Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos MARTES 10- -7- -2007 ABC Francisco Ayala y el nuevo ministro de Cultura, César Antonio Molina, amigos hace más de treinta años, compartieron ayer algunos recuerdos FRANCISCO SECO Ayala: Mi querido ministro La primera parada de César Antonio Molina, en su recién iniciada carrera como ministro de Cultura, fue la visita a su gran amigo Francisco Ayala. El escritor no dudó en expresar su alegría y calificar esta visita como un acto de extraordinaria generosidad SUSANA GAVIÑA MADRID. Francisco Ayala no recuerda el número exacto de años que le unen en una estrecha amistad con el nuevo ministro de Cultura, César Antonio Molina. Y éste último acude en su ayuda: Por lo menos, treinta... Por eso, no es de extrañar la gran alegría que demostraba ayer el escritor centenario al ser la primera persona que visitaba el ministro entrante, antes incluso de ir a ver a Rodríguez Zapatero, al que voy a ver a continuación a Moncloa confesaba César Antonio Molina. Y Ayala se lo agradecía con abrazos y con palabras: Es un acto de extraordinaria generosidad, que él- -por Molina- quería además celebrar en la intimidad, pero a mí me parecía injusto y deseaba compartirlo con todos se justificaba al haber traicionado el espíritu original del encuentro. Minutos antes de la llegada del César Antonio Molina, Ayala contestaba a los requerimientos de los periodistas. ¿Cómo definiría al nuevo ministro? A mí no me gusta definir a nadie terció. Destaque alguna cualidad. Necesitaría tiempo para pensar porque son muchas regateó de nuevo a la prensa. Pero cuando se le preguntó si César Antonio Molina sería un buen ministro de Cultura, no lo dudó un instante. Sí. Puede estar bien segura de que será un buen ministro En cuanto al maridaje entre literatura y política que seproduce con el nombramiento de Molina, Ayala afirmó que ha habido grandes políticos que han sido grandes escritores y grandes escritores que han sido malos políticos. Hay de todo En cuanto a la capacidad de gestión del nuevo ministro, demostrada en su etapa al frente del Círculo de Bellas Artes y del Instituto Cervantes, Ayala la calificó de extraordinaria Me pasma la capacidad de trabajo y la capacidad de conectar cosas que parecen inertes y él las ha hecho funcionar Asimismo, valoró muy positivamente la elecciónparaesta cartera de una persona procedente del mundo de la cultura, que conoce muy bien, y sabe con quién se juega los cuartos bromeó Ayala. El encuentro entre ambos- -con la prensa y la esposa de Ayala, Carolyne, como testigos- -fue efusivo, fundiéndose en un emotivo abrazo, acompañado por unas cálidas palabras del escritor centenario: Mi querido ministro... ¡Oh! Te he llamado ministro bromeó. A continuación, César Antonio Molina explicó los motivos de este primer acto: Quería que fuera así porque Ayala sabe lo mucho que lo quiero, y es el símbolo intelectual y el ejemplo de su vida el que de alguna manera me ha regido a mí durante estos años y espero que lo siga haciendo como ministro de Cultura. En este acto quiero simbolizar Ayala: Puede estar bien segura de que César Antonio Molina será un buen ministro de Cultura Molina: El ejemplo de Francisco Ayala es lo que ha regido mi vida, y espero que lo siga haciendo como ministro de Cultura lo que deseo sea mi etapa como ministro: recoger toda esa labor y ese pensamiento suyo y avanzar en hacer algo más allá por nuestra cultura y nuestro mundo artístico e intelectual Molina y Ayala, Ayala y Molina realizaron un viaje por su memoria y sus encuentros, en Nueva York, en Madrid, en Estocolmo; en la literatura, en el cine... Y los puentes tendidos entre ambos: El Instituto Cervantes de esta última ciudad bautizó su biblioteca con el nombre del escritor, y desde hace unas semanas la Caja de las Letras de la sede central del Cervantes custodia parte del legado de Ayala que ha fijado el año 2057 para ser abierta, porque pienso vivir doscientos años bromeó. Si he podido aguantar mi centenario puedo aguantar mucho más Molina hizo balance de su amistad con Ayala, en la que el principal beneficiado he sido yo por lo mucho que he aprendido directamente- -con su conversación- -e indirectamente- -con sus libros- y el escritor volvió a destacar la extraordinaria generosidad de este acto el primero que realiza el nuevo ministro de Cultura.