Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL MARTES 10 s 7 s 2007 ABC Florentino Portero Irán ha reducido su actividad nuclear, según el OIEA Mohamed el Baradei declaró que si esta tendencia se confirma, su actitud tendrá influencia en futuras acciones ANTONIO SÁNCHEZ CORRESPONSAL VIENA. Irán parece haber empezado a poner freno a su hasta la fecha acelerada intención de dotarse de un programa atómico completo. Desde su sede en Viena, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) informó ayer que las últimas inspecciones muestran lo que se interpreta como una ralentización de los trabajos para producir uranio enriquecido. Este combustible atómico, que en función de su grado de concentración puede alimentar una central nuclear pero también un arma nuclear, está en el centro de la polémica que Irán mantiene con la Comunidad Internacional, que le conmina a que detenga esta actividad. Mohamed El Baradei, director general del OIEA, indicó que se ha detectado una marcada reducción del ritmo de trabajo para alimentar con gas de uranio las centrifugadoras que generan el uranio enriquecido. Aunque El Baradei precisó que no puede hablarse de una paralización a gran escala, sí que se mostró satisfecho con la noticia, calificándola como un paso en la dirección correcta Es más, el Premio Nobel de la Paz en 2005, mostró su esperanza de que Teherán detenga las cascadas de centrifugadoras que funcionan en la planta de Natanz, 200 kilómetros al sur de Teherán. Irán tiene que hacer todo lo posible para salir de una vía de enfrentamiento y entrar en una de cooperación declaró el diplomático egipcio. De esta forma, El Baradei se refería a la creciente tensión entre la república islámica y el Consejo de Seguridad. Desde que el OIEA trasladara hace año y medio el dosier iraní a Nueva York, la escala en declaraciones y acciones ha sido constante. En diciembre de 2006 el Consejo de Seguridad aprobó las primeras sanciones contra el régimen de los ayatolás. Desde entonces, las exigencias para que congele su programa atómico han sido respondidas por Irán con un redoblado esfuerzo para alcanzar la producción de uranio enriquecido a escala industrial. Por eso, la aparente desaceleración de sus esfuerzos nucleares pueden ser un primer paso para que el pulso se relaje. De hecho, El Baradei no dejó de asegurar que si esta tendencia se confirma, la actitud iraní tendrá su influencia en la futuras acciones. No por nada, Francia, Reino Unido, Estados Unidos, China, Rusia- -miembros permanentes del Consejo de Seguridda- -y Alemania discuten la aplicación de una nueva tanda de sanciones económicas si el Gobierno iraní no ceja en su actitud. Hace tiempo que El Baradei opina que la pretensión de Occidente de que haya cero actividad nuclear es contraproducente y ha sido superada por los acontecimientos. Por contra, el director del OIEA plantea concentrar los esfuerzos en evitar que Irán sea capaz de generar combustible atómico de forma masiva y, lo que sería peor, sin el control internacional. Esta semana una nueva misión de inspección del OIEA viajará a Irán para constatar hasta que punto el régimen islámico está desacelerando sus experimentos atómicos. Teherán comienza a hacer túneles junto a la central atómica de Natanz P. RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. La repentina actividad tuneladora observada por satélites espía en torno a las instalaciones nucleares iraníes situadas en la zona montañosa de Natanz ha redoblado las preocupaciones internacionales sobre el programa de enriquecimiento de uranio en el que se ha embarcado el régimen de Teherán. Entre especulaciones de que la teocracia de Irán estaría intentado evadir un hipotético ataque aéreo enterrando las partes clave de su programa nuclear. Las imágenes, reproducidas ayer por The Washington Post muestran la primera fase de construcción de lo que algunos especialistas consideran como un sistema de múltiples túneles. Proyecto que se habría iniciado a lo largo de los últimos seis meses y que se centraría en excavar bajo una montaña cercana a las instalaciones nucleares de Natanz, además de trazar improvisadas carreteras de acceso. Esta construcción, conocida por el gobierno de Estados Unidos, habría generado preocupaciones en el Organismo Internacional de la Energía Atómica, con sede en Viena. Portavoces de esta agencia de la ONU han confirmado una petición de explicaciones a Irán. Con planes para presionar sobre esta cuestión durante una visita prevista esta semana a Teherán. Si el régimen iraní consiguiera completar esta complejo de túneles, especialistas militares han indicado que se reducen las opciones para realizar un efectivo ataque preventivo. Además de garantizar una multiplicación de las presiones por parte de la Administración Bush, empeñada en evitar que Irán se convierta en una potencia nuclear. El régimen iraní se ha dedicado a enriquecer uranio en sus instalaciones de Natanz durante los últimos cuatro años, creando un producto que pude ser utilizado con fines pacíficos para generar electricidad. Pero que de ser sometido a un enriquecimiento adicional, puede ser aplicado a la construcción de bombas. El túnel observado en Natanz sería similar a otros construido desde hace tres años cerca de otras instalaciones nucleares iraníes, conocidas como Esfahan. Estos refugios subterráneos permitirían una evacuación de materiales y técnicos en caso de que un ataque se considerase inminente. EL VIRUS ISLAMISTA os recientes atentados islamistas en Londres y Glasgow nos sitúan de nuevo ante el reto de comprender la causa por la que un musulmán puede llegar voluntariamente a convertirse en un terrorista. En anteriores ocasiones he insistido en la importancia de restar credibilidad al argumento, tan del gusto de nuestra izquierda, de que la pobreza y la ignorancia abocan al fanatismo. La realidad es que la pobreza y la ignorancia nos acompañan desde el origen de la presencia del ser humano en este planeta y no siempre se ha producido esa conexión. Lo que sí encontramos en países de mayoría musulmana es un sentimiento de frustración por la falta de desarrollo político, económico y social, que ha llevado a estos países al estancamiento. Como reacción se produce una vuelta a posiciones fundamentalistas, culpabilizando de la situación a las formaciones nacionalistas y a Occidente, que supuestamente controla a los gobiernos locales en beneficio propio. Pero el origen de lo ocurrido recientemente en el Reino Unido está en relación con los anteriores atentados de Londres o con el 11- S. Me refiero a la reacción de musulmanes de clase media, en algunos casos con importantes carreras profesionales en ciernes, que han nacido o viven en países occidentales y que sufren un choque cultural. Sus valores musulmanes entran en colisión con los occidentales, o con la falta de ellos, con el relativismo que cada día caracteriza más nuestras sociedades. En esa situación establecen relación con islamistas que les trasmiten una doctrina radical, en la que el choque de civilizaciones resulta inevitable y los actos de los gobiernos occidentales sólo se explican por su sacrílega voluntad de destruir el Islam. De ahí a la acción terrorista no hay más que un paso. Actuar sobre este proceso es en extremo difícil, pero ese es el reto que tenemos ante nosotros. No va a ser fácil, pero si no somos capaces de desmontar los mecanismos por los que los maestros islamistas atraen a jóvenes educados hacia sus filas, entonces tenemos un problema muy serio ante nosotros. L Por el buen camino Esta semana una nueva misión del organismo viajará a Teherán para constatar la veracidad de esta desaceleración REUTERS La niña nigeriana secuestrada, con sus padres La niña de tres años secuestrada el pasado jueves en Nigeria, Margaret Hill, volvió ayer a abrazar a sus progenitores, en la imagen con su padre Mike Hill, después de que sus captores la dejasen en libertad. La madre de la niña declaró que los secuestradores se pusieron en contacto con ella y le pidieron un rescate