vinculaciones estadísticas entre plomo y delincuencia en diversos países, no sólo Estados Unidos. Con descensos en crímenes violentos de más del 50 por ciento, que Nevin atribuye a los esfuerzos por limitar la contaminación por plomo a través de estrictos límites en gasolinas, pinturas, cañerías y otros productos de consumo. Según los análisis de Rick Nevin, recogidos por el Washington Post la mejor prueba sobre estos vínculos se encuentra en los efectos después de que cada país haya limitado el uso del plomo en diferentes momentos y circunstancias. Reducciones pese a las cuales, el economista ha sido capaz de documentar en todos los casos significativas variaciones en contaminación y delincuencia en cuestión de dos décadas. Llegando a establecer correlaciones entre la actual inseguridad de ciertas partes del mundo, como en Hispanoamérica, con el pertinaz consumo de gasolina con plomo. Con todo, no hay carencia de teorías que aspiran a explicar la notable reducción registrada durante la última década en las tasas de criminalidad de Estados Unidos. El economista Steven Levitt y el periodista Stephen Dubner, en su comentado libro Freakonomics han llegando a plantear la hipótesis de que la legalización en 1973 del aborto ha reducido el número de hijos no deseados- -con mayor propensión hacia la criminalidad- mientras, otros especialistas señalan a factores que abarcan desde los cambios demográficos hasta el impacto logrado con mayores penas de prisión. Sin embargo, el factor plomo ha sido asumido también por especialistas médicos como el doctor Herbert Needleman, profesor de Psiquiatría y Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh. A su juicio, cuando el plomo en el medioambiente encuentra la forma de meterse dentro de un cerebro en desarrollo, interfiere con los mecanismos neuronales responsables de regular los impulsos, lo que puede llevar en la adolescencia a comportamientos an- Efectos neurológicos del plomo sobre los niños Sin llegar a establecer un nexo determinante entre los altos niveles de exposición a la contaminación por plomo durante la infancia y el aumento de las tendencias antisociales, el profesor Antonio Plá Martínez, del Departamento de Medicina Legal y Toxicología de la Facultad de Medicina de Granada- -una de las máximas autoridades científicas españolas en contaminación por metales- refleja en sus trabajos las perturbaciones del sistema nervioso, los daños cerebrales, la disminución en las habilidades de aprendizaje y las perturbaciones comportamentales en la infancia, con el desarrollo de tendencias agresivas, comportamientos impulsivos e hipersensibilidad, como algunos de los efectos neurológicos producidos por el plomo. En el caso de la exposición al plomo por parte de las mujeres gestantes, el metal accede al feto a través de la placenta, y puede causar serios daños al sistema nervioso y al cerebro de los niños. El profesor Plá considera que Estados Unidos posee una metodología perfectamente elaborada y contrastada en la evaluación de los accidentes tóxicos y de los riesgos ambientales, a través de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) y del Registro de Sustancias Tóxicas y Enfermedades Asociadas (ATSDR)