Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MADRID www. abc. es madrid MARTES 10- -7- -2007 ABC Leganés cambia de gobierno enfrentando a los vecinos El caldeado ambiente del Pleno se extendió a la calle, donde la Policía abortó varios conatos de peleas sPSOE e IU ejecutan la moción de censura más rápida de toda España y relevan al PP tras 22 días MARIO DÍAZ LEGANÉS. Leganés vuelve a estar gobernaba por PSOE e IU, tras ejecutarse ayer la moción de censura más vertiginosa de toda la democracia española, según fuentes del PP regional. Guadalupe Bragado, la más votada el 27 de mayo, sólo ha podido gobernar 22 días, 24 contando la apertura y conclusión de su efímero mandato. El socialista Rafael Gómez Montoya por fin recabó los votos de IU y logró alzarse con el poder tras un caldeado pleno que se extendió a las puertas del ayuntamiento, donde unos 400 vecinos seguían la sesión. La Policía tuvo que abortar algunos conatos de peleas entre partidarios y detractores de la moción de censura, lo que anticipa un ambiente político en Leganés tan bronco como el vivido en la anterior legislatura. A mediodía arrancó el pleno, probable punto y final a una sorprendente situación que se inició el 16 de junio, cuando IU no unió sus 3 votos a los 11 del PSOE entregando el gobierno al PP, el más votado con 12 ediles. Aquel desplante inesperado de IU escoció mucho en el PSOE, pero no tanto para que las direcciones de ambos partidos no exigieran inmediatamente un acuerdo para recuperar Leganés, histórico feudo de la izquierda y quinta ciudad de Madrid (185.000 vecinos) Menos de un mes después, se ha hecho efectivo, según IU tras alcanzar un acuerdo programático total, y según fuentes del PSOE después de que sus ya socios rebajaran sus pretensiones iniciales. El desalojo del PP con una herramienta pensada para castigar gestiones (la moción de censura) ha molestado profundamente a los populares, que estudian si algún resquicio legal les ampara, como anticipó el propio secretario general, Ángel Acebes, y confirmó la ya ex alcaldesa, Guadalupe Bragado. La propia presentación de una moción de censura tras 22 días de gobierno hacía presagiar un pleno caldeado. Los constantes cruces de acusaciones y la polarización vecinal, con manifestaciones a favor y en contra de la moción, aliñaron la tensión. El pleno se desarrolló entre el ambiente enrarecido en las intervenciones de los representantes políticos, jaleados por los vecinos que colapsaban el pequeño salón de plenos y que también se reunieron bajo el ayuntamiento para seguir la moción en pantallas gigantes. En torno a una treintena de policías- -locales y nacionales- -vigilaban para que los vecinos, pertrechados con pancartas o pegatinas, se limitaran a aplaudir, gritar o abuchear las palabras de sus políticos. Tras la proclamación de Montoya como alcalde tuvieron que intervenir para abortar, al menos, dos conatos de peleas, y se sucedieron los insultos entre ambos bandos Durante el pleno, los cuatro partidos con representación (PSOE, IU, PP y los independientes Unión por Leganés) insistieron en sus argumentos de las últimas semanas para justificar o criticar la moción de censura y el veloz cambio de gobierno en la ciudad. El primero en tomar la palabra fue el candidato socialista, Rafael Gómez Montoya, que justificó la moción para censurar la actuación del gobierno del PP, pese a su breve duración. Montoya acusó a Bragado Sostenibilidad y participación, ejes del nuevo gobierno Rafael Gómez Montoya (PSOE) desgranó los grandes ejes de su nuevo gobierno nada más ser investido alcalde: Voy a promover un gobierno trasparente, para las personas, para lograr ciudadanos activos, informados y responsables afirmó. Gómez Montoya se comprometió a lograr un Leganés más moderno, solidario, saludable, justo, solidario, amable y democrático y fijó los cimientos de su gobierno en la sostenibilidad y la participación ciudadana El tenso ambiente del Pleno le obligó a pedir silencio para enumerar sus objetivos, entre los que situó frenar la especulación y promocionar al máximo la vivienda protegida o crear una unidad policial contra los comportamientos incívicos. Bragado (izquierda) al ser sustituida por Montoya (derecha) de mentir en el balance de su gestión y de no querer alcanzar acuerdos porque no quiere gobernar, sólo someter Además, insistió en que con la moción Leganés volverá a ser progresista lo que, a su juicio, han querido los 47.133 vecinos que votaron a PSOE e IU. Después fue el turno de la entonces alcaldesa, Guadalupe Bragado, que calificó la moción de asalto e intento de despojar a los leganenses del cambio de su partido, afirmando que dos de cada tres vecinos quieren que gobierne la fuerza política más votada (el PP) y acusando a los cabezas de PSOE e IU de no tener justificación para la moción. El candidato independiente, Carlos Delgado, también se preguntó qué había cambiado para que el acuerdo que no se alcanzó el día 16 se sellase días después y, como el PP, lo ligó al ladrillo: Urbanismo para IU y suelo para el PSOE, y todos contentos afirmó. Fuentes del PSOE e IU remarcaron que IU dirigirá exactamente las mismas áreas previstas en las anteriores conversaciones, incluida Urbanismo. Éstas son Educación, Infancia y Festejos; Cultura; y la propia Urbanismo e Industria. También dos Tenencias de Alcaldía, la primera y la cuarta. El candidato de IU, Raúl Calle, el más abucheado, mantuvo en que el acuerdo con el PSOE no se materializó el día 16 por dignidad y sí después tras alcanzar acuerdos de programa. Tras el turno de los portavoces la petición del PSOE de votar a mano alzada la moción de censura sobresaltó a algunos, pero como cabía esperar salió adelante y Gómez Montoya fue investido alcalde. Visiblemente satisfecho, recibió la felicitación de su gran Vecinos y diversos representantes políticos colapsaron el salón de plenos de Leganés ÁNGEL DE ANTONIO